sábado, 28 de marzo de 2015



Esta noche llena de silencio me adelanté a nuestra cita. Tampoco es que sea nada especial mi saludo; fue solo tu recuerdo el que me trajo aquí...No olvides lo agradable que puede ser un recuerdo pues, juega a nuestro favor tanta atención. Esta noche, de perros y gatos enfadados, me asomo a la luz de la luna que mira hacia el norte como recuerdo de tu ausencia. Sin duda el silencio da un margen a la soledad y la soledad, al sentir...


Un lujo









El placer de encontrar





La felicidad tiene un origen oscuro; parece inalcanzable.Vivir para sentirse bién inunda libros enteros cargados de sabiduría y, los sabios somos nosotros para ser felices. Algún que otro día he bajado a lo profundo y me sentía muy bién en aquel sótano pero, la llave para acceder a mi felicidad de quedó allí...
He sido buscador de la verdad para poder vivir, solo eso, vivir y un día me encontré con la felicidad sin esperarla. Llevaba tiempo acompañandome y yo me sentía bién pero pensaba que era algo pasajero. La felicidad es un sentir agradable que se detiene en lo simple y a veces me da miedo pederla...sigo luchando para que estos años de gloria no se queden en nada pues la belleza del arte es algo sublime para compartir. Lloro a veces porque algún día, todo se irá...No crean que mi felicidad es algo fuera de lo común y que voy dando saltos por la calle. Es algo tan personal como delicado y lleva su tiempo en que se haga presente. A lo mejor estoy a medio camino para conseguir esa llave, si la consigo, les comentaré...






Un hombre sin fortuna



Aquel marinero ahogaba su llanto en una botella de ron. Los ojos se perdían en la nada asfixiados por el humo de los cigarrillos y del alcohol; hacía que el sentimiento se hiciera tan espeso que el corazón martilleaba en sus sienes. Era noche de principios de Febrero en una posada de malas compañías. Todo rastro de razón le convertía en un ser pensante desvanecido por el trágico embiste de la vida. Sólo quedaban sus sentimientos, sentimientos encadenados al alcohol y tan oscuros que le oprimían el pecho hasta dolerle.
Bebía para olvidar aquella chica que conoció en el mar del Japón; frágil de osamenta así como implacable en el arte de amar. Con el paso del tiempo vinieron muchos abriles y muchos puertos, muchas mujeres de mala vida y borracheras que terminaban en cualquier callejón lejos de los guardias del puerto pero aquella musa del Oriente, le dejó una indeleble huella en lo más profundo del corazón. Ni el tiempo, ni aquellas mujeres que eran tan voluptuosamente bellas así como otras que rayaban la vulgaridad en la miseria, pudieron ocupar tan preciado lugar.
Cada amanecer, cuando el sol despuntaba en el oriente, su cuerpo temblaba pidiendo un nuevo trago de alcohol como si su destino se viera marcado al fracaso desde aquel día en que se separó de ella. El sol venía cargado de recuerdos y aquella cálida luz hacía hervir la sangre de su cuerpo maltrecho. Ese sol no era el de la esperanza de un marino en alta mar sino, el rayo del poderoso Júpiter atravesándole el corazón para matarlo de nostalgia.
Estaba echado sobre su propio vómito en el puerto de una ciudad que ahora no recordaba su nombre. Aquel día el mar estaba en calma y su brisa atravesaba la piel más curtida. Dejó caer la botella de aquel ron añejo que fue rodando hasta caer al mar...allá donde estaba su porvenir...allá donde chocó con otra botella que contenía un mensaje del mar del Japón: Era la voz de Erin buscándolo en ninguna parte desde el otro confín del mundo. Las dos botellas se rompieron y ahora, mecida por las olas del mar, una hoja de papel llora tinta azul.

