domingo, 8 de mayo de 2016

Noche de silencios



La estrella más lejana en mi mirada, es fruto de mis sueños. Desde pequeño la admiro al momento que la rotación de la tierra por primavera marca su posición...Puntualmente, cada noche descargo mis anhelos perdidos en inmensidad del sentir, calibrando su distancia infinita quizá más cercana por verla... En silencio, la escucho y ella me escucha como si escucharse, fuera el lenguaje del silencio de mi corazón; incansable por encontrarme donde no hay un fondo finito del alma.

Aquella estrella es huérfana de nombre como hurfanos son los sentimientos no correspondidos. Ser sensible acarrea estas cosas; es ser un barco navegando por mi interior donde aquella estrella quizá, no llegará nunca a ese puerto que más deseo...

Cada año, sin falta,  aquella diminuta luz adornada de aviones o de nubes, escucha  mi mirada con nobleza; tan lejana y sola que a veces pienso si no es ella quién busca mi consuelo...

Con noble sentir, las personas necesitamos ayuda aunque sea del silencio. De un golpe con corazón y valor, abrimos nuestros sentimientos y explotamos en lágrimas reclamando la exsistencia de ser más humanos en todas sus consecuencias  pues el corazón,  puede con todo aunque no haya respuesta y sus lágrimas, corren perdidas buscando un no sé qué en la hondura...

Ya, repuestos del llanto,  proseguimos nuestro camino viviendo a cada paso con estos sueños que quedan por cumplir...fieles a aquella estrella desde la infancia que por ser testigo, algún día nos verá morir...


5 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Siempre necesitamos ayuda. Besos.

Gladys dijo...

Adoro las estrellas porque pienso que entre ellas están mis seres queridos que se han ido, bonito relato.

Abrazos Buscador feliz semana.

Eva BSanZ dijo...

Sí, algún día nos verá morir... Maravilloso final.

Besos

Sara O. Durán dijo...

... y convertirnos en ese último suspiro en una estrella más, para llegar al lado de esa huérfana y allí sentirnos plenos y satisfechos del camino que tuvimos que recorrer para llegar.
Te quedó delicado, muy hermoso e inspirador.
Un beso.

EMBRUJO dijo...

creo buscador que esa estrella lejana en el universo se encuentra las almas, no es malo llorar, eso es tener sensibilidad yo digo siempre que es la limpia de la maldad, del dolor de esa estrella ausente que sale en las noches vistiendo su bata de cola como el corazón lo puede todo los sentimientos regados de inteligencia amable y se hace honra en palabras llanas feliz dia besitosss