miércoles, 28 de agosto de 2013

Un alto en el camino para serte sincero...


Por el amor
tantas cosas se perdonan...
Por ser íntegro
tantas cosas se rechazan...
Por pedir perdón
tantas cosas se esperan...
Por los pecados
tantas cosas se confiesan...

Por se yo...
...cuanto sacrificio...

¿Y qué esperas de mí?
si no logro entenderme...


lunes, 26 de agosto de 2013

Te estoy mal acostumbrando


Te estoy mal acostumbrando.
Lleno tu corazón con el mío y
te tengo miedo.
Me esfuerzo es ser mejor,
en camelar tu mundo interior y
te estoy mal acostumbrando.
Si te perdiera es como perderme
si me olvidaras,
de nada servirían mis esfuerzos porque,
con tanta poesía,
te estoy mal acostumbrando...


Ahondándote


Ahondando, siempre ahondándote.
Eva del paraíso por pecar contigo...
Por tener en mi boca el gusto de tu piel.
Por desearte como te deseo.
Ahondo en mis sentimientos buscándote...
amarrándote de mil maneras y dentro caben hasta los engaños...
Te deseo como sentir hacerte el amor
apenas sin conocerte...
Profundidad en la nada, tan solo,
en un momento...


El perfume


Te deshacías en carcajadas cuando te contaba cosas absurdas. Yo por entonces estaba enamorado de ti. A cada detalle de tus gestos significada quererte más aun si cabe. Por aquel entonces mi amor era puro y muy inocente. Mi corazón te perseguía a veces sufriendo y otras soñando lo que parecía un imposible. Aun guardo el perfume de tu piel sin perfume añadido; de aquellos días con sus noches intensas por sentirte de esa manera tan especial...
Siempre tu perfume corporal. Aquello que no me desagradaba por ser totalmente tuyo...y aún aspiro el aire y como mi recuerdo lo disfrazara de ti. Guardo el sonido de tu jersey rozando las mangas y de vello de tu cuello visto al trasluz. Tu pelo limpio y lacio, tus ojos espectantes tras unos cristales miopes...Hoy, después de tanto tiempo, aquel perfume se ha vuelto a hacer realidad. Alguien como tu lo llevaba en un ascensor y he sentido hasta pudor de mis sentimientos...







Asignatura pendiente


Sin darme cuenta, los días se hacen más cortos. La luz tiene otro matiz al finales de agosto como si se anunciase un nuevo cambio...Mañana dicen que vuelven las nubes anunciando agua. La temperatura se hace mucho más agradable y como el tiempo, las personas sentimos cambios. Mi casa se vuelve más tranquila, la calle más solitaria, el sol se despide antes, el silencio y la soledad se hacen más íntimos. De pequeño llegar a septiembre suponía olor a clase y exámenes de asignaturas pendientes; siempre asignaturas pendientes. Mis amigos de vacaciones volvían a la ciudad y poco a poco el tiempo me engullía en la rutina de los días de clase. Quizás el mes más odiado era septiembre. Con los días contados, el otoño iba ganando terreno y los nuevos compañeros de clase se iban conociendo. Las clases y los profesores se volvían eternas. Mi pensamiento se evadía y atravesaba la ventana de la clase en miles de ensoñaciones. Los día de lluvia y el frío me calaban hasta los huesos con sabañones en las orejas y dedos. Siempre esperando el verano; mi estación favorita por entonces.


Nostalgia


La nostalgia es un beso para el alma. Es un almohadón cargado de matices y de sentimientos; es el amor que guardamos de lo vivido hasta entonces. Voy jugando con mi imaginación y con ella va mi recuerdo. Me baño en el pasado de la vida y sobre todo, de aquello que sentí en aquel momento. La nostalgia son las tiritas de la ausencia; de lo que pasó y además de aquello que nunca jamás fue. Es un beso de tu voz, una imagen sin importancia, algún deseo...un pensamiento, es la emotividad de volver a revivir nuestro propio yo. ¿Cómo podría saber que yo estoy en tu nostalgia? ¿Quién sabe el por qué aquella persona que no volví a ver me visita con agrado de vez en cuando?. Doy saltos en el recuerdo y amo esta vida más que a nada por ser como soy. Me encanta evadirme y acariciar cada rama de este mi árbol por darle firmeza a mi raíz. La vida se nos escapa como hojas caídas en el otoño pero viven para siempre en nuestro recuerdo...


domingo, 25 de agosto de 2013


...y de mí
si por tí,
pobres los dos...




Sin atarme


Sentirte en el presente es
vivir doblemente la realidad.
Cuando tu alma y mi alma
coinciden en sentimientos,
en pensamientos encontrados...
Fluyes dentro de mi justo
cuando estoy en ti...
Adoro cuando me piensas.
Adoro cuando te inspiro.
..alimentas los suspiros viajeros...
Das a mis alas rienda larga y
soy libre frente al mar azul.



Canalla


Con una mirada podría prenderte...
Entre mil gotas de lluvia o de flores.
Prendida del azahar de los naranjos
escuchas canciones de amor.
Sin tu saberlo, creces en mi y
te haces grande en mi corazón.
No sabes de mi atrevimiento
...de lo oculto por descubrir...
Con una mirada podría prenderte.
Pero eres tan canalla,
que no quieres...



De un futuro lejano


Solo me ofrezco de vez en cuando.
cuando mi sensibilidad a flor de piel
se enreda con el aire que respiras...
Algún día me recordaras y algún dia,
alguien por mi te recordará porque
yo no estaré...


De alguna manera



De alguna manera, tu corazón se hace mío. Tratar de convencerte es muchas veces, como dar un triple salto mortal. Te siento como si fueras mía y te doy como me doy en momentos especiales. Buscas lo esencial y primigenio para conmover tu alma; como si mi corazón fuera manantial inagotable de sabiduría. Exprimo hasta el último suspiro en tu sentimiento; dándome en plena ebullición. Te llevo en poesías, textos y en mi pensamiento; como si tu voz marcara un eco lejano que se alcanza con la belleza. Suspiras sentimientos y a veces, tus ojos se llenan de lágrimas por no se qué...De alguna manera tendré que olvidarte...como aquella eterna canción...




martes, 20 de agosto de 2013

Frío



Vacío oscuro y lleno de frío.
Dolor vano de calidez.
Perfume de silencios afectivos.
Precipicios inciertos...
Soledad maldita.






Aire


Vuela alma desnuda.
Llora a pleno sentimiento.
Piensa en lo conmovedor.
Déjate abrazar
déjate sentir
que tu lagrima ruede por tu mejilla...
que mi pecho la reciba.
Vuela alma desnuda.

Sin retener el sentimiento,
a veces mi alma es como las nubes.
Vuela al compás de notas musicales...




Cosas nuevas y anteriores


Tu nombre se enreda en mi pensamiento...
Teje redes enmarañadas de sentimientos que,
cuando ya no caben por ningun sitio,
buscan salida con lágrimas.
La sensibilidad va de puntillas por la vida.
Mi corazon se infla como un globo a punto de reventar
...por eso, tu nombre cuando se enreda de sentimientos,
una lágrima furtiva cae...









jueves, 15 de agosto de 2013

Cuerda floja


Justo en la incertidumbre, al filo de no tener la suficiente claridad. En la frontera poco clara que perturba la razón; atrapado por la locura de lo que no existe. Enorme habitación vacía de mi pensamiento plena de pensamientos mezclados de verdad y de mentira...Soledad existencialista carente de orígenes. Pozo sin fondo que me traga para sus adentros. Asesino del que busca la razón donde no la hay...
Perdido dentro de mi. Indefenso de mi mismo. Lucha continua de días eternos y noches sin descanso. Miedo a lo ya conocido desconocido.

Thomas Ferguson.












lunes, 12 de agosto de 2013

Lo inimaginable


El enredo y la trama más grande de todas, quizás nunca jamás existió...y es que complicarse la vida tiene su solución en lo más sencillo. Aún así, adoramos los entresijos de nuestra vida. Fantasía e imaginación sin el sentido de la realidad, es como descifrar la clave secreta de lo que nunca existió...

Thomas Ferguson.


Lucha de gigantes con vencedor


Caminar sin saber hacia dónde.
Resistirse a volver atrás.
Avanzar sin ver nada cierto.
Valor a lo desconocido.
Vencer sin haber aprendido cómo.
...y al final,
CRECER.
Luz.



domingo, 11 de agosto de 2013






Absolutos desconocidos


La elegancia puede pasar sin advertirla. Muchos protagonistas de nuestra vida diaria pasan sin hacer ruido ni llamar la atención. Justo cuando estamos más perceptivos, juntamos detalles para descubrir a personas inmensas...Ser sensible para descubrir, ilumina nuestra percepción. Casi siempre no vemos más allá de las apariencias. Escenas cotidianas pasan inadvertidas. Tener esa clase de naturalidad en las inquietudes de la vida interior, nos hacen un guiño en personas de elegancia por ser auténticas en algo que escapa a nuestro entendimiento. El mundo particular no compartido, nos abre los sentidos en su forma natural. Personas inesperadas e incluso vecinas, nos descubren cosas verdaderamente agradables. Mi placer al descubrirlas no altera su vida por dejarlas fluir y fluir en su camino...En el silencio casi imperceptible de su humildad.



sábado, 10 de agosto de 2013

Estrella fugaz


En cada mirada hay un corazón. Los deseos vuelan por el firmamento; allá donde cada estrella se presta a escucharnos. Es increíble la sensación de la enormidad cuando nos perdemos en un paseo por el cielo...por las estrellas.
Esta noche, está llena de deseos. Las estrellas fugaces se lanzan a la tierra para escuchar nuestros silencios. A veces, el alma se presta para esperar del cielo lo imposible. El resplandor de cada lágrima de San Lorenzo ilumina nuestras pupilas en breves instantes, justo cuando nuestro pensamiento se lanza a su encuentro. La esperanza de lo que vendrá por los sueños cumplidos, se llena esta noche en millones de espectadores...
He pensado si esta noche tu y yo juntáramos la mirada en una estrella fugaz. Desde la distancia y sin saber la verdad, chocaríamos sin hacernos daño y daríamos un paseo de infinitos kilómetros. Tú con tus esperanzas y yo con las mías y, a la vez, tantísima gente que también nos acompañaría. Esta noche es algo más mágica que las demás. Tenemos una cita con las estrellas y con los sueños. Los murmullos de los corazones pedirán a gritos de silencio. La gente señalará con el dedo apuntando cada estrella fugaz, como si fueran los fuegos artificiales del universo...
Disfrutar de nuestros sentimientos y lanzar deseos al aire. Esperar del destino lo mejor. Valorar el momento de apenas unos segundos, quizás menos. Apostar por la vida por vivir, es algo realmente mágico. Ojalá esta noche se colme de deseos y de sueños felices. Dentro de unas horas, cuando estemos dormidos, las estrellas seguirán hasta el amanecer girando con la tierra, buscando cada país...

viernes, 9 de agosto de 2013

Un baile compulsivo


No sé muy bién cuanto tiempo hace que no bailo. Recuerdo a mi hermano que se avergonzaba de mí por ver a 1.83cm bailar de esta forma tan destartalada.
Todo ocurrió un día de fiesta de Navidad. Mi colegio cantaba villancicos o preparaba obras de teatro y yo, debutaba como bailarín al son de los Bee Gees. Recuerdo la foto de aquel maldito single donde John Travolta disparaba su dedo al cielo en medio de una discoteca con luces multicolores y las chicas de mi pueblo se lo comían a besos. Yo por entonces era un chico atractivo...elegante...con clase...golfillo como debe de ser...Total, un tio con gancho al que las chicas soñaban con el de la forma más coqueta y permanente. Mi profesora me animaba por creer en mí dotes para el baile y todas las chicas de mi clase se me ofrecían por acompañarme y hacer coros a este jilipollas (me refiero a John Travolta)...
En el día del estreno no se cabía de gente en el salon de actos. Mi profesora tenía fe en que todo saldría bién y las chicas de mi clase se sabían de memoria cada paso y pirueta...Por el megáfono, la chica de moda de la clase me anunciaba como el John Travolta de Rute (cosa que esa presentación no me agradaba lo más mínimo)y la música comenzó a sonar. A veces pienso si mi sentido del ridículo se debe a ese baile estrafalario; mover mi piernas de alambre como la gallina turuleta o por escuchar los silvidos y las protestas más oscenas del distinguido público. Total un desastre... Sin poder evitarlo aquella actuación marcó mis dotes expresionistas y ahora sólo bailo en privado. Me da verguenza recordar aquel show y mi profesora nunca jamás me refirió nada de nada...y tampoco mis compañeras de baile. Aquello quedó oculto y sin opinión durante el resto del curso; como un familiar que omite la verguenza de su familia...
Pero esta tarde me dió el gusanillo de volver a bailar. Me he comprado un CD maravilloso y aquí, solo en mi casa, mis piernas me recordaban aquellos pasos de baile y he de reconocer que me he sentido feliz. Si me vierais con qué estilo muevo mis piernas y me agacho y me levanto, salto y corro por mi salón, parece que estoy corriendo detrás de los perdigones por el campo. Ahora os dejo, que tengo que bailar...

Desengaños


Me sucede que la mayoría de las veces mis gestos tienen caducidad. Siento un vacío que tengo que llenar, como si la fuente de mi corazón se agotara si no la siento fluir...En otras ocasiones, necesito desahogar mi corazón que se hace tan grande como a un globo que le sobra el aire; a punto de estallar. No es nada especial lo que hablo pero este sentimiento, se tiene que renovar de alguna manera. Desahogo mis pensamientos buscando reflejos de verdad y mis vacíos, se llenan hasta que caducan de nuevo.
Las personas no podemos vivir solas. El contacto humano se hace necesario y ser correspondidos nos da ese apoyo para seguir adelante. Descubrir la falsedad y tener el desengaño de la persona que se estima, hace que me aisle con desconfianza. En estos días son motivo de curar heridas. Es difícil encontrar autenticidad sobre todo cuando recibes el desengaño que viene de un ser querido. La falsedad es sufrida principalmente por quien la causa y yo, tengo el problema de hacer su problema mio. A veces siento que mis gestos tienen caducidad...




jueves, 8 de agosto de 2013

Domingo Guzmán


Desde hacía unos días, Domingo recordaba aquellos días de verano. El calor del medio día, las puestas de sol, la piscina municipal, el helado de hielo por 5 pesetas, la intimidad de sus pensamientos... Tantas cosas en detalles que daban su fruto en momentos de nostalgia. Sin duda aquellos años fueron muy felices. Su memoria fotográfica guardaba instantes y sin saber por qué, regresaban con toda nitidez y sin fecha señalada. Los sentimientos se clasificaban con cada recuerdo como si fueran el sabor de un caramelo o el tacto de sus manos grabado para siempre...
Pasaron aquellos años de tiempo lento, de detenimiento para su sensibilidad y riqueza de espíritu. Cualquier cosa era motivo para volver atrás por necesidad de haber vivido. El origen de su identidad se unía a su memoria y sus recuerdos, al mundo entero. Domingo formaba parte de un entramado que enlazaba con otras memorias; otras gentes...sus amigos, su familia, gente desconocida y tantas cosas indivisibles que le hacían no sentirse solo. Sin duda la nostalgia tenía también tristeza. Volver a todo lo que de alguna manera formó parte de el era como lanzar una piedra al horizonte; verla volar en una parábola perfecta y perderse Dios sabe dónde...La emoción y la nostalgia; lo dulce de la tristeza hecha melancolía era algo inevitable cuando volver al pasado, es como regresar al origen...


miércoles, 7 de agosto de 2013


Lo venidero y
su fruto.

Por valorar
mi vida.

Desde mi centro
hacia fuera.

Al darme,
me ensancho...










Anotaciones


Siente el placer de lo agradable
...de lo sencillo en lo peor...
Nunca digas que te rindes.
Saca tu voluntad en la bondad.
Jamás tomes asiento
a medio camino...
Lucha por lo tuyo y
en el silencio,
siente a tu corazón.

Que el fruto de tu pensamiento,
sea claro como el alma y
el amor, una forma de vivir.
Valórate en su justa medida
porque de esa manera, crecerás...

La recompensa del esfuerzo
suele ser envidiada
por quién no miró por su vida...









De todo lo pasado al presente


Volvió. Paró en el camino y aun así, el tiempo seguía y seguía...El olvido de tantos años atrás se convirtió en fantasma como una pesadilla en el sueño. No recordaba apenas nada de lo vivido cuando todo pasaba arrasando la existencia; cuando la enfermedad no distinguía noche ni día; cuando el dolor del alma se hacia denso y espeso. El corazón se despedazaba en delirios y alucinaciones intentando reponerse por buscar un respiro. La realidad se disfrazaba de sueños y los sueños en pesadillas. Volvían momentos de dolor como miedos que se anclan en el nacimiento de la razón; perturbando todos los sentidos cuando se abrazaba a la nada por no tener donde asirse...
Aquella angustia se hacía longeva y el tiempo pasaba sin darse cuenta de lo todo por vivir. Ahora volvió. Paró en el camino y se miró al espejo. Sus ojos hablaban de cosas sinceras y muy tristes. El pelo era blanco como la nieve y su expresión, cambiada porque de un momento a otro, en su mirada nacería una lágrima...