lunes, 28 de febrero de 2011

Sinceridad

.

Qué miedo puede tener tu profundidad si
nacen flores en tu voz y en tu mirada.

Qué miedo puedo tener de mí abismo si
me despiertas amor en la negra hondura...

Con qué claridad me miras.
Con qué luz te comprendo.

domingo, 27 de febrero de 2011

Escuchar y aprender

Hoy me cerraron la boca por meter la pata hasta no se sabe donde. Mi silencio me hizo sentir una profunda humildad y miré el fondo de mi corazón. Antes de todo ello, me enfadé con esa persona por contradecirme en mi razón y pasados unos minutos, lo agradecí por abrirme los ojos a esa metedura de pata tan garrafal.
Esta tarde, vuelvo a recordar lo bién que nos sentimimos por admitir nuestros fallos y muchas veces, después de llorar, parece que por un momento somos más nobles de corazón. Esta tarde, he sentido miedo de mi mismo porque lo que más me aterra en esta vida no son las meteduras de pata sino, la falta de razón; aquello que parece verdad a carta caval y no lo es. Ese miedo, solo me lleva a escuchar y apredender de los demás en ese intento de ser más humilde con mi razón...

viernes, 25 de febrero de 2011

Cerrar los ojos, ver imágenes, volver a sentirte...

Recrearse en la imaginación tiene para en mi un punto especial de magia. Recuerdo una de mis primeras cintas de jazz donde ponía una historia a cada tema tan plagado de imágenes que, corrían por mi mente como si formaran un cortometraje hecho a medida. A veces, los recuerdos se dan un baño de frescura y aquello que viví, vuelve a nacer por guardar ese sentimiento restaurador de cosas viejas. Ahora, con mis cientos de CDs de sonido digital, aun rescato esas primeras grabaciones que tanto me hacían soñar. En un momento, más que verme, me siento y me cuento cosas que me hacen vivir en primera persona como si volver a esos tiempos, mi vida interior forjara una riqueza duradera e inolvidable...
Encontrarse en la soledad y darse ese baño de todo lo que somos y fuimos es algo tan recomendable como sano. Mucha gente dice que se siente fea, que no se gusta por tener un corazón herido de gravedad y me resulta imposible creer en la pérdida absoluta de todas esas cosas que son tan importantes. A mis años tengo el defecto de no poder calcular el valor y la importancia que tiene todo esto y si por alguna circunstancia mi vida cambiara por algo más práctico y lucrativo. En muchos aspectos me considero un memo por tener esa ignorancia matemática y ese desprecio por todo aquello que no llena el corazón y por más vueltas que le doy al asunto, es como si una parte material de mí no despertara de una larga hibernación.
Si cerrara ahora mismo los ojos, un aluvión de imágenes plagarían mi mente como hace la imaginación con un niño pequeño. Si cerraras los ojos y te disfrutaras de esa misma manera, Telecinco cambiaría su programación...

lunes, 21 de febrero de 2011

La huella de un sentimiento

Aprecio treméndamente lo desprevenido y lo expontáneo; cazar a una persona en ese momento, sería como sacarle las tripas a la sinceridad de su corazón y también quizás, a lo más hermoso que lleva por dentro...
Muchas veces tomamos decisiones o tenemos un impulso que nos hace actuar de alguna manera casual y es entonces cuando el corazón no nos engaña. Cazar ese momento al intante dice muchas cosas de nosotros y asimilarlas es cuestión de madurez. Jamás en nuestra vida podremos conocernos al completo y he de advertir que estamos llenos de unas cosas buenas y otras malas. Siempre, ese sentimiento de cometer un acto puede durar un instante sin embargo, si estamos atentos a el, podemos sacar en claro una porción de nuestra personalidad. Me hace gracia el tener que estar atento a ese momento porque el pensamiento, al contrario que el corazón, tiene engaños por quitarnos de en medio lo que no queremos ver. Profundizar en nosotros mismos con el valor de aprender, tiene para mí un mérito enorme...
He pensado muchas veces en el miedo y en el valor cuando una persona desde su nobleza quiere conocer la verdad. El crecimiento personal tiene su época y con todo mi dolor, he de admitir que caducamos en nuestras facultades. Cada persona y cada cerebro poseen unas facultades que con el tiempo merman y aún así, nunca dejamos de crecer. ¿Podemos darnos por fracasados? NUNCA.

