viernes, 31 de agosto de 2012







Huellas



Huella negra
de tí,
de mí,
del recuerdo...
Tan negra como mi noche.
Tan espesa como el sentimiento.
Tan ligera, que vuelas dentro de mí...

 Eternamente el amor.



domingo, 26 de agosto de 2012






El cielo de mi azotea



Psicosis



De pequeño mi corazón era fácilmente impresionable. Conservo recuerdos como fotografías de escenas en fechas determinadas. Mi sensibilidad en determinadas situaciones, me sigue afectando hoy en día a pesar de los años. En ocasiones, los sucesos que me causan dolor, hacen que huya o desvíe mi atención a otra parte lo más lejos posible. La injusticia contra el ser humano o las escenas de miseria de la gente necesitada, es algo que a veces me puede. Comprender mis sentimientos por medio de la razón hacen de mi una persona más entre millones, pues me permiten intentar comprender de una forma más fiable el dolor y la alegría de la gente. Deshilar los entresijos del pensamiento y llegar a la sencillez de la vida es algo que no tiene precio. Mi motivo de sentirme más cercano a la gente, me crea una conexión invisible con todo el mundo. Siento como nuestra vida se prolonga en otras vidas y ayudamos quizás sin saberlo a que otras personas se sientan bien.
 La enfermedad de la mente es algo que aun se considera taboo. La persona que la padece, nos es fácilmente comprendida por quién la rodea y muchas veces, cae en la marginación social a pesar de tener una de las dolencias más graves que existen... Al entrar por aquella puerta algo me llamo la atención. Mi curiosidad por saber que había allí me hizo pasar. Me adentre en la habitación donde observe muchos recortes pegados en la pared y cada uno de ellos con nombres escritos. En el fondo se hallaba una lámpara con telarañas encimadas donde parecía no haber sino utilizada en muchos años, pero algo extraño sucedió. En el interior pude ver un gran baúl abierto lleno de suciedad. En su interior había varias cartas con diseños espectacularmente atrayentes, de colores llamativos y totalmente en buen estado algo difícil de entender teniendo en cuenta que la habitación se hallaba desierta. Removí la cantidad de sobres que en el arcón había y pude observar una carta diferente…Comencé a leer:
 "Tuve un accidente cuando pilotaba un helicóptero y fallecí. Dios me resucitó y me ha dado el poder de curar a los enfermos. Las calles se llenan de ríos azules de pureza allá donde voy y he llegado al convencimiento de que todo el mundo debe de morir para luego resucitar como yo hice. A través de Dios yo soy la salvación. Las voces de mi cabeza me atormentan de noche y de día pero, yo debo de ser mejor aún porque sufro para quitar el sufrimiento de los débiles. Cada día muero varias veces para salvar a la humanidad y cuando lo hago, experimento un placer infinito. Las ondas de los marcianos me sacuden la cabeza cuando me da el sol. Hablo telepáticamente con la locutora de la televisión y me da mensajes que solo entiendo yo..."
 No pude seguir leyendo. Mi mirada se hizo cristalina y aquella estancia me causaba mucho dolor por sentir tanta miseria. Aquel hombre enfermo se había suicidado unos días antes. Me pregunto si tuvo un mínimo de claridad mental para tener idea de donde estaba metido. Se me hizo un nudo en la garganta y salí rápidamente de allí. Pasadas unas calles en un estado de ansiedad, me doy cuenta de que la carta sigue en mi mano. No se que hacer con ella y decido guardarla. Desde entonces me angustia treméndamente saber hasta donde puede llegar la enfermedad de una persona. Todo aquello que sentía este hombre era su realidad. Mucha gente dice que todos estamos algo locos. Desde que conservo esta carta, la vida ha tomado para mí otro sentido y muy a pesar de todo, sé que Dios existe. Me dan miedo tantas cosas....

