viernes, 16 de diciembre de 2016

Volver a nacer



Cantan los villancicos cargados de esperanza y alegría porque Dios volverá a nacer. Los corazones son sensibles a la Navidad. A mucha gente se le hace un nudo en la garganta cuando el mensaje del corazón proclama a un grito que nos faltan muchas cosas y que mucha gente ya se fué para siempre. En silencio multitudinario, la gente quiere algo mejor;  un mundo para la paz del espíritu que crea tantas guerras interiores que los psiquiatras, no dan a basto en calmar los males de los sentimientos causados por la locura.


 El ya es inmune.
 Explota una bomba cerca de su casa pero no le hace ni caso...A su abuelo lo abandonaron porque sabian que iba a morirse y si ellos lo asistían como es debido, morirían también. Huyeron con el llanto en la garganta y el lloraba sin comprender lo comprensible porque a la guerra no se la comprende. Con doce años, su papá y su mamá le dieron una pistola para que defendiera su vida ante la duda y que matara a esos pordioseros...


Los comercios cantan villancicos.  Rebajan los precios del género porque sino, no venden. Los niños en las escuelas, los padres luchando preocupados muchos por llegar a fin de mes. La mala leche del oportunista, los robos y este silencio maldito de tirar p´lante porque son buena gente que comprenden esto de la crisis.
En la lluvia de otoño el invierno amenaza su llegada. Los noticieros hablan de crímenes de guerra y de gente que se muere ahogada sin ningún bien porque un mafioso les cobró todo lo que tenían a cambio de una muerte en el Mar Mediterraneo...y la gente calla como muda y no quiere ver como ciego que jamás vió.

Le faltaba una bala a la pistola. Con el ojo cerrado mira con la precisión del cañón pues con un odio creciente de usarlo quisiera matar a quién mató a su hermano. Cuando el está solo juega en apuntar a los soldados desde su ventana esmerándose por no fallar. La bomba que explotó cerca de su casa tiene soldados muertos con armas que seguramente funcionan y le gustaría acercarse para tomarlas. Su padre ya les quitó de sus bolsillos y sus mochilas algo para comer además de anillos de oro y demás alajas...

Se acerca el sorteo de Navidad con millones de euros en premios. Toma Lorazepán para la ansiedad y otra pastilla que calma los delirios. El era el rey del trabajo cuando había trabajo. Pagaba al club de tenis, no se perdía un partido de futbol, hacía regalos a los amigos y comía de lo bueno a lo mejor...Pero esta Navidad le ronda por la cabeza el suicidio porque le van a quitar su piso y no puede sostenerse ni para comer. Le da verguenza pedir cada vez que va a cáritas o a la cruz roja y las palabras con su mujer son de pelea porque no es hombre ni es nada...

Vienen directos a su casa y sus padres no están. Se tumba en el suelo y las balas pasan por encima de su cabeza. Toma la pistola apuntando a la puerta con mirada asesina pero, la puerta la abre una bomba y el se va al cielo...

El banco le dice que tiene un desahucio y su mujer vuelve a cargar contra el, siempre el, eternamente el...Baja a la cochera  con un cinturón y ya saben ustedes lo que hará...

El día de Navidad a las 12 de la noche, un niño de Siria y un padre de familia, se juntan en el cielo. Los dos huían de la guerra y mientras tanto, en la tierra, un niño nace en este mundo porque quiere volver a salvarlo.






8 comentarios:

dijo...

Son las dos caras en la que hemos convertido este mundo.Dos caras que da vergüenza reconocer.Una porque los despiadados pisotean y matan la digndad y la vida del pobre ,la otra porque no hacemos lo suficiente para evitarlo
No sé hasta qué punto somos responsables nosotros,pero lo cierto es que hay formas de ayudar,de gritar ,para que este "crimen"no siga adelante .Y quién nos oye?Los responsables directos del daño no escuchan si no el sonido del dinero .Pena de seres humanos ,en qué nos hemos convertido!!!
LLega la Navidad...Nace otro NIÑO,que llega para que el HOMBRE sea todo AMOR.
Bendita misión !
Besucos

Maru dijo...

Uffff, tremendo por lo cierto...pero, "Nada nuevo bajo el sol", por desgracia es, fue y supungo que seguirá siendo igual este mundo habitado por ¿Seres humanos?. Un abrazo.

Magdeli Valdés dijo...

Es la cruenta verdad que muchos no quisiéramos oir, ver y menos vivir.

No hay que vivirlo para no sentirlo y a su vez tanto descalabro por doquier el ser humano se va durmiendo, en lo esencial
y que desafortunadamente mientras estemos amarrados al poder de los pocos
en desgracia de los muchos, no cambiará...
Mas nunca uno debe de cansarse de pedir por la paz.

Desesperanzador panorama que seguramente un nacimiento podría cambiar
si esta en nosotros cambiarlo
no hay otra manera.

jfbmurcia dijo...

Literalmente, querido Buscador, me has puesto la piel de gallina. ¡Basta de guerras! ¡Qué alguien ponga freno y cordura a esos desahucios! Un abrazo, amigo y feliz Navidad. Si es que eso fuera posible.

Fina Tizón dijo...

HOLA BUSCADOOR, ¡CUANTO TIEMPO! PERO DEBES SABER QUE OTROS QUEHACERES ME MANTIENEN ALEJADA DEL BLOG Y, AUNQUE NO ME OLVIDE, TAMBIÉN DE VOSOTROS. AÚN ASÍ, HE QUEERIDO PASAR POR TU RINCÓN TAMBIÉN PARA DESEARTE FELICES FIESTAS NAVIDEÑAS Y LO MEJOR PARA EL PRÓXIMO AÑO NUEVO.

UN ABRAZO

FINA

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola Buscador y buen comentarista de mi blog,sigo delicada de salud, por eso solo paso para desearte unas felices Navidades.
Un gran abrazo

Susana M dijo...

Muy triste y real. Un beso.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Lamentable todo, pero es eso lo que el poder hace con las personas, no es culpa de ellos, es culpa de los malos gobiernos, y de mentes que no piensan. Ojalá un día esto llegue a su fin.
Feliz Navidad Buscador.
Abrazo