martes, 11 de noviembre de 2014

En tierra de dos


Si mi alma vacía,
llena de aire se
hace densa en tí.
Entre silencio y gemido
suspiro de plenitud por
caricias de tu calor.
Si te abrazo y
tus pechos se aprietan al mío...
...y tus piernas se enredan
en mi cintura midiéndote...
con puntería te penetro.
A embestidas profundas,
me vierto en tí.

2 comentarios:

María dijo...

Te leí en un bellísimo poema del comentario que dejaste en blog de mi amiga Nicky, y quise venir a conocer tu blog y me encuentro con el mismo poema, es precioso, me quedo viendo más entradas de tu blog.

Saludos.

Nicky Sciavo dijo...

Como te dije "por allá": sensual y no sé por qué le encuentro algo de esperanzador... quizá por aquello de llenar un alma vacía...
Interpretaciones mías.

Gusta :)