jueves, 31 de marzo de 2016

El misterio del amor



Me pregunto sobre mi silencio pues sabio es. A cada paso me impregno de la vida pues también  sabia es. Mis sentidos se abren conocedores de verdades que mi conciencia es torpe en discernir...Alzo mi voz en interrogaciones para conocer mis silencios pues sabios son sin mas... y cuando me enamoro, todo bulle en sentires infinitos cual polen de primavera.¡¡ Cuán misterioso es el amor para el ciego que no comprende su sentir al no conocer a Dios!!



miércoles, 30 de marzo de 2016

El vuelo de la Alondra



Ella tenía un secreto...Se lo contaba a su soledad, a las estrellas y a la Luna, a su espejo con sus ojos cristalinos...Paseaba por las calles en diálogos enormemente hermosos con su corazón pero, su secreto era sagrado quizas por desconfianza, quizas por miedos. Su vida íntima era especial y espacial por su amplitud, tanto, que se recreaba en secretos que contaba a su amiga íntima pero jamás de la magnitud de aquel secreto...
Imaginaba miles de historias y sonreía con ocurrencia; disfrutaba o lloraba ya que aquel secreto lo abarcaba todo. A veces era sensible como el papel de fumar y tan ligero como sus sueños. Con un chocolate negro de almendras viajaba de océano a océano y depende del estado de ánimo, lloraba o reía. Era mujer sobre todo como melodía de la vida que se embarca quizás a lo desconocido...
Potente y fuerte cuidaba de su familia y, la adoraba al ser fruto de su sangre pero, ella tenía un secreto que unas veces la hacía feliz y otras lloraba como una magdalena mojada en sentimientos.
Reunió valor, reunió decisión y decidió contarlo...
Se citó con su amiga para tomar café, ella invitaba. Como cosas que nacen de la amistad sincera, ella le abrió su corazón, casi cerca del oído y la amiga con toda su sinceridad le dijo: Ese secreto eres tú y yo haré como si lo olvido porque ya es mío también y ¿sabes? ahora te quiero mucho más...




lunes, 28 de marzo de 2016



Si te dejas llevar,
el sueño es viajero.
Si además aprecias,
disfrutas del camino...


El sueño que no cesa



Luna de primavera,
que no me abandone el sueño
ante la realidad...
Abril es florido enamorado
como la sabia del corazón.
Dá luz a los amantes y
a los pobres amantes sin amores...
Las hojas caen en Argentina y
flores nacen en España pero,
¡oh luna! de primavera u otoño,
que los sueños jamás cesen.
Fuerte es la realidad cruel,
...poderoso el corazón
que sueña cosas bonitas...




viernes, 25 de marzo de 2016



Se gesta un sentir y
madura en mi corazón.
Pasan los días acomodado;
incubándose a fuego lento
cual semilla que madura
antes de eclosionar...

...y de golpe
sin esperar,
nace una emoción
y con ella,
una lágrima...



miércoles, 23 de marzo de 2016

Ligero




Desnudándome a la nada.
Sensible de brisa y
ligero de equipaje.
Ausente de prejuicios
con plenitud de belleza...
Abierto en ofrecer;
escaso en lo opaco.
Alma invisible y
ciega con quién mas,
en entrega voluntaria...








lunes, 21 de marzo de 2016

El engaño y la verdad de la palabra.


La palabra es un instrumento más. Casi todo el mundo deposita su confianza en la palabra; en una necesidad para comprender,  justificarse o tener algo consistente...La palabra tiene el idioma de muchísimas razas alrededor del mundo, muertas y vivas...

Desde que nacemos, con la palabra nos inculcan su valor para dar nuestro amor, comprensión, entendimiento, decir papa o mama,  pensar en lo que nos sucede etc. La palabra se hace poderosa para quién tiene el Don de la palabra y hasta se manipula con la mentira o, se ensalza en la verdad. En ella depositamos nuestro amor, nuestro pensar, nuestros pesares y hasta, nos desesperamos por no encontrar la expresión idónea...

Tener palabra es algo sagrado cuando nos comprometemos...La gente sin duda tiene fe en la palabra...
Cada día que pasa intento llegar a mi corazón pero, mi corazón como el tuyo no tiene palabras; las palabras surgen y provienen de algo más profundo. Su idioma es universal y abarca todas las razas. Nada de lo que sucede en nuestro interior se debe dehechar porque de ello aprendemos sin pecado y además, no se puede eliminar y en ello está la palabra. Cantidad de personas tienen guerras con ellos mismos por no querer ser quienes son a traves de la palabra y eso, es un error.