martes, 24 de marzo de 2015


A cada golpe de mar
escucharé a las olas
como mi pensamiento
que va y viene desordenado.
Pensaré en tí,
en lo que hablamos,
en cada detalle como
ola de palabras
de nuestro mar al sentir.
Me pasearé en cada detalle
sintiéndome más vivo en
una maraña de blanca espuma
...y mis pies,
cansados de tanto buscarte,
se unirán a tu piel de
blanca arena
infinita,
como profundo es el mar...


lunes, 23 de marzo de 2015

Cadillac Solitario





Mi enamoramiento era la soledad. Cada noche de aquel verano escuchaba a Loquillo cantar Cadillac solitario y aún hoy escucho esa canción. Mi amor era el silencio de mi soledad. Son curiosas nuestras reacciones cuando nos enamoramos...Miles de sentimientos y de sensaciones son inabarcables en un hombre o en una mujer. Compartir todo mi ser fué todo mi sueño pero, la timidez y el ridículo me hacían sufrir, y mucho.
Los verdaderos amores necesitan valor y a mi me faltaba porque mi corazón sensible, era más pequeño ante el miedo. La amé sin duda las 24 horas del día durante años de silencio y jamás me atreví a decirle un te quiero.
¿Saben ustedes de mis cavilaciones, desvaríos, sueños y cosas inexplicables para declararse?. De lo que es natural y una alegria, aquello parecía un martirio. Hondo es el corazón del que sufre y si es sensible, peor. La educación emocional de las personas evita catastrofes y yo fuí una de ellas.
Sincéramente hoy soy feliz y disfruto una barbaridad de mi tiempo perdido. Sabio en amor sin duda por comprenderlo de principio a fin pero, aquellos años de Cadillac solitatiro no se pueden recuperar...A veces pienso qué mal hecho está el mundo para valorarse y valorar la vida sólo
 en la época de mi madurez...





domingo, 22 de marzo de 2015

Culpable



Los gendarmes tocaban el tambor en una plaza llena de berduleras, bagabumdos, sirvientes, pescaderas, soldados llenos de mugre y un sin fín de picaruelos dispuestos a robar al más crédulo. Los tambores en su estridencia daban notoria seriedad a mi ejecución.
Al amanecer el cura me dió la bedición y mi madre se abrazó a mí llorando para darme una loganiza en mi última comida...Los guardinanes al pasar por mi reja, se mofaban de mi con gestos grotescos que anunciaban mi decapitación. Yo temblaba en medio de delirios de culpabilidad pues, había sido condenado por el hurto de una burra.
Subiendo la escalinata que me conducía a la guillotina, llevaba en mi frente la cruz que con agua bendita aquel cura me dibujó. Me estaba cagando no sé si por las fabes de prisión o la longaniza de mi madre...
Bruscamente, el verdugo encapuchado me puso la cabeza en el artefacto que me decapitaría. El honorable juez con voz energica pronunció mi pecado de hurto mientras el populacho indicaba con el pulgar mi ejecución...Recuerdo el olor a sangre que tenía el madero pues era época de ejecuciones debida al hambre despues de una guerra sangrienta...
Los tambores redoblaban con los pedos de miedo que me pegaba...y a la caida de la cuchilla, pegué un salto de la cama y me abracé a mi mujer pidiendo clemencia...y me dijo: "Pepe, no sé con lo que has soñado pero como te vayas más de vientre, te juro que me divorcio"...


Pasado, presente y futuro


Las cosas pequeñas nos eligen a nosotros...Son tan pequeñas, que cuando se quedan en nuestro corazón, no las recibimos como se merecen.
Con la sencillez aprendida a base de años, todo aquello simple me asalta de forma agradable y entonces lloro o, soy feliz...La sensibilidad se impregna de detalles porque nuestro corazón es sabio. Ahora vuelan por mi recuerdo muchas cosas que no cesan...y me detengo a saborearlas después de pasado el tiempo...
Sean agradables con su corazón y trátenlo bién. No esperen a la felicidad pues hay que descubrirla justo en el fondo, en su corazón.
Aquella cosas pequeñas, por muy pequeñas que sean, anuncian vida vivida y ahora en el presente, no cesan pero...¡¡por favor!! jamás dejen de ser agradables con ustedes mismos y con lo que les rodea...



jueves, 19 de marzo de 2015


Olvida tu alrededor
por mirar a tu corazón.
Hermoso es lo puro
que nace en tí...
Todo lo demás
puede ser mentira
si después de todo,
eres al fin y al cabo
aquello que soñaste...


