miércoles, 30 de junio de 2010

Todo cambia en caminos que se unen

El movimiento es algo en verdad tan maravilloso como sinónimo es de vida. Todo lo que se mueve ha de estar vivo de alguna manera: El viento soplando entre las ramas, la tierra girando sobre su eje, los corazones latiendo al unísono con las melodías de la belleza y la eternidad, el agua que recorre caminos y cambia de pequeños lagos a grandes océanos. Todo siempre en constante movimiento, siempre preservando la vida. El pensamiento es nuestra revolución interior. Pensamos cosas de lo más variopintas que van desde lo más sencillo hasta lo más enrevesado. Viajamos con un contador de tiempo en la muñeca de nuestra mano y sentimos el paso del tiempo para hacernos la misma pregunta sin respuesta: ¿Al final de este día que me sucedió?. Esta noche la Osa Polar sigue en el mismo sitio sin variar su posición. El sol amanece a la misma hora y en el mismo lugar pero nosotros tenemos un camino incierto con puntos suspensivos. Recuerdo aquel sabio de siglos pasados que decía: " ...y sin embargo se mueve". Pienso en los astros del firmamento, las células del cuerpo, los átomos...todo sigue su curso de una manera tan sistemática y precisa... Quiero creer que nuestro camino tiene un destino irrevocable de tal manera que si hoy no nos conociéramos, ya no tardaría el día en que nuestros pasos se dirigiesen al mismo punto. La magia del destino va uniendo el camino de dos que se esperan pero el destino no lo componemos ni tu ni yo. Quizás no nos conozcamos pero es tal la complejidad de este mundo que siempre, de alguna manera, encontramos ese corazón que nos llenará. Todo se mueve y nada es seguro, solo el amor llena de solidez la senda a la felicidad. A veces me pregunto desde esta perspectiva si la vida, el destino o yo mismo facilito lo que siempre busco: Tú sueño y el mío...nuestro sueño.

Erin Sunako y yo

lunes, 28 de junio de 2010

Una lágrima entre un millón

A veces me pregunto si la soledad tiene razón de ser en algunas ocasiones. Hace muchísimo tiempo que no la padecía pero ayer domingo sentí ese desasosiego. Me acordé de mucha gente que vive y va sola por la calle; hombres, mujeres, mayores y no tan mayores que los conozco de vista desde siempre. Ni siquiera se sus nombres y cuando los veo por la calle, su silencio trasmite una peculiar soledad.
En este pueblo vive la gente más variopinta y gracias a mi trabajo me doy el gusto de conocer algunos de sus personajes. Cuando me abren las puertas de su mundo, me quedo poco menos que fascinado por esa riqueza interior. Tengo muchas veces, tantos recuerdos de tantísima gente olvidada... Esta soledad parece que es un virus que se transmite rápidamente conforme va pasando el tiempo pues la gente tiende al aislamiento olvidando las buenas costumbres vecinales. Pero en muchos casos es una soledad aparente y no un sentimiento de desgracia.
En mi caso puedo decir que mas o menos soy una persona solitaria por haber elegido esta forma de vivir. Pero como pueda creer quien me lea, no me siento de ningún modo un desgraciado ni mucho menos. Estos 41 años no los cambio por nadie y no es una vida para tirar cohetes solo, que me siento muy a gusto conmigo mismo. Por eso ayer saltaron las luces de alarma al sentir esa frialdad. Lo negativo aparece por arte de magia trastocándolo todo y me sumerjo en un mar de dudas que antes creía olvidadas pues es un estado donde una lagrima y un espejo te hablan a la cara a veces, solo a veces, cuando buscador tiene ese sentimiento que no tiene razón de ser y que aparece de vez en cuando...

martes, 22 de junio de 2010

De nuevo la música

Comienza un tema musical y afino el oído. Me dejo llevar por esa melodía que arranca mi emotividad y...aparecen las musas. Algo tan sencillo y cargado de misterio como esa llave que abre mi inspiración. Ante mi desfilan infinidad de letras que se mezclan con el sentimiento tal y como mis dedos vuelan siguiendo esa magia. Si algún día me dejara esta virtud de escribir, de saber mirar y escuchar, de expresar lo que nace en mí, no seré nada. Doy a morder mi corazón y se deshace en palabras cargadas de poesía. Amigo lector, te ofrezco lo que pienso un día tras otro y esta llama de fe nunca termina de arder porque creo en lo que hago. Adoro la soledad porque estoy conmigo mismo...tantas cosas interesantes me cuento que escucho todo lo que me digo...de atardeceres y de soledades, de noches y amaneceres en mi azotea como corazón de pluma que se trasforma en palabras. A veces me sienta bien la ropa de diario y de golpe se vuelve de Domingo. Así pues, soy viajero del pensamiento y mi casa se abre de par en par cuando en un vuelo de inspiración, las palabras se perfuman de todo lo que me rodea.