Nuestro leguaje del corazón tiene una fidelidad superior a la palabra. Aprender a escucharlo depende de la persona, de su medio de vida, sus problemas y quién sabe quien debido a su toroeza...Sin duda, pienso que no hay nada más sublime que el lenguaje ausente de palabra y lo crean o no, allí, está Dios.





sábado, 19 de marzo de 2016

El placer de sentir la poesía



El inventor tenía sueños. Siempre los fabricaba esforzándose por llegar lo más lejos posible...
Pero vivía en guerra con el mismo y en una lucha que la mayoria de las veces era silenciosa. Observaba y escuchaba a todas las personas que había a su alrededor; a quién se dirigía u observaba en multiples acontecimientos...
La vida sin duda era una maraña de gentes con bondades y maldades; nadie era totalmente puro de conciencia ni de corazón. El mismo tenia sus defectos, sus padres, sus hermanos, sus amigos o desconocidos. Su batalla se hacía extensible hasta desanimarse con una pronta solución...Luchaba por ser mejor a cada paso y a cada paso había miles de dudas mas por aclarar. Puso su empeño en comprender el bien y el mal perfectamente discernidos y el mundo era aun más complejo de lo que creía...
Pasaban los años madurando en soledad y la vida era una guerra contínua de acontecimientos que a veces son crueles. La esperanza de un mundo mejor estaba lejana y su vida más complicada aún...

Se sentía solo en medio de una lucha despiadada; una lucha de engaños y maldades que herían. Dónde estaban las buenas acciones si ahora con crisis la vida era más descarnada e injusta. El no era así a pesar de sus defectos. Fabricaba un mundo mejor pero casi nadie le escuchaba...

Tomó asiento en un banco del parque. Un joven estudiante se sentó junto a el. Leía un libro de poesía de José Agustín Goytisolo. Hacía tiempo, tanto tiempo de aquella memoria que le pidió al joven que le recitara algun poema; algo que lo sacara del engaño y de la maldad.

- Conoce me lo decía mi abuelito, me lo decía mi papá. Le preguntó el joven.

- Pués no, no lo conozco...y el joven rió...

-Dice así, se lo voy a recitar porque mi padre puso mucho empeño en este poema para que lo aprendiera. Dice...

Trabaja niño no te pienses
que sin dinero vivirás.
Junta el esfuerzo y el ahorro
ábrete paso, ya verás,
como la vida te depara
buenos momentos. Te alzarás
sobre los pobres y mezquinos
que no han sabido descollar.

Me lo decía mi abuelito
me lo decía mi papá
me lo dijeron muchas veces
y lo olvidaba muchas más.

La vida es lucha despiadada
nadie te ayuda, así, no más,
y si tú solo no adelantas,
te irán dejando, atrás, atrás.
¡Anda muchacho y dale duro!
La tierra toda, el sol y el mar,
son para aquellos que han sabido
sentarse sobre los demás.

Me lo decía mi abuelito
me lo decía mi papá
me lo dijeron muchas veces
y lo he olvidado siempre más.
. . .
José Agustín Goytisolo (1928-1999).

Nuestro inventor sonrió

-Cómo te llamas hijo

-Domingo, le respondió...


viernes, 18 de marzo de 2016

La dama del amanecer...(Un mimo de la calle)...



 Salió rápidamente de su casa para llegar en el preciso momento en el que la noche deja paso al día. Colocó el cubo metálico que hacía las veces de pedestal justo en medio del camino que trazarían los rayos del sol al salir. Se subió a él, inclinó la cabeza y se dispuso a esperar con la mano tendida para ofrecer una rosa al primer individuo que pasase por allí. Estaba muy quieta, tan inmóvil como su perrito de trapo o como los adornos que había colocado a su alrededor.
Todo el mundo había oído hablar de esa historia del amanecer, pero en realidad nadie la vio jamás. Cualquiera que hubiese recibido esa flor se habría tenido que pellizcar para asegurarse de estar despierto y comprobar si aquello era real o si todavía estaba sumergido en el mar plateado de los sueños. Sin embargo yo cada día la observaba desde la ventana de mi ático.
Aquella mañana se respiraba un agradable olor a tierra mojada. Abajo la gente comenzaría una vida nueva y ella... siempre ella. Nunca vi nítidamente su cara y aunque los reflejos metálicos le daban aspecto de frialdad componía una figura artística y cálida. Miré al horizonte y me quedé así un rato; ausente como ella, observando las enormes manchas grises que se acercaban navegando como buques en el mar de mi imaginación. Todo un espectáculo grandioso que imprimía en mi alma una serenidad inusual. Silencio y belleza por todos sitios. Me era imposible asimilar y devorar todo lo que se mostraba a mis ojos; y solo mi nariz, con hambre voraz, inspirando con fuerza robaba con gula aquel ambiente.
Hoy el reloj de la torre de la Catedral está dando siete campanadas, lentas, pesadas, de una gravedad tal que hace volar sus palomas buscando no sé qué. Miro mi reloj y recobro mi peso existencial en la tierra. Sólo la naturaleza marca el efímero transcurrir de la vida humana. De nuevo mi mirada se posa en ella, subida al pedestal, y en mi fantasía, la siento ligera; como si de un momento a otro despegara del suelo, como la señorita Poppins, y siguiera el curso de las nubes. Y de nuevo mi amor por la belleza se vuelve realidad.

