jueves, 11 de febrero de 2016

Luz



En algún momento, la luz es una luciérnaga que ilumina mi corazón. A veces entra y sale cuando ha cumplido su mensaje y en cambio, otras veces, las menos, me ilumina el camino a seguir conociendo cada bache, cada curva; reconociendo con mis ojos el camino que se hace cada vez más profundo al infinito... Justo entonces, sucede que la luz de la luciernaga y los ojos de mi corazón, se hacen algo sólido que se quedan para siempre en mi interior que es de natural universal para toda la humanidad. Un atisbo de sabiduría propaga la luz del saber en los ojos que saben mirar; una luz que cuando se hace potente, ilumina a otros corazones propagándose donde no se puede sospechar en otras gentes, en otros lugares del mundo...y así sin más, los seres de luz iluminan con su alma lo divino y lo divino, es algo que siempre existió en nosotros desde nacer...

6 comentarios:

Fina Tizón dijo...

Cuando estamos ante una persona sabemos enseguida si nos transmite energía positiva, esa luz de la que hablas, o de lo contrario, negativa. Tanto una como otra se transmite a los demás, y lo nota nuestro interior. Nuestro interior es sabio, amigo mío...

Un abrazo

Fina

Amapola Azzul dijo...

Tu luz es muy bonita. Besos.

Gladys dijo...

Hermosas y sabias palabras tu sentir se hace luz ante los ojos de los que te leen, hermosas palabras.

Un abrazo me quedaré por aquí si me lo permites.

sabores compartidos dijo...

Lo importante de todo es que esa luz interior que es tan especial permanezca encendida durante mucho tiempo.
Un hermoso texto sin duda.
Hola soy nuevo por aqui si no te importa me quedo.
un abrazo

Adriana Alba dijo...

Cuando sé quién soy, descubro que no soy existencia: yo soy la presencia que permite ser a la existencia.
Este es el secreto abierto que se va revelando en cada aspecto de nuestra vida.
Ningún esfuerzo, camino de purificación, proceso o enseñanza, puede llevarnos allí.

Tony Parsons

Marina Fligueira dijo...

Precioso texto, amigo, que esa luz divina te acompañe siempre y guié tus pasos por la vida. Sin luz una va ciegas y nos tropezamos con las piedras del camino.

Adelante siempre. Te dejo mi gratitud y mi estima.
Un besito y se muy muy feliz.