Qué fue de lo pasado...
de lo que esperaba de tí
de mis malos momentos
...y peores soledades...
Qué me ocurrió en el pasado...
Todo se difuminó pasado un tiempo
A veces me pregunto el por qué
si sólo lo verdadero,
aun vive en mí...


Muchas veces sufrimos por lo efímero y, hasta entregamos el alma.

 

miércoles, 18 de marzo de 2015

Maduixeta


La alegría
a veces no es una sonrisa...
es el placer de vivir
...de ser agradable contigo
con los demás....

Entonces no es alegría
es felicidad.


Para pensar un poco


La soledad sin vuelta de hoja
duele y vuela como el desamor.
Nos sorprende sin armas y
se guarda en el recuerdo
enlazando vivencias;
se escurre como un pez
que no se deja atrapar...

La soledad sin compañía
apuñala lo sensible
hunde sin piedad
destruye los sueños y
mina los corazones.

Pero
¿Y aquella persona
sola en este mundo
que no se siente sola?
¿ No es la soledad
un mal del alma
para quién necesita
urgentemente alivio
para lo de afuera?

¿Y lo de dentro?
¿No podemos cuidarlo nosotros?



Por los caminos del mundo


He seguido a cada paso tu viaje
...y más tu entusiasmo...
La belleza no tiene tierra hermosa
pues flota en cada sentimiento.
Maravilloso es tu viaje por
andar de tu mano sensible...
Vivir se lleva en el alma pura
al conocer cosas inexplicables.
Un día te daré mi mano
en mi viaje y mi sentimiento...
Verás la unión que
apesar de la distancia,
todos somos parecidos.


