domingo, 24 de abril de 2016



Dónde va mi dolor
en soledad siempre.

Soledad que me acecha
longeva e incansable...

Mis labios resecos,
ausentes,
perdidos en la nada y
empapados con deseo
son eternos a lo lejano
que compañero de soledad,
mi corazón, medigo
con derecho a pedir,
persiste en vivir...



10 comentarios:

EMBRUJO dijo...

hola buscador la soledad es asi de saboria, a mi no me gusta pero la elegí y luego ya te acostumbras por eso es longeva, tus labios ausentes recorreran otros labios cuando mires a unos ojos que hagan estremecerte besitossss

Sara O. Durán dijo...

Dile a tu corazón que más vale solo que mal acompañado.
Un beso.

Amapola Azzul dijo...

Bellísimo poema. Besos.

Sara O. Durán dijo...

Revisa el Link, no va a un video, cuál de la lista?

Fina Tizón dijo...

A veces la soledad bien vale la pena...otras.., araña...

Abrazo, buscador

Fina

Abuela Ciber dijo...

La soledad elegida no es tanta soledad
Grato leerte
Cariños

maría del rosario Alessandrini dijo...

El dolor no da respiro mientras viva la soledad, precioso.
Abrazo

censurasigloXXI dijo...

Yo creo que el corazón siempre anda mendigando afecto, él se cree insaciable pero en realidad no sabe que con poco tiene suficiente.

¿Sabías que corazón en griego es femenino?

Eva BSanZ dijo...

La soledad compañera de recuerdos no debería ser prisionera en nuestra vida pero aparece para sobrevivir. Gracias

Abrazo

Marina Fligueira dijo...

¡Hola, Buscador!!!

Ayer envié un comentario desde mi móvil y no sé a donde fue a parar.

Bien, pues la soledad es muy mala compañera cuando es impuesta, mas no creo que nadie te pueda imponer a ti la soledad. Se percibe el tus letras que tu soledad es del alma, es la que va por dentro. Eso le pasa a muchas personas que se cierran en si mismas, son personas que no tienen tanta facilidad para expresar lo que sienten a un amigo/ga, seguramente por pensar que eso está mal, y no es así! No está mal! Lo que es importante es conocer bien nuestro interlocutor.

Y naturalmente, escribir es una evasión importante para el alma, siempre encontramos más comprensión en quien nos lee con interés y nos ayuda a liberar sentimientos que a veces nos queman por dentro.
Adelante chico, que en este mundo de Internet encontramos buena gente.

Te dejo un abrazo, mi gratitud y estima, deseándote lo mejor del mundo.