viernes, 24 de marzo de 2017

Yermo



El hombre más solo del mundo, creció sin madre. Seco estaba su corazón cuando le faltaba el cariño y el amor de una mujer por conocerlo mas que de oídas....Vagaban sus pasos por el desierto yermo de mucho y de nada. Por las noches, rezaba a las estrellas con mirada ausente por recibir una señal del más allá y saber de una madre cuyo nombre poblaba su mente y su corazón en momentos de soledad.

Su padre le hablaba de la mujer mas hermosa del mundo y de las enseñanzas que se aprenden si se acaricia su pelo, si con tus labios rozas los suyos o de cómo se siente el amor en la plenitud de la vida. Le hablaba de su madre, muerta cuando el nació y del amor que le daba antes de irse con Dios; de como lo estrechaba en su pecho mientras se desengraba en una tienda ausente de todo menos de enfermedad...

Su padre le hablaba de maravillas cuando la primavera ilumina los ojos de una mujer; de cómo se enciende el corazón al sentirse enamorado y del aliento de una boca que busca el deseo. Le hablaba noches enteras de las maravillas que enciende el corazón de una mujer cuando en su plenitud, amamanta al hijo recién nacido y de cómo lo proteje hasta con su vida...

Pero ahora el hombre más solo del mundo, vaga por el desierto errante de todo; curtido en el peor de los días y hambriento de todo menos de sueños. El hombre más solo del mundo jamás se vendió a nadie ni robó un corazón. No entiende casi de nada mas que de sus huellas y el rumbo a ninguna parte. Solo, siempre solo, sin una identidad hasta que el fin de los días lo encuentre desmayado y hambriento; con un corazón puro que nunca jamás, pudo conocer el corazón de la vida que mueve el mundo, el corazón, de una mujer...

Buscador.


7 comentarios:

dijo...

Qué bonito y triste a la vez,pero qué bien expresado
La madre...es una palabra muy grande,y vivir sin concerla,porque se fué ,debe de ser una ausencia que deja marcado al que lo ha pasado.
EL hombre más sólo del mundo,vagará ,pero encontrará a una mujer que le dé aliento de vida.
Besucos ,Buscador

RECOMENZAR dijo...

me gustan tus letras rellenas de momentos salidos de la mente de un hombre que escribe su talento

Susana M dijo...

Qué pena. Me has dejado con el corazón encogido. Un beso

Magdeli Valdés dijo...

Si hay seres muy solos...

la ausencia los liquida...en muchos sentidos

no venimos para estar solos nos enseñan
más resulta que al fin solos venimos y solo nos vamos
sin nada ...
y solo dejamos el recuerdo de lo sembrado
en el corazón de los vivos

claro me quedo pensando
pero no develaré todo mi pensamiento

como sea entiendo al hombre solo
en esa soledad que lo consume...

es triste que viva así...pero también es su decisión...

Mara dijo...


Nadie puede sustituir a una madre y a la vez nadie somos imprescindibles en este mundo. La soledad está siempre ahí y, ¿por qué no? muchas veces podemos disfrutarla. Saludos.

Amapola Azzul dijo...

Bueno. Si conoció en corazón de la vida tal vez no esté tan sólo...

Besos Buscador.

Abuela Ciber dijo...

Creo que no esta solo quien sabe darse
Cariños