 Susana y Buscador

sábado, 11 de agosto de 2012

El color de las cosas



Me rio y lloro por recordar toda esa maraña de pensamientos que llenaban mi corazón. Mi época existencialista se plagaba de preguntas sin respuesta. A veces caía por un pozo sin fondo y me angustiaba tanto la caida, que corría peligro mi salud mental. Mi recuerdo son espejos de imágenes perdidas; imágenes de memoria emocional y lucha por querer vivir sin lastrar cadenas. Es tal la riqueza del espíritu, que mi camino se adorna ahora de todas esas cosas que un día no les di la importancia de hoy. Recuerdo recuerdos de recuerdos, de fantasmas que sentía reales en mi cabeza por tejer telarañas de dudas y más dudas. Los problemas crecían como la mala hierba llevándome por caminos inciertos, de complejos y frustraciones, de aprender del dolor hasta que un día de mayor hicimos las paces. De aquella juventud conservo este escrito. Por aquella época debía de tener unos 16 años...:
 "Suspiro entre el fantasma que me rodea y solo me defiendo cuando todo mi ser se enciende en cólera. Trascurre mi vida en un laberinto dando vueltas siempre al mismo lugar. No soy consciente de la existencia que me pierdo tan solo quiero aferrarme a lo que dispongo en este momento que es poca cosa....¿Qué es la vida? Me pregunto una y otra vez. ¿Por qué estamos aquí? ¿Porqué debo de tener Fé en algo que no sé si existe? Sé que algún propósito me depara el futuro, pero aun no entiendo el porqué de mi existir…Son tantas las cosas que pueblan mi corazón, es tán amargo mi vivir..."
 Uno, dos, tres, cuatro… cerraba los ojos concentrándome contando hasta diez y volvía a repetir.

Una tarde, fui hasta la esquina a comprar unas galletas. Cruce la carretera y para mi sorpresa una luz me hizo que parara. Ahí en medio del asfalto estaba yo, dispuesto a dejar que mi cuerpo se lo llevara dios sin ser consciente que mi propósito no era ese…Muchas veces mis actos tenían una mala conciencia o, quizás, sí, no lo se. Mi realidad se disfrazaba y la vida pasaba en medio de la sin razón y el peligro porque lo real y lo irreal se camuflaban al borde de la locura. La psicosis de soñar despierto cosas irreales y la lucha por alcanzar la decencia de vivir me llevó al diván de un psicoanalista...
Todo se debía a mi tremenda sensibilidad, a ser un superdotado en un mundo donde reina el fracaso...Tengo dolor por ver la imagen de aquel joven. A veces toco fondo por preocupaciones y angustias que son de la gente mayor. Entro en tierra que antes desconocía pero, mi fuerza me impulsa como lo hace un reactor en un cohete pero, aquella imagen, esa que guardo en una edad tan temprana, me duele por sentir la fragilidad que tantas personas tienen en este mundo...y la desgracia de no merecerlo...

Susana y Buscador.


martes, 7 de agosto de 2012

Las lágrimas del pecado




Mi abuela solía mencionar que el pasado ya pasó y que no debería de avergonzarme por nada de lo que viví. Solía decirme que siempre había que mirar hacia adelante, porque los errores, muchas veces son fantasmas que no existen como tales. Mi sensualidad se hizo fuerte y sin fronteras a cada oleada de placer que comenzaba con mi pecho derecho. Mis areolas eran puntas de flecha hacia el cielo de los sentidos y, así hice. Lo más erótico y maravilloso eran mis orgasmos libres de prejuicios; absurdos de pecados banales que coartan la libertad sexual de quien los busca.
Cada noche pecaba enamorada. La sensualidad de mi corazón hambriento se expandía hasta placeres infinitos: Lo deseaba locamente. Las noches ardían a la luz suave de una lampara acogedora.Ese deseo se hacía más y mas fuerte solo con estar a su lado y nada me impedía abrazarlo, poseerle y sentir esa pasión que yo sabía que ya no era pecado.Cada lagrima derramada por el me hizo estallar en cólera, en desconfianza, en celos pero seguía condenada a él. Su miembro en erección era la columna de una catedral y yo me acoplaba a el jadeante y loca al sentir en mi lengua su lengua cargada de mieles.
Cada amanecer, se despedía de mi y yo lloraba como una tonta, deseosa de volver abrazarlo. Mi amor se deslizaba en mañanas y tardes infinitas por esperarle. Cuando llegaba la noche, mi corazón se aceleraba como locomotora sin freno siguiendo sus pasos desde lo alto de la calle...
Un día me dijiste que lo querías dejar, que te habías enamorado de otra chica. Sentí la frialdad, solo eso. Mis días eran oscuros, sin sentido, negros como mi sexo hambriento. Lloraba lagrimas negras como cantaba "El cigala" y mi corazón buscaba un porqué en un mar de dudas y de dolor...Mañana, vendrá mañana, me repetía una y otra vez al borde de la locura...


Susana y Buscador.








