domingo, 15 de enero de 2017

El resultado del dolor







Poco a poco el dolor se perdona. Vá quedando allá atrás en la lejanía y sentimos que ya no hace daño; que es una herida cicatrizada como tantas que llevamos en el cuerpo pero, que se perdona de buén corazón pasado el tiempo. Pero el pasado nos reclama en su aspero recuerdo y el sentimiento es una plastilina de niño que se amolda a nuestra conciencia para decirnos que aquello que nos pasó, ya está olvidado; que no le demos más vueltas pero, sí se le dan.

Seguimos viviendo intentando que ese lastre de memoria no nos ahogue. Perdonamos sin duda alguna los actos y nos sentimos liberados de corazón pero no olvidamos a esa herida de la memoria que nos acosa en sueños y los sueños, son lo que somos.


16 comentarios:

jfbmurcia dijo...

Creo que también depende de lo que nos depara la vida diaria, Si nos va muy bien lo malo del pasado nos pesa menos, de lo contrario, si nos va muy mal, lo malo del pasado se va acrecentando. Un saludo.

Sneyder C. dijo...

Sería imposible vivir con ese dolor latente ante el recuerdo, que hace que la herida nunca llegue a cerrar y sigue haciendo daño ese sentimiento si no olvidamos o perdonamos…

Un cálido saludo

dijo...

Es el eterno dilema que se analiza siempre desde el punto de vista del olvido.
Si perdonamos,es una liberación ,lo hacemos de corazón ,sin tener rencores,sin acritud ..En un momento determinado puede venir a la memoria(porque es un hecho natural)ese dolor,pero hay que dejarlo que pase de largo.
La frase "Perdono pero no olvido",no me vale.Perdonar es perdonar en toda su extensión,en toda su dimensión.
Besucos

Susana M dijo...

En los sueños nunca se olvida. Un beso.

Magdeli Valdés dijo...

sucede como dices...
quizás cuando uno se da cuenta que ha perdonado es porque se siente como en paz...paz interior
y busca aquellos momentos o situaciones que te dan energía positiva y te permiten ver belleza donde muchos pasan de largo...?

bueno, me interrogo , porque a veces creo haber perdonado, pero de pronto recuerdo y un dejo de nada se instala y un dejo de ira también...

somos humanos...no soy cínica en eso , uno perdona , pero nunca olvida , lo que uno debe trabajar supongo es no olvidar , sino no recordar con amargura o rabia hacia quien causo la pena , no?

y uno no olvida porque es tu historia y por mas que te empeñes en dejar atrás , ya sabes la historia te marca...

y lo peor de todo si lo llevamos a lo humano , uno nunca termina por aprender del todo y mas de las veces se repite el mismo error...viéndolo así, somos un desastre jajajja

Pero bueno amigo,
rodearse de cosas bellas ayuda a encontrar la grandeza de lo que se nos da sin pedir nada a cambio y que nos permite ser felices.

te dejo mi abrazo y mi gratitud.

censurasigloXXI dijo...

Ay, amigo. Sigo pensando que solamente son predonables las acciones que se hacen sin mala intención, aunque dejen cicatriz, ésta suele doler menos si no va cargada de maldad.

Un abrazo bien grande y siempre gracias por tus visitas. Cafelito.

Amapola Azzul dijo...

A veces cuesta perdonar y cerrar heridas. Pero es verdad que no hay otro remedio.

Para sanar las heridas del alma ( como las del cuerpo ) hace falta un ambiente adecuado...según es qué condiciones estén algunas personas se sabe o no si sus heridas sanarán o no.

Besos.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Perdonar no es fácil, cuando lo decimos queremos aplicarlo de verdad, pero nos mentimos, y vivimos así, desesperando. Excelente reflexión poeta.
Abrazo

Abuela Ciber dijo...

Quedan cicatrices pero solo eso debemos guardar
Queda la experoencia que debemos capitalizar
y nos quedan hermosos momentos aun por vivir dejando atras pesados sentires que solo os llevan a la soledad
Cariños y buenisima semana

CRISTINA dijo...

El perdón es uno de los fenómenos más importantes en nuestras relaciones con los demás. Todos nos hemos preguntado alguna vez si esa persona que nos ha hecho daño, intencionadamente o no, merece nuestro perdón. Pero el verdadero perdón es la llave de la libertad, porsupuesto que hay personas que te cuesta mucho trabajo perdonar, y más cuando te das cuenta que no tienes que perdonar a las persona, si no que lo mas importante es perdonarte a ti mismo. Y "flipas" porque te preguntas y como es esto, pero cuando lo entiendes es una medicina para ti como persona y para tu alma. Pero el perdón no es fácil para nada, pero es gratis, y no vale dinero.
Un cálido abrazo.

Adriana Alba dijo...

El perdón es sanador y liberador, si no se olvida la afrenta es que no se ha perdonado de corazón.
Es una tarea ardua pero se logra.
Cariños.

Leonor. dijo...

El perdon se compone de varios estados, el primero comprension, el segundo mas dificil e imprescindible para sanar, reconocimiento de la otra persona.
Casi nunca ocurre desgraciadamente.

AMBAR dijo...

Perdón y olvido van de la mano, pero el olvido...
Paracen ser com el agua y el aceite, el olvido aflora en memoria y flota por más tiempo.
Aunque las heridas se curen siempre queda la cicatriz.
Gracias por esta reflexión, el tiempo se pasa sin darme cuenta, pero ya he dado un repaso a tus profundas letras.
Un abrazo y que este 2017 recien estrenado te envuelva en amor y paz.
Ambar

Susana M dijo...

tengo un nuevo blog: http://diariodemivida8.blogspot.com.es/
Besos. Susana

Kasioles dijo...

El tiempo ayuda muchísimo a cicatrizar las heridas, pero los recuerdos, amigo mío, los llevamos grabados a fuego en el alma y vivirán con nosotros hasta el fin de nuestros días.
Piensa ¿Qué seríamos sin recuerdos? Habrá veces que nos harán llorar, tendremos nostalgia, pero habrá otras, que daremos gracias a Dios por haberlos tenido y disfrutado de ellos en su tiempo.
Te deseo todo lo mejor.
Cariños en el corazón.
kasioles

Mara dijo...


Por eso lo importante que es "pasar página". Saludos.