jueves, 8 de junio de 2017

Los hijos del olvido



La memoria de las cosas y de todo lo que nos ocurre nos mantiene de alguna manera a la realidad. Lo queramos o no, todo aquello que nos llama la atención o nos afecta se guarda en nuestro archivo de memoria. Pero hay cosas que queremos olvidar; formatear nuestra memoria para no volver a recordar cosas que no se desean. La memoria se puede tomar vacaciones durmiendo hasta que cualquier día, sin esperarlo, nos trae aquel recuerdo de años pasados...

Yo quiero olvidar muchas cosas de mi pasado y sé que el olvido existe. Es algo muy sencillo como todas las cosas de esta vida que parecen imposibles. El olvido aparece cuando todo aquello que nos afecta, sencillamente nos da igual...Eliminarlo de la memoria no va a poder ser pero la indiferencia es el arma destructiva que vence a la memoria...


Buscador.



6 comentarios:

Mara dijo...


Pienso que para eliminar algo que no podemos olvidar lo mejor es traerlo al presente y mirarlo, mirarlo y mirarlo pero sin juzgar nada, hasta que por fin desaparece o al menos no regresa una y otra vez. Resetear nuestra mente, algo difícil. Saludos.

Alondra dijo...

No me preguntes cómo, no lo sé, pero he logrado pasar una densa niebla en cosas que dolían y me he perdonado errores porque me ayudaron a crecer... Lo triste es cuando has perdonado y te decepcionan y una y otra vez e intentan manipularte, si lo dejas pasar para no crear problemas piensan que eres tonta y entonces llega un día que dices: se acabó no voy a sufrir por quién no lo merece!!!!
Un abrazo, me he sentido muy identificada con tu escrito.

dijo...

Hoy me va a costar comentar esta entrada.
La memoria hace selección,si no,estaríamos perturbados.pero es verdad que hay acontecimientos que no se quieren borrar ,que no se pueden borrar depende del tiempo en que se encuentre uno y/o de sus emociones y sensibilidad.
Por otro lado ,y ahí es lo que me cuesta comentar es que la indiferencia es una palabra que tal vez me suena despectiva,pero en el fondo viene a decir lo mismo que yo creo:".Cuando alguien te hace daño(y depende de quien sea)mejor alejarse de su presencia,y si puedes,perdonarle.
Siempre creo en el perdón,pero también en el retirarse cuando uno no es bien-venido
Besucos de comprensión

jfbmurcia dijo...

La memoria es caprichosa y a veces nos juega malas pasadas. Por el contrario, a veces nos hace revivir vivencias maravillosas. El cómo nos afectan los recuerdos eso es harina de otro costal. Saludos.

Susana M dijo...

Hay recuerdos que se niegan a desaparecer. Un beso.

Magdeli Valdés dijo...

Nadie olvida completamente su historia y como podria hacerlo?
Sin ella no seriamos lo que somos...