sábado, 27 de noviembre de 2010

Domingo

Hay un lugar en mi pensamiento que me resulta ser el paraiso donde quiero estar. Se me escurre como el jabón de cuando era pequeño y de joven soñaba con ese lugar ya perdido. A veces me sorprendía de grata manera y no saben ustedes lo mucho que lo disfrutaba. Adoro cada momento que viví y sin el, quizás no soy quien soy. La cosa es que pasados los años he aprendido a estar en una calma aceptable y esa busqueda de tal felicidad sigue siendo un misterio que no se deja seducir de cualquier manera. De vez en cuando me sugiere cosas de una forma muy sugerente en cambio, otras no le agradan para nada mis errores y se enfada conmigo con un sentimiento o con esa vocecita tan frágil que tiene... Por todo ello sigue mis pensamientos y mis sentimientos e interviene cuando lo ve preciso.
Esta tarde de música y de frío, de soledades,pensamientos íntimos y de calefacción, me resulta muy agradable mi monólogo de compañía. Red House Painters tocan y cantan melodías que me despiertan lo mejor de la tarde y como siempre, navego por ese mi mundo interior que me recuerda tantas cosas... Desearía que mi amigo íntimo de tantas cosas vividas, siga llamandose Domingo...

1 comentario:

M1gu3 dijo...

me ha encantado, a veces pongo mi musica o la radio y me hace pensar en todas estas cosas