viernes, 18 de febrero de 2011

No me gusta el carnaval diario

Hace un tiempo un médico me dijo que nuestra conciencia es como si fuera el goteo de un grifo y nuestro subconciente, algo increíblemente enorme. También me dijo que los humanos sin conciencia nos comportaríamos como verdaderos animales. Cada vez que pienso en ese goteo, me da muy mala espina porque creo que ese grifo debería de abrirse un poco más, tan sólo para permitirnos alcanzar y comprender esas metas de nuestra vida y conseguirlas de una forma más fácil.
La expresión de los artistas choca a veces con su expectador por no comprender su mensaje y puede que ese arte, se valore mucho tiempo después de morir. El título de mi texto va dirigido al enmascaramiento que todos tenemos por ocultar ser quienes somos de verdad. La hipocresía, el miedo al qué dirán, la educación que tuvimos, la falta de seguridad, los complejos, la timidez, la época es que vivimos etc...son tantos los obtáculos que nos imponemos que poder vivir en libertad, es como vencer cuerpo a cuerpo una lucha encarnizada contra la sociedad. Como siempre, los sueños calman nuestros propósitos más íntimos y vivimos en un invernadero que nos protege de algún que otro ser inaceptable...
He pensado mucho tiempo en la felicidad como un fín en mi vida y he deseado tener cosas que creo que merezco. Conforme van pasando los años nos vamos haciendo perros viejos en muchas cosas y al volver la vista atrás, ese pasado nuestro ya no tiene solución. Es inútil compadecerse y al parecer, sabemos poco sobre la forma de llevar nuestra vida. En mi carta a los Reyes Magos, pedí para este año un deseo poco probable que no cuesta dinero y sí un poco de esfuerzo personal. En cada persona siento cosas que me parecen imposibles de superar por limitar su vida sin una solución clara en todo nuestro laberinto diario. Aún así, insisto en que debemos de intentar vencer las cosas más simples que nos estorban por tener el placer de ser quienes somos en un momento de desnudez personal.
No me gusta el carnaval diario. Alguien me dijo una vez que cada uno somos lo que soñamos y cada vez pienso más en ello...

jueves, 17 de febrero de 2011

Los ojos más soñados

En cada mirada hay un sentimiento especial. Recuerdo miles de ellas como espejos de lo que siento; algo que está fuera de la realidad por ser una cosa tán mía, que jamás la olvido...


Tengo un sentimiento especial
La protagonista eres tú
Te siento en tu mirada
Me sientes cuando te miro...

miércoles, 16 de febrero de 2011

Amores que matan

.

No me digas eso, por favor...
Háblame como te siento porque
Si me engañas en mi mentira
Sufriré el doble
No me digas eso, por favor...

martes, 15 de febrero de 2011

De aquellos días hasta hoy

.


Vuelas mi niña en el recuerdo
Me recordaste y te recordé
Te hice mucho de menos en mi vacío
Volví a tus palabras por saber más de tí
Llenaste mi corazón al momento
¿Dónde has estado en tanto tiempo?
Tu silencio es mi reencuentro
Te posas en mí...

La banda sonora de nuestra vida

En cada época de mi vida hay una banda sonora. Cada tema de cada película, me hace soñar con lo que quiero ser por sentirme de esa forma, ¡tán especial!...Soy Kevin Kostner en "Bailando con lobos", Paul Newman en "El golpe", Robert Redford en "Memorias de África"... Sin embargo, adoro todo aquello que sentí en mis silencios más íntimos, cuando descubría cientos y más cientos de canciones que no pertenecen a nínguna película. Cada tema musical en mi memoria guarda un sentir muy especial y a veces, también un momento particular. Este mundo interior de cada pensamiento se nutre de todo aquello que se adhiere a nosotros sin apenas sin tener conciencia de ello. Cada nota musical de cada tema preferido, tienen todo el valor de una banda sonora..." La banda sonora de nuestra vida ".

domingo, 13 de febrero de 2011

Facultades

Poseemos un mundo interior tan extenso en el día a día que apenas nos damos cuenta de ello. Apenas abrimos un poco los ojos, descubrimos cosas nuestras que son interesantísimas además de poseer facultades extraordinarias. Todo ese mundo que ignoramos, aparece en nosotros de una forma muy natural. De vez en cuando, la vida nos sonrie y nos hace un guiño por ver en nosotros la maravilla de percibir y hacer cosas que están fuera de lo común y me refiero a común, al no saber de facultades que ni se conocen en una "realidad cuerda" ni se hablan por no tener conciencia de todo ello. Sin duda, las aptitudes de nuestro mundo interior son algo que nos pertenece por ser algo tan íntimo y personal, que se expande hacia otras personas que poseen la misma gracia. En mi vida, he admirado a múltiples pensamientos y sin darme cuenta, me he descubierto a mí mismo...A veces, mi vida tiene un camino desconocido donde me pierdo sin saber qué cosas me pasan; hallo verdades que me hacen estar más perdido aún y mis dudas, no dejan de buscar respuestas. Es entonces cuando Los pasos perdidos son los mejor encontrados porque en ese intervalo de tiempo, no hay nadie más que nosotros mismos...

