domingo, 20 de agosto de 2017

Luna de agosto







 La mirada hacia el cielo promete muchas cosas. Uno va de estrella en estrella sin dejar por alto a la Luna... Los pensamientos son fugaces como sus estrellas y en cada estrella estás tu y estoy yo. A cada palabra que pienso podría decirse que es reflejo de mi mirada por venir de manantial hondo. Tu recuerdo vuela en este cielo mucho mas alto que lo oscuro, tan alto, que me sumerjo en mi profundidad cuando mis ojos se pasean por la Osa Mayor.  Pasan los minutos con una copa de vino tinto y al bajar la mirada cansada de tanto cielo, tomo conciencia de tu ausencia y, ya no estás aquí....









3 comentarios:

AMBAR dijo...

Hola amigo.
Mirar a lo alto es bello, cuando se disfruta de un cielo estrellado y una resplandeciente luna.
Pero en esos momentos se pierde la noción del tiempo y de lo que ocurre bajo ese hermoso cielo.
Un abrazo.
Ambar

Susana M dijo...

La ausencia no tiene cura. Un beso.

RECOMENZAR dijo...

La nostalgia de tu alma clama latidos un abrazo