martes, 17 de marzo de 2015

Gajes del oficio



.!!!Dejadme en paz!!!
...y que la noche alivie mis sentidos.
-GORAN SOCOWICH-



 Noche fría en Madrid. Calefacción al máximo y tripas rugiendo. Dos hombres me levantan al unísono la mano. Detengo el coche y compruebo que son dos extranjeros hablándome en una mezcolanza de alemán, inglés y algo de español. No los entiendo. Suben al taxi y en un nuevo conflicto de idiomas parecido a la torre de Babel, me piden que los lleve a su hotel.
 Apenas comenzada la carrera, se encienden en mi cabeza las luces de alarma .Aguanto lo indecible pero quedo resignado e impotente, al dejar escapar irremisiblemente un pedo.
Sale como los gases silenciosos de un volcán y con una temperatura, que deja en ridículo a la calefacción del coche. Me temo lo peor. La flama sube con la velocidad del aire caliente y cuando la olfateo me digo:¿Pero esto puede ser mío? . Mi cara enrojece como el semáforo donde estoy parado. Bajo un poco las ventanillas y el aire exterior se encarga de expandir aquel olor por todo el habitáculo.
Los dos extranjeros se miran en un principio con ojos interrogantes y pasado un instante, con ojos afirmativos. Las expresiones de sus rostros gesticulan, hablan entre ellos y este conductor agradece no entenderlos. Son momentos delicados. Uno piensa en todo, desde abandonar el coche y salir corriendo avergonzado, hasta retroceder en el tiempo para cambiar el futuro. Mis labios nerviosos intentan despegarse de la boca y decir: ¨Sorry...I´m sorry¨, pero permanezco en un silencio angustioso… tanto, que me distrae de la conducción. Cuando los ánimos parecen que se han calmado, me viene otro apretón de tripa. Los gases llaman imperativamente a las puertas de la libertad y no sé que postura adoptar. Mi trasero empuja contra el asiento, el puño de mi mano libre se cierra fuertemente como si de esa manera pudiera controlar la evolución de la naturaleza. Le pido a Dios con vehemencia, una segunda oportunidad para que mi dignidad no vuelva a caer por los suelos y mi pensamiento, se acelera hasta quedar bloqueado.
 Miro la fotografía de mi mujer, la de mis hijos, la de San Cristóbal...todas sus miradas cambian el significado de su expresión y yo les digo… que no puedo más.
 En una especie de alucinación aparece la imagen de mi suegra. Me mira con ojos maternales llevando entre sus manos un enorme plato de judías estofadas: Las culpables de mi desgracia. Esos ojos cargados de ternura, esconden el odio de quién se venga a conciencia por viejas rencillas. No,… si ya lo sabía yo.
 En mis años de taxista, siempre me había manejado bien en estas situaciones pero la verdad es que este suplicio no lo aguanta ni un hereje mientras lo torturan .Mi cuerpo empieza a arder, el sudor se hace abundante y un pensamiento cercano al delirio me dice: ¨ Ya de perdidos, al río ¨.
Estudio cuidadosamente y con mucho tacto la forma de quedar por fín aliviado. Mi estrategia es soltarlo poco a poco, a pequeñas ráfagas y cuando pongo en acción mi plan, todo el metano sale más aprisa que el aire comprimido.
Desconcierto total .Éste, a diferencia del primero, lleva música incorporada. Una paz celestial entra por mi cuerpo y mi mente extresados.Mi cara expresa por un momento la candidez de un recién nacido y la tensión de mi cuerpo desaparece. Creo que si mi vida transcurriera con este bienestar, sería el hombre más feliz del mundo. Mientras tanto, uno de los extranjeros ya ha sacado su cabeza por la ventanilla y el otro me pide bajar las delanteras.
 Un aire polar entra por el habitáculo desalojando mi desgracia y purificando el ambiente. El sudor de mi cuerpo se convierte en un carámbano. Me hace temer el peor de los resfriados.
Al final de la calle termina mi odisea. Acelero un poco más y cuando detengo el taxi a las puertas del hotel, no me atrevo a volver la mirada para mis ocupantes. Creo haber recibido un castigo. Los niños, cuando han sido regañados merecidamente y se han desahogado en su lloriqueo, se sienten en paz con el mundo. Así estoy yo. En estos momentos soy un hombre humilde, cargado de bondad y deseándole a los dos extranjeros la mejor de las dichas.
Decido no cobrarles el servicio adivinando la comprensión en los ojos de los dos. Aún así, deciden pagarme por encima de mi insistencia. Nos damos la mano amiga y en mi despedida, les digo con la mano en mi vientre y media sonrisa: RETORTIJONES. Los dos me miran pensativos por aquella expresión y cuando me alejo en busca del taxi, uno de ellos me dice en su acento Alemán: !Adios! !Re-tor-ti-jo-nes!.



domingo, 15 de marzo de 2015

...de lo vivido...


Mi pasado es una carretera llena de baches y tramos suaves por donde soñaba con lo eterno...Fué largo este camino justo al borde de precipicios inconscientes por no tener una madurez ni una conciencia.  Dicen que la vida anota solo las cosas concretas para poder calibrarla en su medida pero, NO, para nada...la vida interior de cada persona es muy particular y hasta suceden cosas que por cosa de un segundo, o menos, no se quedaron en la memoria eterna de la conciencia, pero sí en el subconsciente. En la vida me encontré muchisimas veces en una cuerda floja de estar bien, regular o mal...demasiadas para clasificarlas...
Aprendan de su lado oscuro porque nadie se lo enseñará. Su corazón es único en un mar de seres semejantes pero diferentes. Aprendan a amarse y no olviden ese camino pasado donde baches y cosas extrañas sucedieron para ser lo que sois ahora...



jueves, 12 de marzo de 2015

La primavera llega
con su perfume y su calidez,
con sus jugosas frutas
y sus árboles en flor.
Llega el tiempo de respirar amor,
de sentir la alegría,
de apurar más los días.
Busca en tu interior
y haz sentir entre tus letras
los latidos de tu corazón.

para mi amigo Domin


Maduixeta.