Buscador y Sirena Varada.

miércoles, 16 de marzo de 2016

El Faro Leonor.



El faro mas alto del mundo me deslumbró. Buscaba una luz en mi camino; alguna claridad que guiara mis pasos cansinos de tanto padecer...
Me crucé con otros barcos perdidos como yo y hablaron de un faro de luz potente que guia a los perdidos. Pasé largas noches buscando una claridad mas aquel faro no aparecía...tenía sed, tenía hambre, tenía soledad y tenía silencio...
Gritaba en medio del mar pidiendo auxílio con todas las fuerzas de mi garganta pero, ni siquiera había Luna. Así solo en mi embarcación a la deriva buscaba aquel faro de verdad que iluminaba a los perdidos...
En esa noche perdida, no salía el sol por más que pasaran las horas. No tenía ni brújula ni astrolabio, tampoco el alma en calma para controlar mis emociones, ni un mechero para encender un cigarrillo liado a duras penas...
Me quedé dormido en mi sueño por alcanzar la libertad. A lo lejos escuche gritos de algarabía en medio del océano de mis sueños y del Océano Pacífico. Todos gritaban: LEONOR LEONOR ALLÍ ESTA LEONOR y yo grité aún más alto hasta que una luz, iluminó mi corazón...


El reloj de Rute da las ocho de la mañana y Leonor me pone un café en su cafetería. Veo su mirada tímida, su respeto y su buén hacer. La mañana se despierta muy fría pero la luz de su sentir, es lo que faltaba para empezar el día.


martes, 15 de marzo de 2016



Me desvelo...¡me desvelo!
por hallarte.
Me desvelo en tu mirada
y en tu silencio...
me desvelo por las noches
en lugar de sueños...
No hay tregua en mi querer
y si busco descanso,
me desvelo...





Deja el tiempo pasar
no lo atrapes nunca
...disfrútalo sin conciencia.
Jamás intentes atraparlo
porque de eso,
se encarga la memoria...




Mi vida tuvo su tormento
y aprendí de el...
Poco a poco a cada vez mejor
renací.
La madurez esta servida
y el secreto de vivir
es sencillo sin duda...
Bailaré contigo
ligero como el viento,
sencillo de palabra
por venir de mi alma...




Ahora mi silencio
es tu mirada...
por dentro me alboroto
con cambios de ánimo
...descifrando ese mirar...
Vivo pendiente de ti
en silencio pero,
con una tormenta por dentro...



lunes, 14 de marzo de 2016

Amistad



Llena tu mano limpia de fina arena
tendrás millones de granos...
Déjala caer a peso de gravedad y
tán solo quedarán adheridos unos pocos.
Así funciona el sentido de la amistad....

Entre millones de personas, si tuviéramos la amistad de conocerlas a todas, sólo unas pocas se quedarían con nosotros en valor de fidelidad...Pero entre tantos millones por conocer, tan sólo conocemos una ínfima parte y en esos pocos, hay menos personas que merecen una amistad sincera para con nosotros a pesar de que, siempre existirá gente que vive en completa soledad...




jueves, 10 de marzo de 2016

Una mujer que vale mucho


Su corazón recorría tu mirada
a pulso de fuera para adentro
de adentro a lo certero
...como poeta resuelto...
Tu te dehacías en lo aprendido
con la inocencia del saber
y poco a poco
a bocanadas de vida,
te deshacías en suspiros
por conocer qué es el amor...


