sábado, 20 de junio de 2015

Complicarse la vida



Si te piensas cosas terribles difíciles de conseguir; imaginando lo peor y enrrevesado...Si te angustian miles de pensamientos que te llevan a lo complicado...Si tienes miedos, preocupaciones y gigantes que te enfurecen y quizás, sean orientados a una persona...Si intentas solucionar problemas superdifíciles para sabios que te inventas y te pierdes...Si te complicas la vida pensando en lo que pudiera ser y no existe en realidad...Si te enfureces con tus propios fantasmas por hallar la verdad. Si tienes buén corazón, antes de gritar, tiende la mano a ver que pasa...puede ser con casi certeza que todo aquello que poblaba tu mente, desaparezca de un soplo...






2 comentarios:

Adriana Alba dijo...

Gastamos la mayor parte de nuestra energía creando pozos de agua estancada. Ése es el resultado de vivir atemorizados. El temor existe porque el remolino no comprende lo que es: nada más que el río mismo. Hasta no vislumbrar esa verdad, todas nuestras energías irán a la dirección equivocada. Creamos muchos pozos estancados, los cuales son caldo de cultivo para la contaminación, física, mental, emocional y espiritual.

Muy buena reflexion.
Cariños.

Marina Fligueira dijo...

De acuerdo totalmente con el comentario de Adri.
No debemos pasar lo mejor de nuestras vidas, angustiados viendo fantasmas. Si señor mejor la mano tendida que da mucha felicidad al nuestra alma corazón.
Gracias por tus letras, aquí y allí. Tu huella valiosa para mi alma agradecida.

Te dejo mi felicitación y mi estima.
Un besito y se muy muy feliz.