 

Super flash back


miércoles, 11 de marzo de 2015

Valor al valor


De lo emotivo simple
y carente de precio
...hondo en tu sentir,
te nace una lágrima...
Razónes íntimas tienes
pero,
¿No vivimos para encontrar?





El mundo gira ahora en días de primavera con sus sueños, promesas...vivencias. Con el paso de los años maduramos en tranquilidad que de joven tanto se buscaba y cuando ya eres mayor, ves que algo ha cambiado en tu vida.
Aún me considero joven pero esta juventud, no es la misma... 


martes, 10 de marzo de 2015



Pasarán los días malos
abrazado a mi corazón
...y vendrán más tormentas
llenas de desvaríos que
arrasarán...
Pero Diós está conmigo
indestructible en mi corazón
cargado de paz
siempre esperando.


Los restos de un naufragio


Se quedó el dolor
como pasado habitante.
Nadie en el infinito
mas que yo, solo yo
por ser pretérito imperfecto.
Frío desconsuelo carente
de cerraduras y
humilde razón al
tocar un desfondo de tiranía...


viernes, 6 de marzo de 2015

Fresas por primavera

 
 
Érase una vez, una mujer preciosa y sensible a la vida; enamorada del mundo que la rodeaba. Se entregaba inocentemente a los cuentos, a las sonrisas, la poesía, la  música y al amor que tristemente, éste se escapaba de entre los dedos de su corazón; realmente, tenía una belleza que para otros ojos que no fueran sensibles al igual que ella, pasaba desapercibida...Sus sueños eran siempre románticos y a veces tristes también por desamor. Escribía ausencias, noches de insonnio, soledades amargas y sobre todo, los besos que nunca jamás se dieron...Pero la amaba mucha gente sensible como ella por formar un mundo que por la pena de la distancia, todos eran desconocidos entre sí...Pasaban los días, las semanas, los meses,las horas sin sabor y los minutos intensos donde la pasión se perdía en lágrimas de desamor....
Llegaba la primavera tan esperada con sus claveles en los balcones y las rosas de rojo pasión; fresas jugosas que se deshacían en la boca dejando el sabor más delicado y, fresita se hacía llamar ella. Nadie en el mundo a lo largo y lo ancho se conoció una mujer sin igual. Todo lo de ella era compartido con cariño y atenciones derrochadas sin mas precio que el de una sonrisa...Sin embargo la querían hombres desconocidos hasta el punto de amarla profundamente y ella, ausente de todo, vivía en su inocencia de sueños cual niña perdida que busca el amor.
A punto estaba de comenzar la primavera; todo un expectáculo para la vida y los sentidos...Las golondrínas ya llegaron de tierras lejanas anunciando la alegría de la vida y su corazón volaba en sangre jovial por esperar lo que tanto esperaba: EL AMOR. Una tarde de principios de primavera, paseaba por un parque lleno de niños. El sol brillaba como diamante en sus ojos y a lo lejos, vió un hombre que le dió un vuelco el corazón. Tenía la corazonada de conocerlo sin haberlo visto antes, quizás en una fotografía. Aquel hombre se le acercó hasta que su sombra la cubrío...
- Hola fresita.¿Me conoces?
 _Vengo del sur por tí, lejos de la ciudad y sus agobios...
-¿Quién eres?....le preguntó con un asombro de miedo.
_Soy aquel que siempre busca y pocas veces encuentra. El escribidor de poesías y de cuentos compartidos por tí.
-¡Tú eres buscador!
_El mismo.
Le tendió la mano para que el la cogiera; suave al tacto y llena de sentimientos.
El sol se perdía por el horizonte y cerrando los ojos con un beso, la noche les cubrió como la más embriagadora de todas las pasiones...


