miércoles, 1 de noviembre de 2017

Con Fé de vivir



...y caminas el camino de tu vida casi a ciegas sin mirar donde pisas; dándole vueltas a la cabeza siempre con preguntas, preguntas donde la respuesta nace en tí sin más...y pasan los años cada vez más deprisa con sus días contados cuando todavía eres un adolescente en muchas cosas que pueblan tu interior y, amas y te enamoras y sufres de desamor porque otra vez te equivocaste prometiéndote no volver a caer..una y otra vez eres la misma persona que se transforma como una plastilina pero, indomable en la esencia. Damos miles de vueltas a la Luna y al Sol; a las sombras de tu casa con la gente que te rodea y al fín y al cabo, eres la misma persona sin vuelta de hoja perfumada de tu perfume al nacer de tu madre...pero jamás olvides que los pasos perdidos, son los mejor encontrados.




3 comentarios:

dijo...

Y oliendo al aroma de la madre,aún más inmenso!
Pasos perdidos...quién sabe si fueron los que nos hicieron ser como somos .Nunca debemos de mirar atrás con condicionales:"si yo hubiera...."
La vida de cada uno es tal cual y estoy convencida de que si fue así es por un motivo IMPORTANTE.Gocemos de lo que esta vida nos ha dado,a pesar de todo...
Besucos

*Echaba en falta tus comentarios

Rud dijo...

Hola, Buscador
Has hecho un escrito casi existencial. La vida nos va moldeando, debe ser así. A medida que crecemos existen muchas cosas que cambian nuestra primitiva manera de ser y de pensar. Lo importante no es no haber caído, sino levantarnos cada vez que caigamos, y, tendríamos que ser muy testarudos para no guardar lección de la experiencia.
Salud

Magdeli Valdés dijo...

Y que sea la luz de lo mejor que ilumine el camino

pases días buenos.