Enferma de Amor




Puede ser que el alma del escritor se descubra en sus primeros escritos; cuando describe en sus historias los entresijos de su pensamiento. Entre tus textos, me vi reflejada en el oscuro secreto de sentirme yo en parte la culpable. No fui consciente de que tenía en mi poder la pócima que envenenaría tu pasado ni mucho menos, la que pondría fin a todo tu sufrimiento…... Te busco en cada texto,en cada artículo, en cada relato. El mapa de tu corazón se me abre como un abanico de sensaciones desnudas ante la verdad de mi enigma. Busco esa circunstancia para frenar y hallar todo cuanto quise descubrir pero tan solo me sumerjo en el mundo apasionante de la locura. Tu imaginación y la mía confabulan buscando una verdad y a cada linea, te siento con la palabra deseo.
Hoy fui a la playa donde una vez más al escuchar el murmullo de las olas, el pulso de mis sentidos me hacían sentir la paz interior que locamente buscaba. Te asesine por tener esa paranoia cruel de que siempre me engañabas y solo ahí, pude reconocer el vacío absurdo de mi locura.
 Caminaba por la arena cálida donde sentía...Allá donde nadie te buscó...Recojo el cuchillo detrás de una roca y hiero mis manos para chupar mi sangre y sentirte una vez más a través de mí...

Susana y Buscador

El dulce sabor de lo amargo


De pequeño, la gente moría por causas inexplicables. Todas las enfermedades tenían un nombre muy curioso y cuando no lo tenían, la familia solo pensaba que: "Simplemente ha llegado su fín". Hay una enfermedad que me llamaba mucho la atención creo que era el "dolor del miserere" y yo lo asociaba con iglesias o religión. La verdad es que de pequeño la gente moría, pienso que de forma más natural... Había viejecitos que guardaban cama durante meses y hasta años al cuidado de su familia y todo era natural porque, no se conocía mas medicina que la que había. En mis años de infancia, las mujeres guardaban luto y se vestían de negro durante un año y, había viejecitas que lo hacían durante toda su vida. Recuerdo a mujeres mayores que caminaban a duras penas por mi calle con dolores que le llegaban al alma...hasta que por alguna causa, yo las echaba de menos el día menos pensado porque habían muerto.
 Los hombres y las mujeres de mi infancia, tenian una vida llena de sin sabores y malos tragos. Mi pueblo se llenaba de una forma de vivir basada en el conformismo y la nobleza de ver venir el destino inevitable... un destino que para ese entonces fue muy normal.
 Recuerdo ver pasar los días de mi niñez bajo el respeto y el orden de mi padre y mi madre, y unos coscorrones con sabor de alpargata bien dados que yo, en mi conciencia, sabía merecidos. Muchas noches sentía el dolor de mi madre al llorar por cosas de la convivencia del matrimonio pero, todo eso para mi era un enigma que me llamaba al silencio de tener una educación de no comentar cosas que son taboo. Mis hermanos y yo crecimos al compás de una educación severa y muy respetada porque nuestros padres nos enseñaron en la mejor medida todo aquello que ellos creían saber.
 Ahora, después de los años, la vida se ve de otra forma. Paseo por mi pueblo y me horrorizo del nuevo sentimiento de sus gentes. Los vecinos se distancian aun más y las leyes las sufren hasta los perros para no pasear su soledad... Aprendes que cada tramo de tu existir es un paso más hacia la madurez. Cada año que pasa tu vida es totalmente diferente pero, eran tan maravillosos aquellos años... Ese sentimiento de todo lo que fue y seguirá siendo, vivirá en mi persona y las futuras generaciones que supieron escuchar a los mayores. Espero que la memoria de aquello que son y escucharon alguna vez, nunca se pierda. Nuestros orígenes forman la cultura de nuestra identidad...

Susana y Buscador




domingo, 5 de agosto de 2012

Agonía del caminar




Los pasos del viajero están cansados. Pasan los días infinitos en cada ciudad y en cada pueblo pero, todo es tan extraño a su hogar...Son demasiados los años por caminos infinitos y demasiados los años que aun tiene por andar. Los encuentros de su camino fueron numerosos mas, el destino de lo que vendrá, quizás lo devuelva a casa después de tanto todo. Aunque la nada, le haya servido de lección.
Los pasos del viajero ya están cansados.


