lunes, 29 de mayo de 2017

La ventana del saber



En ese lugar tan peculiar, donde tu voz se hace palabra, hay una extensa vida interior. Eres afortunada por conocer tu alma; ese infinito en donde todo tiene una respuesta simple, sincera, llena de verdad...En ese lugar tan peculiar no hay guerras ni discusiones, desengaños, engaños o mala vida. Sin duda es de ser privilegiados descubrir ese rinconcito que es el infinito de la verdad.

Cada ser humano nace con el Don de adentrarse a su corazón y conocerlo pero, qué pocos lo alcanzan debido a una enfermedad, una guerra o la mala vida que lleve. Ante todo somos libres de elegir y, cuantas veces nos equivocamos...El pensamiento humano con todas sus posibilidades va miles de años por delante de cosas que nos están pasando a diario y sólo la educación recibida, dictamina mucho nuestro destino.


Comentario a Rayén





3 comentarios:

dijo...

Incluso los que se confunden pueden descubrir el infinito de la verdad en alguna ocasión determinada de su camino.
La educación recibida,crea huellas y son conductoras de pasos,el caso es no borrarlos,cuando son positivas.
Muy bonito.
Besucos para Rayén y para tí

Rayén dijo...

BUSCADOR, disculpa la tardanza pero paso a agradecer tus amables palabras sobre ese soplo de vida que llamamos alma.
La luz esta en lo simple, en lo pequeño, en lo que te hace feliz.
Gracias de corazón. Nos estamos comentando.
Un abrazo.

Magdeli Valdés dijo...

Pienso que se necesitan seres así
para equilibrar este mundo.
bien por eso.