Golondrinas en tu patio

Se repiten como la
memoria emocional
aparece y desaparece.
Con el tiempo vuelves
por esta época
y yo,
con sentimiento
de recuerdos encontrados,
te deseo lo mejor
en tu propio nido...
nido de golondrina.

Para Namyra.

Volverán del amor en tus oídos
las palabras ardientes a sonar;
tu corazón, de su profundo sueño
tal vez despertará.
Todo vuelve te das cuenta?
muchas gracias por el detalle.
Namyra

lunes, 21 de junio de 2010

Juegos del corazón

Doy un paso en
pasos perdidos
siguiendo mi deseo.
Con miedo,
con inseguridad,
buscandote...
y tu,
sabedora de
encantos y
pasos encontrados,
te ríes de mí por
algo natural...

domingo, 20 de junio de 2010

Una golosina compartida

El mundo de todo aquello que me hace vivir se pierde a mi alcance. Me pierdo al doblar cada esquina en muchas cosas que pienso y, de otras que percibo, me embeleso por toda esa belleza que me toca fondo o se pierde hasta perderse por un pozo inalcanzable. A veces estoy inundado de tanta riqueza que percibo y hasta derrocho ese momento por no saber aprovecharlo pero otras en cambio, me siento perdido y hasta un ser desgraciado.
En multiples ocasiones recuerdo a gente que vive en una carrera de metas por alcanzar. Por algún motivo no cesan en su empeño de aprender y hasta es admirable su voluntad por alcanzar ese empeño. La necesidad, la sed, el hambre, el deseo...tantas cosas y todo aquello que requiere una persona, forma una dura lucha por mejorarse y no fracasar en su vida.
Me pierdo en tantos caminos por descubrir que mi mirada se posa aqui, allí, más allá, como un niño que tiene diez centimos y desea mil golosinas con mil sabores distintos en un kiosko. Pero también esta ese niño que se conforma con lo que tiene e incluso, comparte lo poco que tiene. Mi hermano en su bondad me deja anonadado por tener esas virtudes innatas de las que mucha gente como yo, se pasan la vida buscando. La melodía de la sabiduría es un pajaro que canta cosas donde todo aquello que me hace vivir, se pierde a mi alcance...todo aquello que tiene mi hermano Miguel Angel es esa paz que me da un motivo especial para vivir y entregar lo mejor. Esa paz interior con ese valor innato de saber amar, puede que sea lo que yo siempre busqué en mí.

jueves, 17 de junio de 2010

The melody of rhythm...Un gustazo

Debe de ser mala educación admitir que mi vida se mueve gracias al deseo.
Mi deseo corre en todas direcciones con tal rapidez, que persigue un sin fin de cosas materiales y espirituales y quizás sólo eso, sean mis sueños más concientes. La cosa tiene gracia pues en contadísimas ocasiones los deseos espirituales tienen una respuesta inmediata y en cambio, los deseos materiales los pago casi todos con dinero aunque en muchas ocasiones pasan directamente al estado espiritual...
Hoy mi deseo fue comprarme un disco desconocido. Me llamó la atención su carátula y al ver que participaba Zakir Hussain lo compré por 16 Euros. Justo al salir del centro comercial me viene un olor a sándalo, parecia que Hussain comenzaba su percusión en mi oido. La cosa es que también compro una cajita de sándalo y como Zakir no suele defraudarme, mi intuición calma el deseo material y pasa al espiritual. Cada vez que llevo un disco entre mis manos me pregunto si será dinero tirado pero esta vez tuve suerte.
Me ducho, me afeito y me pongo ropa cómoda: comienza el SHOW. Un chelo tocado por Edgar Meyer sin igual da paso a un banjo en manos de Béla Fleck y este, a la percusión de Zakir Hussain. Me encanta ¡¡buen principio!!!. El tema tiene su complejidad y lo sigo con atención y aún así no se a que instrumento voy a dirigir mi atención. Agradezco a mi deseo estos pasos encontrados y me siento pleno en estos momentos. El sándalo inunda mi salón y descubro que la cura de la envidia está en el aprendizaje de escuchar y la capacidad de admiración. De pronto mis deseos espirituales se colman. De nuevo el gusto de descubrir es algo que me alegra muchísimo y me colma de placer pues todo lo que tiene clase, se contagia como el amor más genuino...

