domingo, 1 de agosto de 2010

Modelando mi body (17 - 11 - 2008)

(Pablo le había prometido a María que empezaría a hacer abdominales para volver a estar en forma...)

Mi querida María:
Ayer cumplí mi cometido y lo sobrepasé con creces: Te cuento.
Me hago 80 abdominales. Me acuesto en la cama satisfecho deseando que llegue el día siguiente para hacer frente a los michelines con una voluntad que me recuerda a cuando dejé de fumar. Todo parece color de rosa. Me veo haciendo pases de modelos, a las chicas chiflándome por la calle, pantaloncitos estrechos para marcar paquete, un bisoñé para mi querida calva, entrevistado en la radio local por tener esa nueva imagen... En fin, mi sueño es tan plácido que también imagino que soy Placido Domingo cantando "Only you" en perfecto inglés mientras me miro a un espejo de esos que favorecen aun más. Me recreo conmigo mismo y también sueño ser como aquel atleta español ¿cómo era?... a ver que recuerde...-ah sí- Mariano Haro dando saltos por mi medalla de bronce y record español. Los chinos me conceden el honor de llevar la antorcha olímpica delante de todo el mundo mientras sonrío con sonrisa Clisident. TODO MARAVILLOSO... DE CINE.
Pero llegan las 6 de la mañana. Me quiero incorporar y no puedo. Entre sueños creo que voy a dar a luz de un momento a otro y escucho a mi hermana en el recuerdo que me dice cuando dió a luz: ! Un niño y no más ! Hago un último esfuerzo y consigo incorporarme. A medio día, al volver del trabajo me tumbo en el sofá (grave error) y si no fuera porque muevo los pies y los brazos se diría que me he quedado tetrapléjico…!! no me puedo incorporar!! Sudo tinta.
La señora a la que llevo en el taxi por la tarde a la ciudad me pregunta si sufro en silencio de hemorroides por mi forma de andar. Yo me río y enrojezco. En la ciudad, ya agotado, echo un sueñecillo sin ladearme mucho en el asiento y, por culpa de ese dolor en el bajo vientre, sufro pesadillas creyendo que me he vuelto hermafrodita y me ha llegado la regla. Nadie sabe que soy hermafrodita, solo yo. Mi malestar se debe a dolores menstruales horrorosos. En el sueño entro en casa de mis padres a escondidas y ya en el cuarto de baño registro las cosas de mi hermana y le robo un salvaslip de Evax que me enrollo en el pene. Un coche con música estruendosa pasa a mi lado. El conductor es un hortera que canta a todo grito el último tema de "Camela"!!!... horrorosoooooooooo.!!! Me despierto como el que sale de una anestesia y me pongo a rezar una oración para casos de emergencia: !!Dios mío!!: Ayuda a este siervo perdido que por vanidad te pide auxilio, y Dios me dice: "Hijo mío ahora te fastidias por haber comido tanto chorizo y pan con manteca y mañana, sin falta, lo prometido a María... que te quiero ver hecho un figurín jajajajajajajajajajaja
Pablo

1 comentario:

María dijo...

Ves lo que pasa? Uno se pone las botas a chorizo y luego a pagar las consecuencias, y no me refiero sólo a los michelines. Buen sentido del humor, un placer leerte. Saludos.