martes, 23 de febrero de 2016

Sexo lento



Mi pareja y yo ( millonarios en Euros ) nos hicimos astronautas y fuimos a la Luna para practicar sexo lento. Durante el viaje de ida nos tirábamos piropos con guiños en los ojos a pesar del casco...Antes del viaje, en la Tierra, no hicimos el amor durante un mes para que nuestra llegada a la luna nos recibiéra con el mejor coito superestelar. A medio camino con las curvas y los baches galácticos, nos mareábamos hasta vomitar y mi sexo se encogía alcanzando tamaños inferiores. Mi mujer decía que necesitaba un aseo por llevar aquellos pañales hiperactivos del pipí y la caca...
Nuestra llegada a la Luna fué transmitida via satélite y en HD. Millones de gentes de todos los países esperaban en sus habitaciones conyugales para acompañar tan magnífico acto amoroso. Justo a las 9 de la noche ( hora peninsular ) nuestro módulo erótico aterrizo en un paisaje agreste; lunar. Me lancé hacia ella como un poseso y ella se abría de piernas de la forma más lenta posible; flotábamos el uno sobre el otro y caíamos al suelo lentamente mas todo aquello nos daba risa. La cosa es que yo no tenía erección y ella no se excitaba. La tierra entera comenzó a abuchearnos y decirnos FUERAAAA FUERAAA FUERAAA y mi mujer lloró como una magadalena desnuda ante las cámaras. Obama le pedía explicaciones a Rajoy sobre la potencia Ibérica y Rajoy agumentaba teorías sobre la crisis.
Total, un gatillazo. Regresamos a la tierra un amanecer y caímos en el desierto de Almería para que nadie nos viera pero, al salir de la capsula, miles de tomates podridos de invernaderos nos cayeron cual meteoritos hasta el punto, que a mí y a mi mujer, nos excitó de tal manera, que delante del pueblo de Elegido, hicimos el amor lentamente y créanlo ustedes mismos, los Almerienses, nos hicieron la ola...Desde entonces la practica del sexo lento está de moda; hasta hay un record del mundo donde la relacion coital dura un día entero y el Corte Ingles les ragala un viaje a la Luna...




3 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Siempre se aprende algo nuevo. Besos.

Gladys dijo...

Muy extraño pensamiento, de viajar a la luna para tener sexo, pero bueno uno puede pensar lo que quiera jejejeje.
Saludos

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Ambos hemos coincidido en el título...gracias por tu comentario. Un beso