lunes, 18 de junio de 2012

2:12:35





Duerme profundamente.
Sueña que velo
tus sueños.

Al despertar,
sabrás que esta noche
se ha hecho amanecer
pensando en ti...

Descansa protegida
tal como se siente
una niña en una nana...



Duerme
de mi mano llevada.









¿Me concedes este baile?







...y que siempre tú, que por mucho
tiempo y lejos estés de mí,
allá en la distancia,
tan cerca de nuestro corazón
por ser cosas de dos...


------------------------------------------


Silencio que
te abres al infinito
como ventana abierta en
mi noche oscura...


------------------------------------------


Hay un rumor que
recorre muchos
caminos anunciándose...

Vuela con
mi sentido y
se expande como
polen de primavera...






domingo, 3 de junio de 2012

El mejor beso de despedida





Comienza un tiempo de silencio.
Con frecuencia necesito más y más soledad y.... mucho silencio. Mi corazón me pide una atención especial y yo, con mimos, lo alimento con buenos echos y mejores intenciones. Esta semana ha sido agotadora para mi.
Durante toda la tarde de este domingo he estado escuchando mi último CD Y ES MARAVILLOSO. Melody Gardot con su hermosísima voz requiere todas mis atenciones y probablemente recurra a su manager para ponerme en contacto con ella...
El silencio de las horas, los minutos y los segundos, se disfrutan con el corazón en calma. Pienso en tantísimas las cosas que debo de resolver, que me gustaría y deseo mucho mi intimidad. Al menos durante una  larga temporada me olvidaría de cosas infinitas y finitas. Si mis deseos se pudieran modelar como lo hace un alfarero con la arcilla y tapar de cemento todos mis agujeros negros, os aseguro que me daban un premio a las mejores intenciones: no está de más soñar despierto mientras los coches y la gente no me atropellen.
El día se va perfumando con la noche. Enciendo mi varita de sándalo y la luz de mi salón se hace más tenue; como pensamientos que flotan en el vacio, el humo hace filigranas imposibles de descifrar. La voz de Melody Gardot baja el volumen y me susurra al oido.
Durante un tiempo, este blog se silenciará...