sábado, 12 de febrero de 2011

El sabor del mar

Te busqué en libros, almanaques y televisión
Las mujeres más hermosas se bañaban en tí
Mi plato favorito era atún en salsa y...
te soñaba en mis mejores sueños
Un día viajé hasta tí con ilusión
Me lancé a una ola como alma desnuda
Prové tu sabor y no me gustaste...
Poco a poco, paso a paso,
he descubierto sabores que
sólo me gustan en sueños...


Para alguien más allá del mar.

viernes, 11 de febrero de 2011

De lo divino y lo humano, así en la tierra como en el cielo.

Me gustaría tener la misericordia que pido para mis errores pues, me asaltan a veces esas dudas de no calibrar todo aquello que no tiene perdón. Mi forma de actuar crea pecados sin ser intencionados y sin embargo a veces, cometo faltas intencionadas. La maldad en estado puro me hace pensar en el valor del perdón absoluto y en el poco atino de las faltas que cometemos las personas por no saber disfrutar de la vida. La ignorancia de lo que está bién y lo que está mal, tiene una frontera amplísima en cada individuo porque desconoce la pureza de su razón. Me cuesta creer que existen personas apostando por el mal de una forma tan asquerosa y natural que aún así, Diós los perdone por tener la ignorancia de no saber vivir al llegar el final de su vida. Pienso en el valor de la misericordia de Diós y en el valor que nos hace falta para perdonar cosas que son imperdonables...¿Podemos ser jueces sin conocer esa misericordia?. Yo la verdad es que alucino con el pensamiento de lo divino y lo humano...

miércoles, 9 de febrero de 2011

Amor imposible

.

Cómo hacerte comprender
que por muchas vueltas que le dés
mi corazón tiene un precio y
por más que lo intento,
yo no puedo pagar el tuyo...

lunes, 7 de febrero de 2011

Magnífico Durutti Column

.

http://www.youtube.com/watch?v=OEGvzjmUs8Y

Sabor a vinagre

.

Sufre mi ser
mahullando por dentro.
Gatos que arañan las calles
llenas de desperdicios con
niños recién nacidos
que imitan los gatos.
Negra noche de viento frío y
ojos ardiendo a la luna;
de sentimiento que me sangra
por no tener nada de nada...

Mar antiguo

Dejé la estepa
cansado y aturdido;
pasto de la ansiedad
no hay otros mundos
pero si hay otros ojos,
aguas tranquilas,
en las que fondear.
Mar antiguo, madre salvaje,
de abrigo incierto que acuna el olivar.
muge mi alma, confusa y triste;
ojos azules en los que naufragar.
Te he echado tanto de menos
patria pequeña y fugaz;
que al llegar cruel del norte el huracán
no se apague en tu puerto el hogar.
Mar antiguo, madre salvaje,
en tus orillas de rodillas rezaré.
tierra absurda que me hizo absurdo,
nostalgia de un futuro azul en el que anclar.
Triste y cansado, con los viejos amigos
el vino y el cantar;
mientras quede un olivo en el olivar
y una vela latina en el mar.
Viejos dioses olvidados
mantenednos libres de todo mal.
Mar antiguo, dios salvaje
de la encina y del gris olivar.

El último de la fila.

Lo innombrable

.

Son tantos los sentimientos
que me dejaste sin vivir,
tanta la profundidad de recuerdos y
tantos los sueños rotos por cumplir,
que aun sigues en mí.

Por hacer como me sentía,
por ser quién eras en ese tiempo,
vivo por un ideal en mi vida.
Mi corazón guarda un deseo oculto
como algo innombrable.

