martes, 28 de junio de 2016

Estatuas de Miguel Ángel





 Tomar una determinación para cambiar nuestra vida quizá nunca llega...Es esa decisión de decir basta y punto y final con aquello que poco a poco, nos va minando la vida.

En esta vida hay demasiados perdedores que deberían ser ganadores; gentes con corazón que se ahogan en la vida rutinaria conformándose de forma callada. Sin duda hay que tocar un fondo y pelear por nuestra vida porque aquí en la tierra es lo único que tenemos. Cantidad de gentes válidas para ser felices han doblegado ante la mediocridad y siguen soñando con un mundo mejor pero, se sienten incapaces para decidir sobre su vida...

La rutina de la vida diaria y los problemas que no sabemos afrontar, no nos hacen estúpidos ni nos ciega al entendimiento pero, puede que sentirse impotente por algo fantasmagórico, sí puede vencer. Las mejores personas de este mundo no son las famosas ni tampoco las que tienen carrera. El mundo interior de cada persona es algo que siempre será invisible a menos que inventen algo....Conozco a cientos de personas anónimas que valen más que el Rey y que pasan desapercibidas a tu corazón sino tienes sensibilidad.

Sentirse un desgraciado/a es algo horrible. No tomar una determinación en esta vida para luchar por la vida propia, clama al cielo. Conozco a Ángeles en su tremenda voluntad de hacer lo correcto, a un hombre de mi pueblo que se sabe El Quijote de memoria y tantas gentes que cruzan por mi memoria, como válidos para que les den un premio y sin embargo, pasaron desapercibidos...y muchas veces por no tomar una determinación en el valor de su corazón...




9 comentarios:

SÓLO EL AMOR ES REAL dijo...

Y que poco importa, hermano, pasar desapercibido si el corazón reboza de alegría y paz...

Luz y Vida

Isaac

Amapola Azzul dijo...

Bueno que tú si veas su valor. Besos.

Sara O. Durán dijo...

La conquista más grande, es la interior. Qué importa si nadie nos mira, ni nadie nos aplaude, o si somos mediocres, teniendo paz interior.
Un abrazo!

jfbmurcia dijo...

La vida está repleta de heroés anónimos. Saludos.

censurasigloXXI dijo...

Amigo mío, dan un poco de inquietud tus palabras. Porque sí, es el caso de muchos anónimos valientes, de gran corazón, inteligentes y honestos consigo mismo y con los demás; que viven sin grandes logros, pero ¿sabes qué te digo? Que es preferible ser admirado o querido por una pequeña cantidad de amigos, que ser un fantoche a quien le han otorgado un premio por tener un apellido de alta esfera o venir de opulenta familia. Porque la recreación de las clases sociales está más presente que nunca y nadie, pero nadie, de baja cuna tiene derecho a tomar ni una mínima parte de sus privilegios. Desafortunadamente, la mediocridad está en el poder desde hace siglos.

Yo me alegro de tener buenos amigos.

Un beso, compañero. Ahí va un carajillo de verano :)

maría del rosario Alessandrini dijo...

Muchas personas viven juntando sueños, otras los sueños los juntan a ellos, la diferencia es válida, la vida es bella, la poesía es bella, única y tremendamente clara, leerte un gran placer Buscador, gracias por pasar por mi jardín de versos.
Besos

CRISTINA dijo...

Lo importantes es estar bien contigo mismo, y además, la verdadera felicidad solo puede venir de uno mismo. Hay que olvidarse de excusas, y de personas externas, el camino es que aprendamos a conocernos mejor, ignorando lo que el resto del mundo pueda opinar sobre ti.
Buen inicio de semana! Un abrazo.

Magdeli Valdés dijo...

Estimado (a) amigo(a) poeta
mi saludos respetuoso de siempre..
Me disculpo por no poder acceder a sus escritos...tengo muchos problemas con la red en mi hogar...donde escribo con calma y tiempo,cuando me doy a leer vuestras creaciones para poder comentarles con toda tranquilidad sus trabajos...
No se bien cuando podré tener acceso si dificultades.
Por ahora robo un tiempito a mi trabajo y les respondo aquí

espero me comprendan y ya llegaré a vuestras casas

con el aprecio de siempre!

Un gran abrazo!
Meulen!

Magdeli Valdés dijo...

somos gestores de lo que somos...

la capacidad de resiliencia todos las tenemos
lo malo es que el miedo mas de las veces ata manos y pies...