domingo, 26 de mayo de 2013

El peligro







El dibujo del pensamiento se expresa en tu mirar. Nace profundo y aflora como brillo de tu luz en mi luz. Te sigo desencadenando versos;  mucho más allá de donde nace el sentimiento. De un golpe nace la poesía, justo en la magia donde confluyen lo orgánico y el alma.
Esta noche, el silencio busca su espacio. Mi corazón se ensancha donde parece que no hay nada, prolongándose en mi columna vertebral directo al cielo. Oscura verdad con luz propia...Fuera, la calle en calma es río de pasos perdidos; silencios desgastados del que camina ausente de todo menos de su pensar; miradas clavadas en el suelo persiguiendo sombras de tristes farolas...
Imagino tu pensamiento inquieto. Seguramente hoy no te acordaste de mi o lo hiciste de forma pasajera. Estarás viendo la televisión o escuchando algún disco, leyendo o, Dios sabe qué..." Correr dicen que es cosa de cobardes pero aquí quién no es cobarde por amor"...(canta Carlos Goñi). Confieso que estos momentos de incertidumbre son bastantes sufribles. Uno se siente rodeado de fantasmas que lo acosan con miles de conjeturas, como si la razón en esta época de mi vida, volviera a tener 16 primaveras. El corazón intenta controlarlo todo obsesívamente y nada tiene...

Vuela pensamiento mío
vete lejos con tu pesar.
Cruza campos donde este ella
porque quizás,
también llore en su silencio...


viernes, 24 de mayo de 2013

jueves, 23 de mayo de 2013

miércoles, 22 de mayo de 2013

Siempre me agüardaste


Del breve encuentro
en mi memoria.
Tiempo lejano
de maldito olvido.
...y ahora vuelves.
Desgloso momentos
por enamorarme a ciegas...
...y aun vives en mí.
Mi querida desconocida.
Maestra de la espera...

La ley del amor
sin tiempo ni medida.


martes, 21 de mayo de 2013

Olvídalo



Aquel sentimiento era verdaderamente atrayente; dulce para decir siempre adiós. Llevaba días pensando en ello como si el final fuera el principio de la feliz eternidad. Nunca lo había intentado, jamás había visto su sangre florecer en agua caliente. El suicidio le seducía con ideas dulces de final. Sin duda alguna no quería vivir tomando 10 pastillas todos los días para aliviar el dolor del alma....¡¡qué sabrán los médicos de dolor, que saben de mis sentimientos!!. Los últimos días fantaseaba con su final como si quitarse la vida, fuera un juego al borde de un precipicio del que la gente huía despavorida. Sin duda el color de su sangre en la bañera, significaría la pasión de la vida que se escapa silenciosamente. Se iría durmiendo hasta perder el sentido; dulcemente. Cerraría los ojos en el agua caliente y se desmayaría sin dolor para dejar este mundo...

El vapor subía hasta el techo como nube artificial a su mirada. Los azulejos lloraban lágrimas que bajaban hasta el suelo para besar la tierra. El silencio de cuarto de baño se disfrazaba con el piano de Wim Mertens y la cuchilla estaba dispuesta en sus dedos. Que agradable final para un loco - pensaba - Paseo los dedos por su cuello. Sentía calor por todas partes y la mano derecha tembló con reflejos de metal afilado. Tragó saliva varias veces y comenzó a llorar de pena, de asco, de impotencia, de rabia, de cobardía por no hacer realidad una fantasía: La de su suicidio.
Wim Mertens pasó al silencio. Ya solo se escuchaba el grifo del agua caliente como manantial de aguas termales. Arrojó lejos la cuchilla, cerró fuertemente los ojos heridos por dentro, llenos de oscuridad y gritó con todas sus fuerzas. Su voz atravesó el cuarto de baño, la ventana y llego a la calle donde algún niño le preguntó a su madre: Mama ¿ qué ha sido eso ?---Nada hijo, alguien que grita por cosas de gente mayor; no le hagas caso, olvídalo...




sábado, 18 de mayo de 2013

Sentido y sensibilidad


Mil flores al aire
deshojadas en
acertijos de enamorados
...si,  no, si, no, si, no....
Primavera de deseos
con margaritas de corazón amarillo.
Pétalos blancos de pureza que
juegan como en acertijos
desafiantes al destino y
volando en círculos al suelo

Corazón a flor de piel
buscando repuestas en
dudas de amor con
obsesivo
sentido y sensibilidad...








