miércoles, 16 de agosto de 2017

Un espejo de mujer



A veces el suspense no lleva a descubrir a una persona. Manejamos miles de suposiciones antes de conocerla e incluso, nos equivocamos con errores a la hora de juzgar. Quizá lo más maravilloso pasa delante de nosotros disfrazado de prejuicios estúpidos y, hasta nos lo creemos....Pero muchas veces no somos incrédulos cuando el corazón nos habla; escondida está la belleza que desde su raíz llama a nuestra conciencia con mirada de mujer. Nos quedamos paralizados a tan grandes sentimientos que nos envuelven en la vida con esa magia tan peculiar...Son tantas las mentiras que nos hacen ciegos a la vida que quizá no podríamos vivir sin ellas en el día a día. Cuando la maravilla nos muestra su cordura, entonces nos volvemos locos...


Para Manuela



1 comentario:

Magdeli Valdés dijo...

Nunca se llega a descubrir a alguien en su totalidad
pero alcanzar algo de eso...o vislumbrar su mundo
es un desafío permanente.