martes, 18 de agosto de 2009

El valor de la respuesta

Te pregunto y
me miras sin apartar la mirada.
Sostienes mis pupilas en tus pupilas
con el valor de aún sentirme muy cerca.

No callas ahora y
a pesar de la vida con
a pesar de los silencios,
me dices que me quieres.

1 comentario:

__Ángeles dijo...

Inspirarse en tí es tan fácil que siquiera
una mancha expresa la verdad de mi escritura,
como una mariposa que en tus labios pudiera
rozar la existencia de presentes y locuras.

Inspirarse en tí abunda en todas mis esquinas
en un bar perdido entre mesas de arrabales,como el rojo espesor que a una lágrima en tu pupila
soslaya mi pulso de estrofas y cantares.

Inspirarse en tí es tan simple que sin duda
valdrian mil prosas para expresar tus universos,
amor que me llegas sin candados ni ataduras
en la plena libertad de gozarte entre mis versos.