viernes, 3 de agosto de 2012

LOS GRITOS DELSILENCIO



    EL  DÍA 23 DE NOVIEMBRE PASÓ ALGO MÁGICO:
HE CONOCIDO A UN ANGEL, NO SE COMO PERO HA DESORDENADO MI SER. DE UN SOLO GOLPE MI CORAZÓN SE ABRIÓ CON LA CERTEZA DE HABER ENCONTRADO ALGO VERDADERAMENTE ESPECIAL. MI VIDA SE TORNO EN UN LABERINTO DE PASIONES Y ENCANTOS: VOLVÍ A SENTIRME VIVA EN MITAD DE LO COTIDIANO.  ES TAL ESTA  DICHA, QUE SOLO ESCRIBO EN MAYÚSCULAS COMO GRITOS CONTRA ESTA SOLEDAD. MI CASA SE PERFUMA DE TU NOMBRE CON UNA SONRISA QUE NO SE ME VA. JAMÁS SENTÍ COSQUILLAS EN MI PECHO, EN MI BOCA, EN MI CORAZÓN, EN MI TACTO...ME ENAMORE DESDE EL DIA EN QUE TE VI Y A PESAR DE QUE EN TU MUNDO NUNCA ENTRE, FORMAS PARTE DE MI VIDA INTERIOR COMO SI DEL CIELO NACIERA UN ÁNGEL CON SEXO MASCULINO PARA CUMPLIR TODOS MIS SUEÑOS. GRACIAS A LA PROVIDENCIA, NUESTRAS MIRADAS SE CRUZARON Y ESTALLO ESA LLAMA QUE SE LLAMA PASIÓN.
ERES UN ANGEL QUE ME CUIDA TODOS LOS DÍAS CON MUCHO MIMO, QUE SE SUBE PARA EL CIELO Y SE PONE FRENTE A DIOS.
EL AMOR LLEGO A MI Y LO PROHIBIDO TAMBIÉN. 
A VECES QUISIERA NO AMARTE TANTO, ODIARTE, DESPRECIARTE; PERO LO UNICO QUE CONSIGO ES QUERERTE. EN UNA OCASIÓN TE PREGUNTE: ¿TU CREES EN LOS ÁNGELES? Y, ME EXPLICASTE COMO ERA EL CIELO Y POR QUÉ CREES EN LO QUE HACES. TE ESCUCHABA Y ESCUCHABA COMO SI RECIBIERA UNA FUERZA SOBRENATURAL; ALGO QUE SE DESCONOCE SI NO SE SIENTE. NECESITABA LLENARME DE TI PERO NO ENCONTRABA LA MANERA DE CONFESARLO, HASTA QUE ME DECIDÍ. - NO LO DUDES MAS VEN CONMIGO, ME  DIJISTES - PERO DESAPARECISTE AL DÍA SIGUIENTE DESPUES DE HACER EL AMOR. AUN ASÍ TE SIGO AMANDO POR TODAS ESAS SEMILLAS QUE FUNDASTE EN LO MÁS PROFUNDO DE MI SER.
¿PORQUE SERA QUE MI AMOR NUNCA SERA CORRESPONDIDO? ¿DONDE ESTAS? ¿PORQUÉ NO VIENES? ¿ME OLVIDASTES? 
HOY FORMAS PARTE DE MI VIDA,  DESDE AQUELLA NOCHE MAGICA CUANDO NUESTROS CUERPOS SE UNIERON EN UNO SOLO, Y TUS PALABRAS MISTERIOSAS HICIERON MECHA EN MI.
SOLO TU Y YO TENEMOS UN SECRETO. EN TI CONOCÍ AL HOMBRE QUE QUERÍA, ERES MI ANGEL  Y EN TI CONFIO.
HOY SOY COMO EL VIENTO QUE VA SIN CONTROL, EL SABER QUE A MI LADO NO PUEDES ESTAR A PESAR DE QUE VIVES DENTRO DE MI, ME ANGUSTIA Y ME DA MIEDO. OTRAS VECES, SIGO ESTANDO LLENA DE TÍ POR TODO LO QUE SENTÍ EN TI.
A VECES, LOS GRITOS DEL SILENCIO BUSCAN UNA SALIDA. ESCRIBO ESTA HISTORIA  Y LLORO, RECUERDO LA PRIMERA Y LA ÚLTIMA PALABRA MENCIONADA  Y SOLO PUEDO DECIR…….TE AMO...

Bambú y Buscador.


jueves, 2 de agosto de 2012






Los pasos del viajero



Con frecuencia pienso mucho en ti. Acompañas mis pasos por toda la ciudad y, te cuento muchísimas cosas:  Mi pensamiento se vuelve en un diálogo irreal. A veces, te sonrío y te imagino sonreir como tantas veces me escuchabas en la distancia y, otras, me emociono porque mi sentimiento es así de incorregible...Si supieras la de cosas que te cuento, confundirías tu corazón con el mìo... Desde hace bastante tiempo no me siento solo. Mi ánimo te acompaña contándome cosas de enamorados, como si mi imaginación emocional, fuera lo suficiente para seguir viviendo ajeno en esta jungla. Adoro todos aquellos detalles que tuviste conmigo y las palabras de todos mis textos , se expanden por ser fruto de lo que alguna vez fuí capaz de sentir. 
Te amo con las huellas del recuerdo...