lunes, 11 de diciembre de 2017

Desde mi libertad




Ninguna persona tiene las mismas cualidades de otra, aunque nos parecemos. Los médicos dicen que no hay enfermedades, tan sólo enfermos porque cada persona es un mundo...

Cuando una persona enferma, tiene que hacer frente a la realidad cotidiana además de a su enfermedad. Ya de por sí, comienza una lucha interior que a veces puede ser titánica de la que el enfermo sse siente como si fuera un soldado en una guerra interna. Para una persona sana la vida también le regala malos momentos o experiencias que cambian su forma de ser ( en algunos casos. )

Todo el mundo tiene limitaciones. Pero, la enfermedad mental te las multiplica a veces y Dios sabe lo mucho que tienes que luchar porque, después de la lucha interna, no sabes si ese estado ya es crónico. Conozco personas que vencieron a la enfermedad con sus limitaciones o al menos las mitigaron. En una enfermedad mental es difícil saber donde termina la enfermedad y comienza algo erroneo que puede ser salvable.

Mi padre muchas veces me decía que una persona puede estar muy mal, tanto como se quiera y que lo difícil, es estar bién.

Las limitaciones sin ser congénitas aparecen a lo largo de la vida y son sólo eso, algo que ya no puedes vencer pero que si se puede aceptar para aceptarnos.

A nadie en este mundo se le podría prohibir la dicha de vivir. Pero hay que luchar y jamás darse por vencido; tener la voluntad de superarse porque muchas cosas que tenemos a salvar, se vencen con un soplido. Nunca se arrinconen ni se escondan, den la cara y hablen con franqueza. Busquen ayuda y si es necesario gástense el dinero, gantéselo si pueden. Esta vida dura un suspiro...Sé que al final de mi camino me espera Dios; allí nos encontraremos pero, por más que quieran luchen por su vida porque es maravillosa... Siempre luchamos por ser mejores personas (al menos mi caso) y ponemos un pundonor para seguir adelante y así conseguir nuestros sueños más preciados pero, quién no lucha, se lo lleva la corriente.

Ya tengo 49 años. El tiempo me pasa cada vez más deprisa. Ahora vivo una etapa de explendor en mi vida pues de unos años aquí, me cosidero feliz y un privilegiado. Muchas limitaciones las he triturado por completo y tengo sueños cumplidos. No está bién que lo diga pero poco a poco, segundo a segundo, me he reconstruido y pasar de no ser nadie, a ser alguien en esta vida. El amor no me ha visitado aún pero mi vida es una continua melodía donde un sentimiento agradable no me deja. Disfruto de lo sencillo y de lo que pienso, a pesar de meter muchas veces la pata. Tomar una seguridad y una confianza consigo mismo tarda solo unos segundos; aquellos donde estimulas el valor en tu corazón. .

Jamás se recreen con su enfermedad pues esta le gana los pasos. Amen estar bién y busquén ayuda si hace falta porque la vida, sigue siendo maravillosa.


Se acerca la Navidad y somos mucho más sensibles en esta época del año.









6 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Disfruta de tu felicidad.
Besos.

Susana M dijo...

Aprecio tu consejo. Un beso.

dijo...

Es generoso por tu parte animar ,pues sí es verdad que hay muchos problemas que tal vez se pueden "salvar"para ser un poco más feliz,porque si no... te comen,pero a veces necesitamos un poco de tiempo,sólo un poco de tiempo y compresión para poder asumirlos.
Eres una bellísima persona al desear a los demás esos ánimos,no todos lo saben hacer.Y me alegra mucho que seas feliz y hayas podido superar miedos y penas.
Yo también creo oque Dios nos espera,afortunadamente.Pero las pruebas de la vida tenemos que pasarlas .
Besucos y gracias por tus ánimos

maría del rosario Alessandrini dijo...

Tal cual, si no luchamos nada es posible, la vida es lo mas hermoso ya que es única, y amamos vivir, también sabemos que muchas pruebas nos acosan, pero la fe es muy importante, fe, tenacidad, confianza y amor. Dios nos ayuda continuamente a ganar cada batalla.
Abrazo

Alondra dijo...

Querido amigo: me quedo con la última parte de tu escrito porque me alegra sentir que eres feliz con las pequeñas cosas de la vida, la felicidad completa no existe. En muchos de tus escritos te notaba deprimido y eres muy joven, tienes una vida por delante, disfruta cada día. Lo que es para ti, no pasará de largo, la ilusión siempre presente!!!
Sabes ponerte en el lugar del otro y tus palabras te aseguro que llegan y hacen pensar en positivo.
Un abrazo muy grande

Rud dijo...

Hola Buscador
Es posible que el amor no te haya visitado porque siempre ha estado contigo y no te has dado cuenta. Las enfermedades son episodios de los cuales podemos salir de muchas maneras: gimnasia, música, mente positiva, arte, lucha constante contra las molestias y deseos enormes de vivir. No siempre son necesarios los médicos, sólo cuando se trate de algo que pueda tornarse mortal :)
Un enorme abrazo de luz navideña, con mucha paz afecto y alegría.