La cara y la cruz



Al monstruo quizá sin darte cuenta lo conociste a fondo hasta paladear su sabor. La hiel de lo amargo la conoces a tamaña profundidad y con largo tiempo; bañándote en los sin sabores de la vida con desengaños y preguntas sin respuesta...
Pero lo bello despuntó a la conciencia de las palabras como si fuera un arma indestructible, hacedora de versos y relatos...Poco a poco las heridas cicatrizan y la vida nos espera a la vuelta de la esquina por ser sabios de las dos caras de la vida...



miércoles, 9 de marzo de 2016

Inspiración



En la ciudad interior se recorren muchas estancias. Unas puertas se abren y en otras se perdió la llave...Quizás el momento no fue oportuno para la inspiración. Le damos miles de vueltas a las palabras con peso de ser para fabricar algo bello y a veces sin saber cómo, en un momento aflora la poesía sin ser buscada. Escritores, poetas, cantantes, artistas en general buscan la inspiración con desespero para que el fruto de su corazón se explaye en el asombro de los demás..


martes, 8 de marzo de 2016



Dos besos
en dos versos...


lunes, 7 de marzo de 2016



Qué tendrán mis suspiros
que por un momento,
me hacen sentirme bien.
Hoy alguien me sonríe y
dice que eso, es amor...



domingo, 6 de marzo de 2016

Dolor



El dolor nunca alcanza un fondo. Se pierde con miles de pensamientos tan pesados como el sentir...El dolor del espíritu; invisible y sin sustancia nos visita estando desarmados y desnudos, sensibles  sin la fuerza de eliminarlo. Me hace madurar muchas veces a peso de lágrima o de profunda tristeza sin llorar...El dolor me visita casi siempre en soledad, tan fría como un cementerio donde todo lo que existió solo se convierte en historia baldía...El dolor hace madurar.  Se ancla conocedor de mi persona para hacerme profundo donde no me explico qué mecanismo, la memoria me avisa muchas veces de lo que sufrí.



Buscando el corazón


Quizás mi mirada esté en otra parte sin rozar tu mirada.
Puede ser que no conozca la luz por ser ciego o, que esté pendiente de tu palabra antes que de mi mirada en tu mirada...
Sin embargo, los sentimientos son miradas a tu corazón y sería magnífico que, justo en el momento que te expresas, sienta lo mismo que tú porque sería la mirada perfecta...A veces ocurre y justo entonces, vives el presente como algo que raras veces se da en la vida.
Quién comprende y lee a otro corazón en ese instante, no tiene precio quizás en el disfrute, quizás en el dolor.





sábado, 5 de marzo de 2016

La ofensa más grande del mundo



Somos muy sensibles a los errores ajenos y más si nos vemos afectados directamente. Nuestra sensibilidad se hace exquisita como si fuera la impresión de una película fotográfica a la luz...y nos ofendemos, a veces gritamos o clamamos al cielo y, quizá, denegamos el saludo o rompemos nuestra relación a tan tremenda falta y herida del corazón. Sin duda nos inflamamos de razón de forma tajante y hasta puede que con violencia porque eso, no se le hace a nadie que tanto ha mirado por tí...pensamos...
Pero ¿ y cuando el error es nuestro? ¿qué sucede?. Entonces le damos la vuelta a la tortilla y somos más humildes con miles de excusas convincentes y además con toda la razón del mundo al ser un error con poca intención o nula de malicia...
Siempre me dijeron que los errores se perdonan  pero a la gente mala, sólo los perdona Dios mas, yo pienso que si Dios los perdona a pesar de los pesares, nosotros con nuestras medidas también sabemos perdonar. Por errores se han cometido atrocidades y con gente reincidente, su maldad a veces no tiene explicación...Sin embargo existe el perdón y ese acto viene de manantial sereno por dar paz al espíritu.
Vivimos en una continua guerra de blanco o negro; tanto en lo personal como en lo político y pienso que los extremos nunca son buenos...El que esté libre de pecado, que tire la primera piedra.