jueves, 5 de marzo de 2015

Cuentos de Alondras



Erase una vez un lector de cuentos. Los admiraba por tener una sensibilidad capaz de volverlo niño y vivir intensamente las emociones del escritor...Disfrutaba enormemente por recordar pasados de niñez que eran capaces de hacerle llorar...
El lector de cuentos viajaba con la imaginación jugando con la realidad pero, ¿qué es la realidad cuando se enriquece nuestro presente a través de lo que no existió?. Supuso que la realidad jamás nos abandona aunque se viva en un pasado y presente como en un cuento de Alondra....Escuchaba de la gente decir Carpe Diem una y otra vez pero, el lector de cuentos amaba los cuentos de siglos pasados o futuros muy lejanos para vivirlos en su presente donde la realidad a veces es fría e insolubre. Lloraba, reía, se enojaba, discutía o se hacía amigo de alguien pero sobre todo, aprendía de la vida a traves de los cuentos...
El lector de cuentos un día se cansó. Ya estaba casi viejo entre cientos de cuentos leidos pero no conocía el amor. Era tal su riqueza que se olvidó sentir en sus manos la piel de una mujer y eso lo hizo tremendamente desgraciado. Lloró años enteros de soledad por no sentir el amor de una mujer...
De sus palabras nacían las cosas más bellas que jamas se escucharon. Iba al supermercado, a la frutería, a la panadería, al peluquero o al taller o a tomarse una cerveza y de su bondad, se hacía la palabra que embelesaba a cualquier persona. Miles de mujeres estaban dispuestas a amarlo y el no conocía el amor hasta que un día, una mujer le dió un beso furtivo casi a escondidas. El, como alondra voladora, voló hasta el cielo porque desde la tierra, sólo se vían piedras muy lejos del alma de una mujer. Ella tenía el valor y la nobleza capaz de traspasar el alma de un hombre por saber cosas que no se enseñan sino, que están en la naturaleza como si vinieran de un cuento...


lunes, 2 de marzo de 2015

Un paseo por tu espalda.


Amo y te retengo
en tacto de caricias.
Mis dedos amantes sobre tu piel
la escanean como si fuera
memoria eterna.
Piel con piel unidas de silencios...
Amor de circulos sensuales
que se pierden en deseos
con memoria de guardarte
para cuando no estés..


domingo, 1 de marzo de 2015

Camino de perfección


Las mejores personas son las que conocen el dolor por haber profundizado en cosas que de otra manera pasarían desapercibidas. No es que estando sanos no sos diéramos cuenta, el secreto, está en pasar el trago. Me considero buena persona, mejor que el dinero. Aprovechen los destiempos en madurar y sean sensibles a la vida...
No me gustaría soportar ninguna enfermedad terrible y aún así he tenido que pasar por ese trago...
Pienso muchas veces en lo terrible; cuando se sufre de algo donde el enfermo no tiene consciencia ni de su propia enfermedad. Las personas tenemos un tiempo de vivir, unas más otras menos pero, hay gente que enferma y no lo saben calibrar para tomar peso de la mierda donde están metidos: me refiero al alzheimer, por ejemplo. Me duele ver cómo se apaga poco a poco una persona que tiene nuestros mismos sentimientos y no sabe lo que le pasa para defenderse en la vida....están también los locos que todos conocemos y además de ser mal vistos, también pierden el sentido de la realidad indefensos como un niño recién nacido...el crimen de todo ello es no poder disponer de su vida o de su conciencia hasta la hora de su muerte.
Para mí la muerte no supone una despedida trágica más bién es una alegría por tener a Diós y volver a ser feliz como lo soy ahora. Sin embargo, lo trágico de todo ello, es el dolor psquico por nuestros seres queridos, la amargura, la preocupación, la perdida, la angustia etc. etc. etc. por formar nuestra cruz y nuestro propio infierno.