jueves, 10 de junio de 2010

Volver a ser

He caminado por caminos sin fin hasta perderme. Recuerdo a Forrest Gump que llegaba corriendo al final de cada trayecto y se encontraba con el océano, se paraba, y volvía a correr en dirección contraria. La gente se reía en el cine y yo no podía reírme de mi mismo. Recuerdo como Forrest corría por una larga carretera siguiéndole un regimiento de personas hasta que dijo: "Estoy cansado. Me vuelvo para casa"...y eso me conmovió.
Las escenas de esta película hacen que vea mi pasado.
Con frecuencia nos pasan cosas graciosas en esta vida. Recuerdo que alguien dijo en mi casa: "Si coges una pila botón y le aplicas los polos de una pila más grande, la vuelves a cargar". Sin apenas escucharlo todo y menos entenderlo, tomé en mis manos aquella pila y la apreté con mis deditos esperando a cargarla...pero todos se rieron de mí.
Al principio, en la escuela, formábamos en líneas perfectamente paralelas y el maestro iba nombrando. Todos decían "presente" menos yo...que decía" Vicente".
Una vez dije que los pasos perdidos son los mejor encontrados y es verdad. No hay nada comparable a lo que de verdad sentimos por muy tonto que sea. La magia del ser no es camino errado sino pilar para seguir creciendo. De aquellos años de infancia yo estaba castigado con mi amigo Raimundo para ir a la escuela los sábados. Pienso que nunca nos debemos sonrojar de lo que realmente somos porque desde la inocencia, tenemos los mejores recuerdos para crecer.
Una amiga me dijo en alguna ocasión que todos somos buenos y yo le dije tajantemente que no. Pero no es así. La maldad es la basura que vamos recogiendo en nuestro camino de tan mala manera, que volvernos a descubrir en lo verdadero, cuesta la vida misma...

martes, 8 de junio de 2010

Esto es imposible

Me enredas
me enfadas...
Me haces dudar
sobre mi,
sobre tí...
Deduzco
pienso
me aclaro.
Hacemos las paces
y mañana y pasado,
otro sin fín...
¡¡QUÉ SUPLICIO!!

lunes, 7 de junio de 2010

Una voz en el recuerdo

Recordaba aquel dicho que pasaba de boca en boca y que nadie escribió jamás. Pasaban los años y las generaciones, llegaban los últimos años de su vejez tal y como zapatos viejos gastados que se resisten a no ser usados más. La casa era un amasijo de recuerdos colgados en las paredes y de adornos en algún mueble. El paso del tiempo era reflejo de infinitos momentos impresos en fotografías; recuerdos de un tiempo que marcaba una fecha casi olvidada y cargados de rostros con sonrisas provocadas para decir que de alguna manera en aquel momento se era feliz. La soledad se adornaba de recuerdos lejanos y olvidos de lo que se hizo hacía unas horas. Parecía como si todo lo vivido resultara no tener el don de la perpetuidad, que la vida fuera una película hecha a medida con un final imprevisible. El miedo a la muerte se traducía en continuas visitas al médico por temor a contraer lo incurable y el médico le decía que se cambiaba por el. Las horas pasaban sin saber que hacer. Salía mil veces a la puerta de la calle para encontrar a alguien a quién saludar pero al parecer, aquellos rostros de su calle pertenecían a desconocidos, gente y más gente como venidos de otros sitios. A veces le preguntaba a María su edad y su hija se enfadaba por ser la quinta vez en el día que se la hacía. Comprendía lo limitadas que tenia sus facultades y ponía toda su voluntad en superarlas pero aquel dicho viajaba por el tiempo como algo perdurable. Decía..." La vida guarda el espíritu de lo inmortal y cada persona nace con la capacidad de sentir. Quizás, lo más bello de todo sea lo irrepetible del espíritu humano y...la memoria de saber que se ha vivido". De un tiempo lejano vino el recuerdo de su madre que cuando lo tenía en brazos le susurraba al oído lo que ahora era el espíritu de su recuerdo. Recordar los primeros años de vida en la madurez, era volver a sentir la vida desde la inocencia.

domingo, 6 de junio de 2010

Historia de un bebedor

El silencio de las palabras se llenaba de vino en la barra de cualquier bar. Son miradas que no dicen nada subidas a un taburete que tiene sabor a una dulce soledad. El tiempo, pasaba con ese sentimiento que da el alcohol como si fuera lo más agradable del mundo...
Como cada día, los pasos perdidos se encontraban llenos de melancolía. La soledad buscaba alivio en un Velasco Chacón natural y la vida, se pasaba de mejor manera. El tiempo despilfarraba las estaciones y los años como los recuerdos apoyados en la barra de un antro barato y a veces, el regreso a casa no eran pasos perdidos ni encontrados, tan solo ladeados.
Un día cualquiera, su organismo no quería más excesos y la salud le pasó la factura de una cirrosis hepática. No podía trabajar y encima estaba mal mirado en el pueblo por ser un borracho lleno de nada. Nunca hizo daño a nadie y vivia solo. Cumplía con su trabajo de jornalero y pasaría desapercibido si no fuera por sus tremendas borracheras.
Era verano y por la puerta de su casa salía un hedor nauseabundo. Quizás su olor a muerte dió la alarma de hecharlo en falta y en su entierro, no faltó una corona de flores ni tampoco mi compañía...

sábado, 5 de junio de 2010

Fotografía de Diós rodeado de una cerca en un parque

Mi querido habitante:
Tú que eres tan cercano a mí y a todo el que te busca, apareces rodeado por una vaya con pinchos ladeados... Aún no te dan libertad. Esperas y esperas con la frustración del que se desespera viendo lo que pasa. La senda del tiempo casi te curó las heridas y la lluvia te quitó la sangre ya reseca.
¿No te acuerdas cuando me hablaste aquel día? El buen humor que tenías y lo optimista que eras. Recuerdo cuando yo me sentaba en aquella capilla (en el último banco) y te contaba mi vida y mis problemas sin esperar respuesta. Pero de cada conversación salía como nuevo. No sé qué me dabas. Hoy tu fotografía me dice que llueve sobre mojado para el artista que te modeló...pero me resisto a creer que esa es tu actitud frente a la vida. Abriste las puertas de mi noche y la sabiduría que deshilabas se impregnaba en mi corazón. Sentía que me querías y ya nunca jamás he temido de ti. De sobra sabes que no soy santero ni devoto de las iglesias y curas... que sólo creo en ti y a ti te espero. No conozco tu voz pero sí el idioma de tu corazón. Soy afortunado en ti.
El día que nos volvamos a ver, mi noche se abrirá de nuevo; ese fondo de mi corazón que tan en silencio está y que llenas de luz.
Lo más bello de este mundo está delante de un madero y a la vista de quien lo ha sentido, o sólo tiene fe en Dios, porque sabe que él, está en él.

jueves, 3 de junio de 2010

Sonidos de silencio

.

COMO UN INSENSATO
PUSE MI DEDO EN TU
HERIDA
CON MIRADA PRUDENTE,
NO DIJISTE NADA.

A quién calla
con toda la razón del mundo...

martes, 1 de junio de 2010

Presente es sentir

Me angustié por lo que no tenía. Deseé sueños que parecían inalcanzables y me perdía en un mundo de complejos. He buscado la verdad y la mentira pero sólo tenía dudas existenciales. Me he preguntado infinidad de veces cosas tan simples que te harían reir y con todo ello, me he creado un mundo interior que ahora adoro. Abrir y descubrirse a uno mismo es la aventura más maravillosa aunque las espinas de la vida se claven en el corazón. Sentí el amor de una forma tan honda que no me he curado de mi romanticismo y...también he odiado por cosas que solo dan dolor. El laberinto de lo que fuí me ha llevado a comprender cosas y a descubrir mis virtudes; apreciarlas en su medida y sentirme más cercano a tí. Anhelé vivir el segundo a segundo con felicidad perdiéndome por caminos de pasos perdidos y aún hoy me dice la gente que vivo en el pasado cuando escribo una cosa que, no creo que sea del todo cierta. Disfruto escribiendo en todos los tiempos de mis verbos y además me paseo en todos los estados de mi ánimo con tanta libertad que soy feliz de una manera consciente y poco precavida. Gracias a este texto de pasado, presente y posible futuro, me he recreado con cariño por lo que soy en realidad. Mis pasos encontrados están en tu mirada y la mia pues nuestros ojos se pasearon por un texto lleno de presente y cargado de cariño ya que este sentimiento, siempre es y será ahora...