Extraño



Vuela la oscuridad como espejos sin imagen. Rompen los sentimientos negros de soledad tan lejanos y felices...El silencio está muy adentro, donde no hay voz en palabras; justo en la frontera de mi infinito corazón. Mi sangre se remueve en heridas capaces de conmover miradas cristalinas...allá donde desde mi nobleza antes y ahora, busca alivio para la sed.
Dolor de primavera. Estados de ánimo vagabundos en busca de sueños no conseguidos. Sensibilidad que se pierde en lo más hondo y lejano, lejano y solo. Quizás en aquel lugar secreto donde la música me hace vivir de la mano de un artista que me da la vida.
Oscura ventana que mueve mis palabras. Plasticidad de sentimientos maleables en manos de lo que pasa por dentro y por fuera. Conjunción de pasado, presente y futuro destino. Primavera de 44 primaveras plena de recuerdos. Extraña luz negra de noches perdidas que se refleja en infinitas miradas ausentes. Dolor sin llantos; solo de silencios perdidos...


viernes, 17 de mayo de 2013

Con los ojos cerrados


La aventura de lo que vendrá. Como si avanzara y mis palabras se sucedieran a ritmo de mi pensamiento. Paso tras paso, desnudando mi alma como quien le quita la piel a una manzana. Siguiendo lo desconocido como si mi creatividad echara una mirada un poco más allá de donde alcanzan las palabras. Imágenes a golpes de teclado entrelazadas en eslabones que buscan un sentido...y muchas cosas más por suceder. La vida se abre paso. Buscador recoge sus frutos y los guarda para tiempos venideros; cuando en momentos inciertos, aflora lo vivido sin forzar nada mas que la imaginación.
El placer de escribir sin negociar las palabras de antemano, se convierte en un genuino jazz interpretado sin miedo al fracaso...justo al borde de todo lo que vendrá.


jueves, 9 de mayo de 2013

De aquí a la eternidad



El viernes pasado era el día de la cruz. Como siempre te recojo por la tarde para llevarte a diálisis. Fué nuestro último viaje. El médico te reconoció y te envió de nuevo a casa porque te estabas muriendo. Yo conducía a 40 km/h y de regreso a casa disfruté de nuestro último viaje. Tu parecías ir dormida y yo te puse música porque nuestra despedida no era para tristezas. A veces me sucede que los colores son más colores y todo lo que me rodea se llena de belleza...Pensaba que ese fin tardaba mucho por sufrir además de Alzehimer, de soledad, de dolor, de tanto y tanto que has padecido. No me importaba que murieras en mi coche esa misma tarde porque estoy seguro que tu también lo querías. Hace años me decías que todo lo que te quedaba por vivir sería llegar conmigo hasta el fin y así fue.
Al día siguiente me llama tu hijo y me dice que has muerto hacía pocos minutos.Mi visita en el tanatorio fue breve pero gracias a Dios ni tu ni yo nos sentíamos mal. Ni siquiera lloré. Me preguntabas si Dios existe hace mucho tiempo y ahora ves que si, que no te engañé. Fueron tantos años y tantos los recuerdos...
Ahora me siento cansado y muy en paz. Mi trabajo de taxista es algo verdaderamente agotador pero, encontrar a gente como tu, tiene su recompensa. Un día que espero lejano nos volveremos a ver. Sé que cada día verás lo que hago y seguro lo que pienso porque formas parte de Dios. Tu compañía la tengo asegurada. Ahora si lloro pero de emoción...


A la mujer más noble que he conocido