lunes, 30 de diciembre de 2013

Mi madre


Naciste en una cama ayudada por la comadrona del pueblo porque no había hospital. Por aquella época había mucha escasez y eras la segunda en nacer...Corrían los años 40 y la gente pasaba hambre y muchas necesidades que no se podían costear. Fuiste una niña delgada y alegre, también inocente hasta el día de hoy a tus setenta y tantos. Tu mundo eran tus sueños y también ayudar en las tremendas tareas que suponían tener una tienda de comestibles. Allí se mataban gallinas, pavos, matanzas de cerdos y tantas gentes que venían a tu casa para pagar con lo poco que tenía...Eres parecida a mi en muchos aspectos porque soy tu hijo.
Llegaron los años 60 y conociste a Miguel que se cosía los pantalones con alambre y huerfano de niño que se quedó sin padres por cosas trágicas. Incansable trabajador hasta ahora a sus setenta y tantos...En el 65 nació mi hermana mayor y en el 68, yo. También nací como tu en tu cama y no recuerdo si había hospital en Rute, pero yo nací en la casa donde viví mi infancia. Como tú soy igual de inocente pero lleno de recuerdos que enriquecen el alma. Papa desde mucho antes de yo nacer, era ya taxista porque el abuelo Domingo también lo era y lo enseñó a conducir. Yo nací en Julio antes del amanecer y papa se esperó para saber si era niño o niña antes de volver a Córdoba.
En el 72 nació mi segunda hermana. Con el conocimiento de pocos años me sentía solo en mi casa con mis hermanas porque yo no tenía un hermano varón, cosa que llegó cuando ya tenía 20 años, en el 88.
Has llorado muchas veces delante de mi. Has tenido sueños rotos por esperar de la vida lo que no tuviste. Has tenido desengaños fuertes por ser mujer inocente...Pienso que si fueras de mi edad, te gustaría el Jazz como a mí...me dices tantas veces ¿quién toca eso Domin? y yo te explico. Recuerdo que de pequeña cantabas en los viajes que hacías con el abuelo que se amocionaba con las coplas de aquella época, y hasta te emocionas tu muchas veces por canciones que te llegan al corazón...
Tienes afición por escuchar y aprender. Me dices que la segunda cadena tiene cosas muy interesantes y es verdad...
Últimamente me pregunto si vale la pena tanto sacrificio cuando una persona contrae matrimonio. Ya tengo 45 años y no me considero desafortunado en amor ni felicidad. Todo el mundo se casa o viven en pareja pero, no veo mucha felicidad. Sé que soy egoista pero en ese tema,más bién realista. Hasta hace poco la vida no me sonrió. Me acuerdo de cosas que nos contabas de la gente de Rute y de tanta gente que nos conoce en este pueblo. Me pierdo en recuerdos que saltan en el tiempo como tus piernas lo hacían cuando jugabas de niña....
Esta tarde tocó emocionarme. Mi blogs de confidencias es la historia que nunca se acaba. Hoy quise escribirte cosas que se atrapan en un instante: las que siempre llevo en mi corazóm...

Para mi madre.



2 comentarios:

Pepe dijo...

Hermoso homenaje que haces a tu madre. Seguro que bien merece el amor que le tienes.
Emocionante.
Pepe

EMBRUJO dijo...

que me a gustado esta entrada tu tienes a tu madre que lindo es eso, yo perdi a mis padres en un corto plazo de tiempo, y media vida se me fue con ellos asi cuidala mucho muchoooooooo siempre, antes se nacia en la cama de los padres, pocos hospitales habia, si comadronas, yo naci en un 15 de agosto a las tres de la tarde y fui una niña muy deseada, ya que tengo 7 hermanos y el mayor tenia 21 años mas que yo jajaja asi que ya ves si la infancia y una madre y un padre bueno, se merece un homenaje siempre que hallan sido grandes personas, no en de cuerpo, sino en la grandez del sentimiento, y no siempre somos felices la vida es asi, lo se por experiencia por que estuve casada 26 años que de eso ni hablo ni le nombro siquiera en mi blog, pero son cosas que una tiene que guardarse, y la infancia, la pubertad, el crecer junto a tu madre y claro enseñale si tiene interes por algo porque ella se sentirá biennnnn besitoss