Sigues siendo tú...

domingo, 6 de febrero de 2011

Fidelidad

Con frecuencia nuestro pasado nos persigue buscándonos y pidiéndonos solución a una chapuza de la vida. Como pieza de un puzzle, mi vida se compone de unas cosas maravillosas y otras no tanto. La razón de ser como soy es resultado de tal cantidad de sentimientos, pensamientos y hechos que son tan imposibles de abarcar que me pierdo... Desde hace mas o menos veinte años, me persigue una imagen a la que le debo mi buen hacer diario. Esa imagen nunca fué impresa y tampoco se reflejó en ningún espejo: Tan sólo, me soñé...
Esta tarde, mi amiga Reme me sugiere que escriba sobre la infidelidad y yo no encuentro mejor motivo que aquello a lo que le debemos desasosiego por traicionarnos a nosotros mismos. Me recuerdo tan joven e inmaduro en esa pesadilla que sólo me importa aquella mirada llena de desolación. Desperté llorando una noche y cuando abrí los ojos, supe que mi presente era el mismo. Mi repulsión a lo despreciable creció de tal manera que empecé a quererme poquito a poco y a remediar esos vacíos que llenaban mi vida. Siempre procuro ser fiel a mí mismo y engañarme lo menos posible pero la inmadurez de aquella época y la poca orientación, hace que tropecemos muchas veces en la misma piedra...No hay nada más hermoso que crecer cambiando unas cosas por otras para ser más feliz y admiro a la gente que tuvo una oportunidad en su educación para ser quienes son.
Mi amiga Reme como todos, se debe muchas cosas perdidas y quizás son heridas que no cicatricen así como de cualquier manera. La recuerdo con los mismos sueños y los mismos ojos llorosos...Me pregunto si mi inocencia y la de mi amiga Reme es algo crónico o también me pregunto si curar la bondad del corazón, es perder lo más genuino. Sin duda, ser fieles a nosotros mismos en el hacer diario cura aquellas heridas que pierden su valor por volver a SER para VIVIR...

Para mi amiga Reme.

sábado, 5 de febrero de 2011

Una espera sin pausa

Aquello que está por suceder se llena de sueños e ilusiones ,de temores y tambien de querer evitar lo que parece seguro. La espera es algo tremendamente atractivo y gran parte de mi vida se nutre de ella. Me imagino de mil maneras diferentes en saber que me sucederá para adelantarme a mi futuro pués el presente, es algo que ya se conoce. Los videntes me echan las cartas en interminables consultas y mi vida desfila por sus predicciones con la esperanza de poder cambiar mi aparente negro futuro. Pregunto a la adivina con miles de dudas que me asaltan y me responden con sucesos inevitables que me hacen pensar en cómo solucionar lo sucesivo al futuro...
Mi vida es una gran película de suspense. El pasado es el resultado de la espera y el presente, algo que me lanza al futuro por desear lo que quizás solo vive en mi mente. El pensamiento parece que son las lineas discontinuas de una carretera que cuando menos lo esperas, se convierten en pasado y el futuro pronto será un presente vertiginoso en el que quizás, nunca pase nada. Parece que el coche está parado y la vida se desliza ante mis ojos como algo que fué, es, y vendrá pues el pensamiento, es aquello que cantaba Aute por no tener nada en qué asentarse...

jueves, 3 de febrero de 2011

Miedo a la oscuridad

Me pregunté si el miedo y la verdad son algo que tienen que ver con el mismo color. ¿Por qué dar un paso en la incertidumbre me crea tal inseguridad que ese color es siempre negro? y ¿ Por qué me siento cada vez mas seguro en la oscuridad por estar más cerca de mí mismo?. En alguna ocasión, ese color me ha dado el placer de vencerlo y sin embargo, el fondo de mi pensamiento sigue siendo tan negro como el carbón.
Como un niño pequeño me desvelo en la noche pidiendo auxilio; huyo de lo irreal como si fuera verdadero y con la claridad de la mañana, me río de mí y de esa pesadilla. Calderón de la barca decía que "La vida es sueño" y Aute cantaba aquello de..." ¡¡Más cine por favor!!. Me río de mis ocurrencias cuando la verdad se aclara de toda esa maraña tan negra pero en esta vida de luces y sombras, no me quedo tranquilo sin encontrara la serenidad perpetua (¡¡que aburrimiento!!)...¿ Se imaginan ustedes un matrimonio sin encontronazos?...yo no me caso con ninguna sin tener muchas cosas sin aclarar, lo siento mucho, que le voy a hacer. Recuerdo mi miedo infantil a esa oscuridad y lo comparo ahora de mayor con tener la seguridad de ser yo mismo al sentirme más gusto con lo que pienso en mi sótano oscuro: parece tétrico pero no lo es. He de confesar que la oscuridad es sabia siempre y que en ella con un poco de búsqueda, se encuentran las verdades más insospechadas y entre ellas, a Dios...Pensándolo mejor, la oscuridad del pensamiento no es de color negro porque pierde consistencia cuando se tiene más seguridad en uno mismo...