domingo, 7 de enero de 2018

Para Cristina




Cuando una persona tiene por natural cambiar de ánimo según las circunstancias, te aseguro que resulta bastante complicado aliviar la tormenta. Es muy cierto eso que dices y además saludable por ser muy natural. Pero dominar los sentimientos en momentos determinados requiere un esfuerzo que no todos tenemos...Conozco muy bien el camino para que tu solución sea efectiva porque más de una vez lo puse en practica y, resultó. Nuestra cabeza es una ciudad como cantaba Radio Futura y tener un completo dominio de la situación es cosa de unos priviligiados. Para ello hace falta una seguridad que arranca desde el mismo sótano que nace TU palabra. En ese sitio oscuro yo me he sentido en la gloria y mas que gloria es un poder...

Cada persona es un mundo y ese mundo se tiene que domesticar por no decir educar. Las personas somos sensibles a estímulos de la vida cotidiana y lo que afecta a unos , no afecta a otros por así decirlo. La maravilla de nuestro pensar es un lujo para el hombre. Podemos alcanzar nuestros sueños y ser felices pero ya ve usted las injusticias que nos traemos y las carnicerías que se forman pudiéndose evitar.

Una vez, y esto es algo común en mí, me puse de mal humor y justo en esa tormenta no me acepté y quise estar sereno como es mi natural y ¿qué pasó dentro de la tormenta? sencillamente que pude serenarme. ¿ Sabe usted el esfuerzo que hice además de tener atino?.

Pero todo no son cosas de mal humor. Mucha gente se equivoca con sus sentimientos y sienten algo que no es lo correcto hasta que caen en el desengaño...nos faltarían dedos para contarlos.

Las personas debemos de ser sencillas y disfrutar de lo sencillo; eso es un paso para ser feliz. A paritr de entonces se encientran respuestas a lo que era complicado y una persona se va enriqueciendo cada vez más. Es árdura tarea para quién aprende en soledad. Nos vamos intoxicando desde que nacemos con cosas que nos hacen daño cuando el secreto de vivir es hacer las cosas a gusto y de buén grado...

Poca gente quiere vivir en discordia pero me da mucha pena esa gente que la busca sin saber dónde se mete...y luego vienen las desgracias sin arreglo...

Su entrada me ha hecho pensar. Quedo tranquilo una vez más por sincerarme con el mundo.



5 comentarios:

mjesus dijo...

Pense que alguien me estaba hablando, diciendome cosas, que no puedo contrariar
Es verdad que a mucha gente le gusta la discusion, mal entonada, muy diferente un debate bonito, donde cada uno tiene derecho, a opinar, y obligacion a respetar
salud

Marina Fligueira dijo...

¡Hola Bucador!!!

Vaya texto interesante que has plasmado a las mil maravillas, todo lo que en el nos cuentas son verdades como castillos.
Muy cierto que las personas somos sensibles, pero ojo, no todas, puesto que también existen esas otras que tienen la sangre muy fría, hijo.

Es verdad que a veces uno cambia de ánimo, de humor por circunstancias que nos rodean... Sean personales que pueden ser amorosas, o totalmente diferente, por cuestiones familiares o de, incluso de amigos que leales no hay muchos a la hora de la verdad, esa falta de entendimiento que existe entre nuestra sociedad, o por falta de salud, o de paz que también es fundamental para sentirnos a gusto con uno mismo y con los demás.

Me ha encantado leerte es un tema importante como que da para analizar varias cuestiones, que expones y que todos son dignas de comentar.
He leído otros textos más a bajo y me han encantado los cueles son prosa poética, aunque tú igual no lo aprecias, pero si, lo es.

Bien pues hasta otro momento, mil gracias por tu huella en mi humilde espacio, me ha gustado mucho.
Te dejo mi fraterno abrazo junto mi gran estima.

Se muy -muy feliz.

Si no ves por aquí, no pienses que es abandono, es por un problemilla de salud.

Susana M dijo...

Yo soy una amante de la paz. Un beso.

CRISTINA dijo...

Gracias Buscador, yo se que a veces es muy difícil pero te aseguro que se puede lograr. Si yo he podido, tu también podrás, tu sabe que hay persona, que desde la mañana van buscando conflictos. El conflicto es natural en cualquier relación humana y puede ser un elemento que nos ayude a reforzarnos y a fortalecer las relaciones familiares. Solo debemos aprender a gestionarlo, a saber que de él se derivan también aprendizaje y experiencia. Pero si tu delante de ciertas personas, consigue esta en calma, esa persona no tendrá ningún poder sobre ti. Si deseas cambiar el resultado, cambia la energía. Para que conseguir paz en nuestra vida, no demos entregar nuestro poder, que se nos asigno en el momento de nacer, con pleno derecho a elegir y a decidir. Un poder que debemos tener presente ya que nos valida como Seres humanos, en un mundo regido por los sembradores de miedo y dolor. Tenemos que aprender a dar más amor al yo.
Un abrazo de luz!

Marina Fligueira dijo...

Hola de nuevo Cris, que bonitas y atinadas letras nos dejas, reina; es una gran verdad esta forma de reflexión, a veces nos enojan nos disgustan esas palabras negativas que salen a nuestro encuentro en el camino de la vida, nos rodean de tal manera que nos hacen retroceder, en vez de avanzar y, nos quitan alegría: mas no hemos de enfadarnos ni sufrir por los fallos de otros. Yo si me enfado por los míos, pero por los de otros, ya he aprendido a no sufrir ni enferme, pues la vida es bella y no podemos o, no debemos amargarnos por los fallos de los demás.

Ha sido un placer pasar por esta tu casa, donde se respira buena vibra buen ambiente y sabiduría. Gracias por tu buen hacer.

Te dejo un abrazo, mi gratitud y mi gran estima.
Se muy -muy feliz.