viernes, 4 de marzo de 2016

La tragedia del 2º - 4C



Fui a la cafetería que había debajo de mi casa para tomar un trago de whisky bien cargado y así olvidar mi pena. Llevaba largos meses reponiéndome de mi fracaso matrimonial y mis ánimos, todavía estaban por los suelos.
Ella tenía un apartamento alquilado en mi misma planta. A veces tenía peleas con sus clientes y otras, llegaba borracha casi al amanecer...En ocasiones, la escuchaba vomitar, otras llorar y otras tantas, guiada por los efectos de las drogas, discutir con los fantasmas de su cabeza. Tenía un toque de distinción en la mirada y cuando estaba sobria caminaba con elegancia. A decir verdad sentía pena por ella pero también un deseo natural por ser su cliente. Alguna vez cuando nos cruzábamos, le miraba a los ojos y ella me sostenía la mirada, entonces por mi estómago corrían miles de mariposas y automáticamente mis ojos se desviaban por no poder aguantar ese trance.
Al entrar en la cafetería, contemple un sinfín de miradas más melancólicas que la mía. Era una tarde del mes de julio y el ambiente estaba cargado de la humedad que venía del mar. Todo parecía mas denso e insalubre pues la cafetería apestaba también a mierda del retrete. Mire a mis alrededores y en el fondo vi a esa mujer que me llamo bastante la atención. Su cara expresaba dolor, sus ojos llorosos escondían un odio de venganza y su sonrisa que a veces era falsa, dalataba el porqué estaba ahí. Me senté dos mesas más atrás de aquella mujer.La observe detenidamente pero ella sabía que la observaba e incluso, que la deseaba. Llevaba puesta una minifalda roja con medias negras y unas botas altas de terciopelo. Sus piernas, delgadas y llamativas, chocaban con la mesa donde ella misma las cruzaba haciendo un lazo un tanto sensual. Cuando bebía del vaso, sus labios eran verdaderamente atrayentes y dejaban el carmín pegado en la copa. El tintineo de los hielos me excitaba al contemplarla, su cuello era de terciopelo y sus manos delicadas. ¿Cuantas pollas se habrá mamado la tía esta? - me preguntaba lleno de celos inexplicables-.
Desde mi separación no había hecho el amor. Con solo mirarla o evocarla se me ponía morcillona y miles de deseos se atropellaban buscando un alivio al deseo. Entre ella y yo había una frontera. No me sentía capaz de dar un paso y proponerle un encuentro porque también sentía su pena y la quería ayudar.
Impredecíblemente, se levantó de su mesa y se fue directamente a la mía.

- Me llamo María
- Yo Francisco, encantado María
- ¿Sabes? (me dijo) creo que eres el único hombre decente que vive en nuestro bloque. Pero estás un poco castigado y yo diría que te haces muchas pajas jajajajajaja...
 No le respondí. Sentía una tremenda vergüenza y hasta mis labios tiritaban mezcla de miedo y de deseo.
- ¡Vamos hombre! no te pongas así que yo no me como a nadie ( me hablaba mientras acariciaba un mechón de su pelo). Solo decirte que si me necesitas ya sabes donde estoy, nada más.

Un borracho cliente suyo le hizo una seña desde la puerta. María se despidió dándose un leve beso en el indice y rozándole con el sus labios. Salió por la puerta y aquel tipo le dió un azote en el trasero que ella se molestó gruñendo como una gata en celo.

Esta noche pasada dió un grito aterrador en su apartamento. Un tipo salió como del  rayo corriendo por el pasillo y bajando las escaleras a saltos. Mis presentimientos se lanzaron para rescatarla de aquella posible agresión.
La puerta del apartamento estaba semicerrada y los vecinos se asomaban por las rendijas de sus puertas. Ella estaba tirada en el suelo, herida con la cara ensangrentada. Su perrito le lamía la mejilla como para intentar sanarla hasta que una especie de espasmos la sacudieron por todo el cuerpo y murió en el acto.
Yo me sentía impotente pidiendo a gritos que alguien llamara a la policía.
Durante un espacio de tiempo, se hizo un silencio tenebroso. Su perrito lanzaba pequeños lamentos que se grabaron en mi memoria y desde varias calles, se acercaba aumentando su estridencia las sirenas de la policía y la ambulancia...

Susana y Buscador.



Mi silencio
ausente de palabra,
escucha al corazón
en lengua universal...



jueves, 3 de marzo de 2016

Juez y parte



Mi suspense se prolonga en un vacío. Pienso en el enorme infinito de posibilidades sin saber nada cierto. Mantiene mi atención sin decidir hacer nada y me siento indefenso a algo que condicionará mi vida a partir de ese instante...Sólo mi defensa podría hacer algo quizás laborioso y puede que por algo insignificante.
Nuestra existencia influye en el proceso de deliveración como un engranaje donde yo soy una pieza más; desnudo y frágil a una determinación donde alguien nos da a conocer esa sentencia posiblemente inamovible. Nos defendemos y a la vez somos responsables de aquello que sucederá con nuestra influencia a otras personas que se ven involucradas en su causa y efecto...
Puede ser fantasioso pero es muy corriente que estas cosas de la vida se den aunque casi nunca llegue la sangre al río...