viernes, 10 de junio de 2016

Orando



Orando lo conocí.
Una ventana se abrió
en el corazón
mostrando sabiduría
sencillez e infinito...
¿Era sólo Dios?
¿Era yo?
NOOOO
Eramos los dos.



8 comentarios:

Gladys dijo...

Que bueno que encuentren a dios los que creen que se les ha perdido.

AMBAR dijo...

Un mravilloso lugar de encuentro, orar en común.
Un buen fin de semana y un abrazo.
Ambar

RECOMENZAR dijo...

cuando la fe aparece
y se siente la paz del alma
todo empieza en esa vida un abrazo

Sara O. Durán dijo...

Empezaste a vivir!!!
Un beso. Que tengas un feliz domingo.

CRISTINA dijo...

Cuando comenzamos a orar, es cuando Dios comienza a actuar.
Un grande abrazo.

BEATRIZ dijo...

Asi pasa, en la oración esta el conocimiento de lo imposible.

Saludos.

la_gaviota dijo...

pues siempre en mi ventana miro al cielo, veo estrellas, es mi momento voy a su encuentro y alzo los ojos y una plegaria se eleva... gracias por recordar lo hermoso que es sentirse uno en dos

Magdeli Valdés dijo...

El siempre ha estado...
nunca nos abandona, porque vive en nosotros mismos...somos parte de su chispa universal...