jueves, 8 de septiembre de 2016

Tu calmas mi sed







 Cuando ya nada cabe de esperar
en la desazón del día a día...

En mi sed de caminante buscador
te me acercas sin esperar
como lluvia en los campos secos...

...y me das un vaso de agua...



5 comentarios:

Pluma Roja dijo...

reconfortante hallazgo.

Precioso.

Saludos.

jfbmurcia dijo...

Pues a veces, sólo un gesto, bastará para sanarnos...Saludos, Buscador.

CRISTINA dijo...

Cuando estamos a punto de fallecer, siempre abra alguien que nos sostenga. Solo es cuestión de abrir la mente y el corazón, porque en ese instante presente es nuestro punto de poder.
Un grande abrazo!

Magdeli Valdés dijo...

Agua que has de beber
que llene de fortaleza tu espíritu creador...

ya sabemos el agua es vida
y en abundancia!

abrazo.

Sara O. Durán dijo...

No aporto más, porque no podría, después de la maravilla de comentario de mi amiga Magdeli, a tu preciosa entrada. Solo soy capaz de enmarcarlos ambos.
Un abrazo!