sábado, 16 de noviembre de 2013

El por qué de la verdad.



Dime el por qué Dios mío. Por qué pido tantos porqués en mi arduo caminar...Por qué existen tantísimas cosas por las que luchar si cuestan la vida misma hallar la solución. Por qué si me separo de tí estoy buscando aun más porqués. Mi amada muy amada sed de saber, mi mejor intención, mi desenlace en este laberinto de hallar un porque y no un por qué.


No hay comentarios: