martes, 31 de diciembre de 2013

lunes, 30 de diciembre de 2013

Alma


Ella es un laberinto
...y al final de todo,
una sencilla mujer...
Pero ante todo
y luego después,
un suspiro....




Mi madre


Naciste en una cama ayudada por la comadrona del pueblo porque no había hospital. Por aquella época había mucha escasez y eras la segunda en nacer...Corrían los años 40 y la gente pasaba hambre y muchas necesidades que no se podían costear. Fuiste una niña delgada y alegre, también inocente hasta el día de hoy a tus setenta y tantos. Tu mundo eran tus sueños y también ayudar en las tremendas tareas que suponían tener una tienda de comestibles. Allí se mataban gallinas, pavos, matanzas de cerdos y tantas gentes que venían a tu casa para pagar con lo poco que tenía...Eres parecida a mi en muchos aspectos porque soy tu hijo.
Llegaron los años 60 y conociste a Miguel que se cosía los pantalones con alambre y huerfano de niño que se quedó sin padres por cosas trágicas. Incansable trabajador hasta ahora a sus setenta y tantos...En el 65 nació mi hermana mayor y en el 68, yo. También nací como tu en tu cama y no recuerdo si había hospital en Rute, pero yo nací en la casa donde viví mi infancia. Como tú soy igual de inocente pero lleno de recuerdos que enriquecen el alma. Papa desde mucho antes de yo nacer, era ya taxista porque el abuelo Domingo también lo era y lo enseñó a conducir. Yo nací en Julio antes del amanecer y papa se esperó para saber si era niño o niña antes de volver a Córdoba.
En el 72 nació mi segunda hermana. Con el conocimiento de pocos años me sentía solo en mi casa con mis hermanas porque yo no tenía un hermano varón, cosa que llegó cuando ya tenía 20 años, en el 88.
Has llorado muchas veces delante de mi. Has tenido sueños rotos por esperar de la vida lo que no tuviste. Has tenido desengaños fuertes por ser mujer inocente...Pienso que si fueras de mi edad, te gustaría el Jazz como a mí...me dices tantas veces ¿quién toca eso Domin? y yo te explico. Recuerdo que de pequeña cantabas en los viajes que hacías con el abuelo que se amocionaba con las coplas de aquella época, y hasta te emocionas tu muchas veces por canciones que te llegan al corazón...
Tienes afición por escuchar y aprender. Me dices que la segunda cadena tiene cosas muy interesantes y es verdad...
Últimamente me pregunto si vale la pena tanto sacrificio cuando una persona contrae matrimonio. Ya tengo 45 años y no me considero desafortunado en amor ni felicidad. Todo el mundo se casa o viven en pareja pero, no veo mucha felicidad. Sé que soy egoista pero en ese tema,más bién realista. Hasta hace poco la vida no me sonrió. Me acuerdo de cosas que nos contabas de la gente de Rute y de tanta gente que nos conoce en este pueblo. Me pierdo en recuerdos que saltan en el tiempo como tus piernas lo hacían cuando jugabas de niña....
Esta tarde tocó emocionarme. Mi blogs de confidencias es la historia que nunca se acaba. Hoy quise escribirte cosas que se atrapan en un instante: las que siempre llevo en mi corazóm...

Para mi madre.



domingo, 29 de diciembre de 2013

Mi soledad


A veces pienso que la soledad, es la sensibilidad del dolor por quién no la desea. Cala tan hondo que jamás se olvida. El corazón se expone a lo trágico frente a un inalcanzable horizonte. La soledad sufre de corazones solitarios; madurando pensamientos que nos cambien en nuestra forma de ser...
La soledad buscada es hermosa en su amplio sentido. Yo escucho a mi corazón y tengo un infinito tiempo para estar conmigo mismo. De la soledad salen grandes pasos que avanzan con voz de sabio. Se escucha perfectamente al corazón y el sentimiento es agradable...
Tengo recuerdos buenos y malos de soledad. Ahora,estando solo, disfruto de ese momento tan peculiar y particular. Mi soledad es deseada y este mi corazón, algo que no pienso abandonar...


miércoles, 25 de diciembre de 2013






Historia de una pérdida


Naciste con un corazón limpio, Dios así lo quiso. Pasaron los años y la conciencia se fue contaminando. Llegó un punto en que no sabías dónde encontrar la felicidad y llegaron los sueños rotos. No eres mala persona pero has de reconocer que tienes hábitos que dejan mucho que desear. Te sientes perdido, con amigos parecidos a tí, recordando tiempos mejores...A veces te emocionas porque ese corazón tuyo aun te aguarda y tu estás perdido sin saber caminos de la felicidad. La gente tiene de ti su opinión y piensas que están equivocados pero  tú también tienes tu criterio de esa sociedad aun así, piensas que así es la vida, y nada más. Huyes de cosas que te causan dolor del alma pero no puedes evitarlas. Pasan los años y tu corazón sufre y, eres infeliz moderadamente...Un día caes enfermo y tienes una tremenda depresión. Tu médico te habla y te muestra de manera delicada tu estado delicado. Piensas mucho y tratas de ser mejor poco a poco, poco a poco...Mucha gente sabe de tu enfermedad y te tratan como a un loco, otro marginado más... Pasan más años, la ciencia avanza y te recuperas. Entonces ves los tiempos perdidos, donde tanta gente aun está sin quererlo porque, nadie les abrió los ojos a un mundo mejor.
Con esta crisis pierdes el trabajo, dejas de cotizar a la seguridad social, vendes tu coche, no pagas la luz, tus hijos y tu mujer se separan de ti; todos se separan ...Tu pasas necesidades y de la noche a la mañana, te ves durmiendo en la calle. La gente pasa a tu lado y algunos te dan unos céntimos. Hay otros vagabundos de tu mismo estado social y vienen a parar al mismo sitio que tú. Bebes vino barato y tomas cualquier cosa que te evada hasta que un día, alguien se tropieza contigo. El te ve y te conoce, tú lo ves. Eres miseria y no vale la pena. Los escaparates cantan villancicos porque Dios ha nacido y tú naciste con un corazón limpio como el de Dios.
Llega la noche. Ahora cagas en un rincón porque nadie te ve y hueles que apestas. Tienes otro compañero de portal, alguien que te cuenta historias de gloria, cuando lo saludaban y las chicas lo conquistaban. Son casi las 23 horas, las que hace que Dios ha nacido. Poco a poco la ciudad se apaga. Mañana ¿Qué haré mañana? ¡¡Me cago en...!!




martes, 24 de diciembre de 2013

EL AÑO DE LAS DISIDENCIAS


Desde 1998 escribo un cuento de navidad. Es una promesa que hice a mis compañeros enfermos de cáncer, a sus familiares y a quienes nos apoyaban para que hiciéramos una pausa en nuestro dolor y miráramos otros dolores con los que debíamos solidarizarnos. Algunos de aquella época, que quisimos tanto y compartimos tanto a través de internet, fallecieron. Otros sobrevivimos.  Yo me pregunté durante mucho tiempo por qué yo había sobrevivido. Ahora no sé porqué pero sí para qué.
Con este cuento de navidad os felicito a creyentes y no creyentes, amigos y amigas que os llevo en el corazón.
Un abrazo
Pepe.





            No había lugar para ellos en el mesón como no hay lugar hoy para muchas personas en sus propias casas de las que son lanzados porque han perdido su puesto de trabajo y no pueden pagar la mensualidad de su hipoteca. Haber perdido su puesto de trabajo no ha dependido de su voluntad. Otros han jugado juegos de casino con el pan de los pobres y los pobres han perdido. Mientras unos pierden su casa otros se enriquecen con su desgracia.
            No había lugar para ellos en el mesón como no hay lugar hoy para muchos en su propio país, jóvenes que tienen que emigrar porque ladrones de guante blanco les han robado el futuro, jóvenes sin preparación y jóvenes científicos, investigadores, arquitectos, ingenieros, que el país ha formado con los impuestos de todos y cuyos conocimientos disfrutan gratis otros países.
            No había lugar para ellos como no lo hay para las prostitutas explotadas por proxenetas, tiradas medio desnudas en las carreteras, para los extranjeros molestos, para los adictos a las drogas, esos jóvenes caídos como pajaritos en las trampas que les ponen quienes se enriquecen con su candidez al creer todavía que hay paraísos artificiales en el consumo compulsivo. No pueden parar.
            No había lugar para ellos como no lo hay para los nuevos mendigos, el que se sienta en el portal de enfrente, que no pide, con su maletón al lado mientras lee en un libro electrónico, un mendigo nuevo o ni siquiera mendigo, un excluido del sistema que todavía no ha aprendido a extender la mano o a poner un pañuelo en el suelo con unas monedas ni ha escrito un letrero contando la miseria de su dolor por unas monedas.
            No había lugar para ellos como no lo hay hoy para los jóvenes del 15M que con las nuevas leyes ni siquiera podrán exigir justicia. Los que hicieron las leyes querrán que se lo piensen dos veces ellos, los yayoflautas y los de la PAH. Habrán de hacer las manifestaciones en su casa y manifestar su disidencia entre las cuatro paredes de su habitación, si la tienen, o si no, bajo un puente cuando nadie los vea.
            No había lugar para ellos como no lo hay en la sanidad para los inmigrantes o como no lo hay en los colegios de élite para los niños de los suburbios o como no los hay para los pacientes de enfermedades raras porque no son rentables para las farmacéuticas o como no los hay en las aseguradoras privadas para los enfermos que quieren suscribir una póliza de la que la enfermedad, al menos por un tiempo, es excluida o como no lo hay en los grandes almacenes y en los templos del consumo para quien no lleva dos billetes de cincuenta euros en el bolsillo.

            A pesar de que no había lugar para ellos en el mesón, el niño nació.


            En este mundo tan disparatado algo debería nacer. Se merecen los excluidos, jóvenes y viejos, las mujeres que cargan con grandes fardos de dolor, que nazcan un nuevo Jesús, un Mandela que acaba de morir, un papa Francisco que dure el tiempo necesario, un Gandhi, un Martin L. King, alguien así que avergüence al poder democrático que obedece, en lugar de a sus electores, al oscuro poder ciego del dinero que nos gobierna, esta plutocracia que sustituye a la democracia como las sombras del anochecer oscurecen la hermosa luz que hubo al mediodía. Mientras tanto, se puede vivir todavía con este dolor y nadie apagará las ansias de justicia para los que no hay lugar en el mesón. Nadie.

José Ramírez


lunes, 23 de diciembre de 2013

Ventanas al cielo


Oh Dios.¿Porque?
Si detrás de cada duda
hubo un vacío de mi alma.

Búsqueda de
inmensidad.

Calma pacífica
como enorme océano
es el amor...




domingo, 22 de diciembre de 2013


Háblame de tus silencios y
de tus actos.
De tus silencios más allá de la palabra...
De tus actos quizás equivocados.


La belleza tiene un origen.
Las palabras no lo superan...



Habló una voz con la verdad en la mano.
Fué tal su silencio que
las palabras bullían en su interior...


lunes, 16 de diciembre de 2013






El espejo te mira


De qué color son los sentimientos. Dónde va esa mirada perdida para tus adentros. Cual es la tristeza y la seriedad de tu corazón...Qué sonrisa se oculta cuando todo va bien si aquí, entre tu y yo, el silencio y el infinito se reflejan tan hondamente. ¿Dónde vas si camino ahora a tu lado?.Cuando el brillo de tu cristalino, tan solo le falta un parpadeo para que nazca una lágrima...De qué color son ahora tus sentimientos....


Buscador


Dime dolor del alma
por cosas presentes y
pasadas...
...de mi amor creciente
por ser bueno...




Todo un placer y un dolor





Dentro de cada poesía
y de cada texto,
te hablo de momentos.
Son tan poco y tan todo
tanto tuyos como míos,
que sentir esta cercanía,
es para mi alcanzar parte
del cielo y de la tierra.












Sentido de Navidad



El sentido de la Navidad jamás se terminará. Es una identidad que se contrae con la infancia y trasmitida así, generación tras generación. La Navidad tiene perfume de recuerdos lejanos y de  despertar a los sueños que ya de mayor, se vuelven muchas veces tristes...Sentir como un niño siente el frío de Diciembre; con sabañones en los pies y en los dedos de las manos, con la ilusión que da la inocencia y aquellos tiempos de escasez. De pequeño supe perfectamente qué era el sentido de la navidad. Pienso que es algo genético y saborear su significado, no cuesta nada tenerlo. 
Tengo miles de recuerdos de infancia y de juventud. Puedo asegurar que a pesar de mis tristezas, por estas épocas tan malas de escasez, mi corazón se vuelca a todo aquello que tiene perfume de Navidad... Las candelas de mi pueblo, las fiestas escolares, ahogarme con las 12 uvas, las tantas delante de la tele con su emisión de magrugada, mi calle y la gente querida de mi pueblo, mi primera bicicleta... La gente que nos sentimos tristes por estas fechas, tenemos el corazón de un niño mayor. Ese sentimiento nos llama al pasado y nosotros no sabemos volver a el quizás porque nos haga más daño. 
Estoy emocionado porque escribiendo, vuelvo a ser ese niño.


domingo, 15 de diciembre de 2013

No más Amor. Por favor...


¿Por qué si lo que siento no es tuyo?. Si despiertas en mi corazón todo lo bello hasta perderme en lo profundo. De qué manera avivas mis sentidos y me emociono por cosas sensibles. ¿Dónde está la vida y su sentido?. Si alcanzo lo increíble por venir de la magia del amor y por no tenerte. Me centro en mis adentros; profundo mundo de mi soledad y allí estás tú, poderosa razón la que me mueve . Deshilo pensamientos en una tempestad y caigo rendido porque estoy enamorado. Tan solo eso y nada más...

La vida remueve corazones.
El amor es invencible.
Poderosas razones,
crean hechos fabulosos...
Por qué dependo de tí y
nos necesitamos si al final,
somos únicos como personas.









Caricias


En ocasiones la vida
vuela con lo que no es.
A veces sentimos cosas
y pueden ser o no ciertas
pero, es cuando el sentir,
se hace más cercano...

Nos sobran los vocablos
sin necesidad de mirarnos.
Sólo un presente cual
horizonte queda tan cercano...
tan lejos y tan cerca...
tan cerca de mis manos.


sábado, 14 de diciembre de 2013

Irrepetible


Por un momento
un hilo me une a lo profundo.
Siento su pureza y fragilidad.

Pureza inagotable al
venir de mi manantial.

Fragilidad por perder
el origen de ese momento...

La sensibilidad,
va de puntillas por la vida
pues lo bello del momento,
quizás no se repita nunca.

Jamás de esa manera...










Ayer hice un Striptease


Existen ocasiones que suceden sin más. La mayoría de las veces me pregunto cómo o por qué, y es un error. En momentos especiales, la vida esta para disfrutarla de la manera que viene...Pero siempre estoy lleno de interrogantes mientras lo mejor, tan solo lo saboreo a medias. Quizás sean miedos. Disfrutar de esos momentos en todo su sentido, no es medir la vida ni sopesar que es lo que estás haciendo...Sentir en tu piel cada milésima de segundo y que la gente disfrute contigo, es lo más sano del mundo.




miércoles, 11 de diciembre de 2013

Mi amiga preferida



Qué te puedo decir. Eres agradable, atenta con todo el mundo, sensiblemente detallista, con mucho corazón para dar...Nos entendemos a la perfección y nos respetamos. Eres el conjunto de mis personas preferidas y además, eres mujer admirada. Perderte sería una enorme perdida porque eres la amiga que no se cambia; tantos valores tienes como corazón sencillo. Nunca me enamoré de ti y no comprendo por qué. Se supone que este chollo no lo tiene cualquiera y por Navidad te regalo chocolatinas...Jamás sentí deseos de masturbarme pensando en ti y podría tenerlos. Siempre serás mi amiga, solo eso que es tan importante. Mi amiga Consuelo.


martes, 10 de diciembre de 2013

Café Viena.



Esta tarde te estuve esperando. Mientras te aguardaba, no hacía más que contarte cosas; vivía mi presente para tí. A veces sonreía por curiosidades que se me ocurren y otras me ponía muy serio... Mi mirada perseguía a la gente por las aceras y en cada rostro, te contaba algo curioso. Los sonidos de la calle eran la banda sonora común a todas las ciudades. Me detenía en los escaparates y te comentaba sobre alguna cosa que te quería regalar. No dejaba de hablarte con mi corazón abierto y, tan solo lo hago en la intimidad.
Quedé contigo a las 6, junto a la ventana de la cafetería donde nos contábamos historias de la vida. Te retrasabas, mi café se hacía eterno y la espera infinita. Estaba ausente de todo menos del pensamiento y mis ojos vigilantes en la calle. El camarero desde la barra me sonreía por ver mi expresión ausente y notaba mi impaciencia por verte...Me enviaste un mensaje al móvil. Cosas ajenas impedían tu cita y mi expresión se hizo un tanto lúgubre. Estuve mirando pensativo frente al ventanal viendo la gente pasar y pasar. Cuando fui a pagar, el camarero me dijo: "No hay en este mundo expresión más clara que la del un enamorado y tú lo estás".








lunes, 9 de diciembre de 2013


Esta noche tengo un presentimiento; algo que pronto llegará como si se anunciase un poco antes. Hace tiempo que no tenía esta certeza carente de precisar el qué. Estoy solo pero no lo estoy. Una compañía lejana dice que está cerca de mí. Algo que no se palpa más que con un sexto sentido. La siento cerca...muy cerca; vigilándome. No tengo miedo.
Algo pronto sucederá...


El espantapájaros







Estoy en medio de un páramo. Donde el hombre siembra sus semillas y yo espanto los pájaros. Rodeado de silencio nadie sabe en qué pienso. Sujeto en una estaca sufro días de frío y tardes de calor. Giro con el viento con las manos en cruz. Los niños, me miran con miradas extrañas y algunos, lanzan piedras a mi cabeza de calabaza. Siento miedo de las largas sequías porque el hombre me puede destruir al no servir para nada. Mi corazón siempre espera la nada. Poco a poco, los insectos y los roedores se alimentan de mi en este campo árido. El sol nace a mi derecha y se pone a mi izquierda. Los enamorados, se besan en la noche de Lunas plateadas. Vienen en sus coches de faros apagados y suave música. A veces somos viejos conocidos sin saberlo ellos. El amor, se impregna de estaciones y yo prefiero la primavera de Mayo, cuando las flores perfuman los besos. Vuelo con mi pensamiento carente de ojos humanos; siento que mi soledad forma parte de la tierra...y el tiempo, se cuenta de días y noches seguidas hasta el final de los tiempos.
Nadie, pasa el tiempo y sé que nadie, sabrá de mi espíritu...



Lejos en la distancia, tu mirada lee mi pensamiento. Es curiosa esta visita de diálogos donde no existen sonidos ni labios. Tu y mi voz, forman un conjunto íntimo lleno de silencios, justo donde mis pensamientos se traducen en palabras con una voz que te inventas...Lejos, muy lejos...a un palmo de tu mirada, nuestro encuentro no tiene un tiempo ni lugar definido...No conozco tu rostro y no se como te llamas. Ignoro tantas cosas de ti, que formas parte de mi imaginación.


sábado, 7 de diciembre de 2013

Follar


Comprender el secreto
no es cuestión de sonreir si no lo quieres.
Maquillar cariño tampoco nos saca de nada.
El tacto de ninguna de las maneras son sólo caricias.
La mirada de un actor puede engañar.
Si te olvidas de tu interior, te olvidas de ti...


Adán y Eva


Por un momento nos reconocimos.
Los dos nos desnudamos y
no sentíamos pudor por estar así.
Éramos felices sin nada más que ocultar.
Tampoco somos perfectos me decías...
No había miedo
vergüenza
prejuicios
ridículo...
Nos admirábamos mutuamente.
Nos compenetrábamos y nos queríamos...
Te decía: reconozco que eres única.
Amarnos es fácil, me decías...

Y yo, y tú
en el paraíso sin pecado.





miércoles, 4 de diciembre de 2013






Razones para seguir


Muchas veces el futuro se apoya en recuerdos y buenas intenciones. Soñamos con lo que queremos ser y en muchas más metas que alcanzar. Ver sus frutos y valorarlos en su medida, es cuestión de tiempo...Sin duda, pulir el corazón hasta sacarle brillo tiene su sacrificio pero, esa satisfacción de ver todo aquello que se hizo de buena voluntad, alcanza el cenit de nuestra autoestima...
Esta tarde estuve pensando en qué podía escribir. Como siempre el tiempo es algo que nos pisa los talones y pasado ese tiempo, le rendimos cuentas al valor de nuestros hechos; del pasado. Pienso que el esfuerzo por ser buenas personas vale la pena y para ello hay que pagar un precio, quizás alto pero, ¿Cuantas personas podrían afirmar de todo corazón que vivieron en dignidad?. Ese es un plato muy goloso para quien no tuvo pasado.


martes, 3 de diciembre de 2013

Mi compañera de Luna clara


Qué te puedo contar
si eres mía.
Como espejo profundo
de diálogos íntimos,
escuchas en silencio.
Donde a veces me miro y
donde no me quiero ver.
Siempre perdida dentro de mí.

Cuando me hablas,
ya sé que eres tú.

Mi soledad...




El arte de lo bello


Existe la soledad
afinando con su dolor.
Ella arrastra muchas cosas
en momentos poco indicados.

En todo momento
existe la belleza.
A veces
con dolor o sin el...





Canto a la vida


Eres la dureza de un diamante
Lo inamovible
El que escucha y comprende
También te arriesgas con valor
El mejor amigo que espera
La inteligencia natural
El sostén de lo que arrastro
Sin tí no sería yo...
Eres mi contacto con Dios
...y la mejor poesía
el mejor texto...
Mi identidad,
también mi libertad...


domingo, 1 de diciembre de 2013

Poesía de silencios


Este mes comienza con la poesía de los silencios pues poco a poco, se acerca la Navidad. Es hermosa la nobleza de ese sentimiento aunque no guste por ser penoso a veces. Antonia me decía que se sentía triste en estas fechas y este año, soy yo el que se siente más triste porque ella está con Dios. La poesía de los silencios se repite cada año. A mucha gente como ella y como yo, el corazón se nos hace un nudo en la garganta y calla para nuestros adentros. Antonia murió en primavera, casi en mi coche. No se me olvida su voz ni sus silencios. Siempre me decía por estas fechas que no quería la Navidad, que estaba deseando que pasara lo más pronto posible. Muchas personas lloran para sus adentros en estas fechas. Mi sentimiento ya se anuncia...





























Silencios encadenados



Al final de cada pensamiento,
sigue un silencio...
Después de lo sentido,
hay otro silencio...
Al buscar un por qué,
pedir una explicación,
lo que sigue al termino de sentir,
da paso a otra pausa de silencio...

Y a cada pausa de
mi vida interior,
existe un sosiego...

¿Qué ocurre entonces?

PAZ, TAN SOLO PAZ.

La calma donde no
hay nada, tan solo calma...
ausencia de todo en
milésimas de segundo...





Lo de menos, el tiempo.


Mi espera no tiene tiempo.
El tiempo forma parte de mí.
Sin tacto ni forma...
...sin desesperanza...
Tan sólo te espero y
no importa cuando.
Eres parte de mi mundo.
Te siento como mi sentimiento...

Te recuerdo eternamente.