lunes, 23 de marzo de 2015

Cadillac Solitario





Mi enamoramiento era la soledad. Cada noche de aquel verano escuchaba a Loquillo cantar Cadillac solitario y aún hoy escucho esa canción. Mi amor era el silencio de mi soledad. Son curiosas nuestras reacciones cuando nos enamoramos...Miles de sentimientos y de sensaciones son inabarcables en un hombre o en una mujer. Compartir todo mi ser fué todo mi sueño pero, la timidez y el ridículo me hacían sufrir, y mucho.
Los verdaderos amores necesitan valor y a mi me faltaba porque mi corazón sensible, era más pequeño ante el miedo. La amé sin duda las 24 horas del día durante años de silencio y jamás me atreví a decirle un te quiero.
¿Saben ustedes de mis cavilaciones, desvaríos, sueños y cosas inexplicables para declararse?. De lo que es natural y una alegria, aquello parecía un martirio. Hondo es el corazón del que sufre y si es sensible, peor. La educación emocional de las personas evita catastrofes y yo fuí una de ellas.
Sincéramente hoy soy feliz y disfruto una barbaridad de mi tiempo perdido. Sabio en amor sin duda por comprenderlo de principio a fin pero, aquellos años de Cadillac solitatiro no se pueden recuperar...A veces pienso qué mal hecho está el mundo para valorarse y valorar la vida sólo
 en la época de mi madurez...





4 comentarios:

RECOMENZAR dijo...

Intenso y bueno tu texto como siempre un abrazo desde el mar de Miami

maduixeta dijo...

Me encantaba esa canción.
Y tienes razón, necesitamos madurar para apreciar y valorar las cosas que nos han pasado y nos han hecho ser como somos.
Una buena entrada.

una lluvia de besos

Adriana Alba dijo...

Es cierto hay canciones disparadoras, que nos sumergen en recuerdos...
El miedo paraliza, pero lo hecho, hecho está, todos los días puede ser el comienzo de algo nuevo, cada etapa tiene sus ventajas y desventajas.

Saludos y gracias por tu visita.

AtHeNeA dijo...

24h al día durante los años de silencio... Esa es la esencia del amor. De esa llama que no se apaga a la prinera de cambio. Una esencia que perdura buscando formas, soñando momentos, soñando que lo que se consideran imposibles abandonan las primeras letras.
Este comentario en el blog de Alondra me trae a tu casa, a tus letras... A leer con el alma... Lo que transmites.

Un abrazo de luz ♣