sábado, 4 de marzo de 2017

Verde



Verde eres como el trigo que apenas nace en la campiña; flexible al viento y liviana de sonrisas. Haces cosquillas en mi mejilla cuando la espiga que germinas me roza plena de rubor...Con la primavera, llevas tu sonrisa verde de esperanza pero te llamas Irene allá donde el caminante se detiene para comer un trozo de pan. Alimentas el alma de los enamorados en algarabías de fiestas que cumplen los días de tu madurez y amas eternamente al sol que te regala su luz, su fuerza, su brillo que brilla en tus hojas de trigo limpio...Llega Mayo florido para dorarte en espiga de trigo. Ya eres mujer madura y tus frutos diste al hombre y los animales que se alimentaron de tí...Pero, antes de la cosecha, surge un milagro en medio del campo de trigo y te conviertes en mujer de carne y hueso. De la nada naciste con todo el amor que has recibido del Sol y del hombre que te sembró, de la naturaleza y de la belleza para volar donde nadie te atrape. Con alhajas, un dia de verano vendrá un hombre para darte el fruto de un bebe y este, se convertirá en trigo que quitará el hambre del mundo y calmará tu sed por venir del Amor....


Para Irene.





11 comentarios:

Miríada dijo...

Se me ha encongido el corazón al leerlo. Ahora el verde me gusta más :)

Maru dijo...

Dichosa Irene que te ha sacado esas preciosas palabras. Un abrazo.

dijo...

Precioso,precioso!!
Qué emocinante esta prosa que sabe a verso,a verde,a trigo, a vida a esperanza...
Todo lo que viene del AMOR es bello,es grande,como el texo.Ya me gustaría a mí haberlo escrito.
Besucos de vida

jfbmurcia dijo...

Verde que te quiero verde. Irene ya tiene su prosa en verso. Enhorabuena a ambos. Un abrazo.

AMBAR dijo...

Profundas y maravillosas tus letras, la madre tierra "pare" alimento para el hombre.
Y cuando es respetada, cuidada y mimada es generosa, regalando sus frutos a grandes y chicos.

Agradezco el cariño, la ternura y el sustento, que dispensas a mi alma mientras me ausento.
Voy despacio, pero poco a poco iré pasando y saludando.
GRACIAS, por tenerme en tu recuerdo.

Desde mi refugio te leo y te doy un abrazo.
Ambar

Ángeles dijo...

Preciosa su entrada Buscador, todo él es una metáfora de lo que es la vida de una mujer y la espiga que nace dorada y plena en el trigal, bajo el cariño del sol, el viento, la lluvia y las manos amorosas del campesino que mantiene su siembra con arpegios de esperanzas.

Un abrazo con cariño.
Ángeles

Amapola Azzul dijo...

Lindísima dedicatoria.
Besos.

Abuela Ciber dijo...

Palabras que irradian cariño y afectos nos regalas
Para quien las soñastes se sentira agradecida
Cariños

maría del rosario Alessandrini dijo...

Bellas letras de mucha calidez interior.
Abrazo

icue dijo...

Es una prosa que se nota que nace de algo muy bueno y positivo que de lleva en el corazon.
Sigue ese camino nos ayudas a todos, !!enhorabuena!! un abrazo

AMBAR dijo...

Aquí me quedé y ya no he visto más publicaciones.
Te extrañaba y te he buscado en un comentario, doy un repaso hasta llegar al más reciente.
Un abrazo.
Amba