sábado, 14 de mayo de 2016

Oiga doctor



A veces la tristeza no tiene lógica. De repente me levanto en un día gris tan pesado que no encuentro explicación a mi estado de ánimo. La tristeza fluye de lo profundo cuando la alegría de vivir debería de provenir justo de allí. Me inundo de silencios y soledades, de por qué esto ahora si en realidad no me pasa nada en particular; si por ningún motivo mis pensamientos se maquillaron de lo triste con ganas de llorar y en estos días así,  hundo mi cabeza en lo irracional que ahoga la garganta en la mirada cristalina...tan extraño como indefenso.

La tristeza sin sentido aparente es fruto de la depresión; del dolor irracional que amenaza con la calidad de vida reclamando cosas que no tienen explicación. Con peso de gravedad, los sentimientos confabulan exigiéndonos una atención urgente donde nos encontramos perdidos buscando un por qué en ninguna parte.

El mundo gira sin cesar con una velocidad que no alcanzo. Abatido, en mi densidad, solo busco un alivio en una tierra extraña de silencios profundos y palabras no llegan allá...Profundamente  mi  pesar se bifurca en ramificaciones perdidas al infinito; indefenso como una hoja caduca voy merced de la tristeza, donde más allá de una frontera inexpugnable, mi corazón grita exigiendo una decencia para vivir...



8 comentarios:

LAO Paunero dijo...

La sonrisa espontánea o pensada es un eficaz remedio. Creo que todos llevamos un acumulador de tristeza adentro nuestro que necesita que generemos defensas con actitudes que nos diviertan bien. Pero desde luego que no se puede escapar de la tristeza, la mejor forma es asumir las espinas y buscarles un sentido positivo amigo.

Sara O. Durán dijo...

Los días grises, de tristezas profundas... No es para menos, el mundo está de cabeza y, eres un hombre sensible, con valores, cabal. Cuesta mucho esfuerzo asimilar la transformación de la humanidad, en muchos aspectos negativa. Tenemos un ambiente muy hostil y violento.
No reprimas lo que sientes, llora y desahógate y volverás pronto a tu centro. Pasará ese sentir y volverás a encontrar la alegría y la ternura desde lo más profundo de ti.
Te doy un abrazo con fuerza y cariño, y no te sientas solo, porque no lo estás, partiendo de la base de que muchos nos sentimos así en múltiples ocasiones.

Gladys dijo...

La mayoría de las personas depresivas son mal diagnosticadas, y por eso caen en esa tristeza sin explicación, difícil de subsanar, si no buscan dentro de sí mismo lo que los lleva a esa tristeza sin explicación, espero que no seas tu el deprimido y sea un escrito más solamente.

mmhr dijo...

Sin duda la luz solar es un antidepresivo de gran eficacia, por lo menos a mi me llena de energía, sobre todo si estás rodeado o acompañado de gente positiva; también la música, claro que, si estando triste eliges una música que te entristezca más, malo. ¿Sabías que los ríos gallegos llevan la mayor cantidad de antidepresivos de España? Es que allí hay demasiados días grises y la población se ve bastante afectada por depresiones. Bueno, amigo, no sé si el post es ficción o refleja tu estado de ánimo real, así que si es lo segundo espero que hagas uso de esa colección de música que tienes, busques una buena selección que anime a un muerto y te pongas a oirla tomando el sol. Un abrazo.

icue dijo...

Cuatro jueves hay en el año que brillan más que el sol, se decia antes de cmbios sin sentido, por algo lo dirian los de entonces, un dia con sol es un gran regalo de la naturaleza.
Un abrazo

Fina Tizón dijo...

Somos complejos, amigo Buscador; sabemos lo importante que es sonreír, rechazar enemigos como la tristeza, la rabia, y otros gemelos a esos, y sin embargo, dale que dale, hay momentos que parece que la busquemos, esa forma de antoflagelarnos que sólo nos lleva a lugares sombríos, lo dicho, nuestra mente es muy compleja...

Un abrazo

Fina

EMBRUJO dijo...

hola amigo buscador te entiendo a la perfecion sabes un truqui lees chistes y te partiras de risa, asi lo hacia yo cuando tuve una gran depresion, tienes que salir mucho, no quedarte en casa ya que las horas se hacen pesadas como una loza, la tristeza te impregna con su capa transparente por que no se la ve como se va instalando dentro de tu ser besitossssss llenos de mucha fuerza para que salgas adelante

Amapola Azzul dijo...

La tristeza hay que saber arrancarla de cuajo. Sino se asienta y empieza a crecer. Lo la dejes crecer. Besos.

Arráncala.