domingo, 27 de septiembre de 2015

En el parque.


Te cogí de la mano adentrándonos en aquel parque y fuimos pisando aquellas hojas con horas plagadas de recuerdos....Giraban vertiginosas en su vuelo mientras las seguías con mirada de otoño y mi mirada se posaba en la tuya. Pasó mucho tiempo, demasiado hasta volvernos a ver. La calidez de tu mano me transmitía cosas agradables; como abrazarte medio desnuda piel con piel...La gente paseaba ausente de nosotros y nosotros de ellos. Sonreías hablándome con una timidez infantil que me volvía loco de deseo. Nos sentamos en un banco adornado de hojas caducas; justo al lado de una fuente llena de palomas blancas. El silencio nos visitaba y yo me moría por decirte: TE QUIERO


2 comentarios:

BEATRIZ dijo...

Bonito escenario para caminar tomados de la mano. La fuete con palomas blancas es un oásis.

Saludos.

maduixeta dijo...

Un paseo por el parque,
dulces miradas que se cruzan,
palabras que brotan del corazón
y dibujan un TE QUIERO.

precioso!

una lluvia de besos, guapísimo