martes, 14 de febrero de 2017

Juana la loca









Imagino a un joven que tiene vocación para un oficio y tambien imagino a una persona que desde pequeña quiere ser el sexo opuesto...pasa el tiempo y ese joven no puede ejercer el oficio soñado así como ese otro no puede ser chico o chica...todo es un trauma.

Recuerdo que un vez vi a un chico que era hijo de un cantaor de flamenco famosísimo y que este chico estaba amargado porque no tenía la voz de su padre. Imagínese a esa personita que quiere ser otra persona que no sea de su sexo...Todo ello me hace pensar mucho para que estos chicos sean felices si no se aceptan a ellos mismos. Lo mismo ocurre con una persona que tiene un defecto físico o simplemente, es fea...

Resulta complicado que una persona se acepte segun su condicion de pensar o su estado fisico. Yo de joven tenía un tremendo complejo con las espinillas en la cara y no podía aceptarme porque desconocía cual sería mi cambio para mejor; cual sería mi postura después de aceptarme tal como soy.

Las personas nos creamos cataclismos de identidad a veces y nos sumergimos en angustias difíciles de superar. Cuántos jóvenes desean ser lo que no son y arrastran su existencia casi en el anonimato, quizá con miedo. Cuántas hormonas u operaciones costosas intentan dar felicidad a un chico o a una chica que se desprecian en su condición...si al final de una operación laboriosa y costosa, tampoco es lo que soñaban ni mucho menos; creandoles más problemas porque no están de acuerdo como quedó su pene o su vagina.

La ciencia avanza una barbaridad pero la educación de la persona deja mucho que desear. Vivimos de las apariencias y de poner prohibiciones que a veces son vergonzosas para esa persona porque es gay o lesbiana...Estamos rodeados de información y nos están engañando con leyes estéticas que hacen un daño infinito a personas inocentes...




7 comentarios:

maría del rosario Alessandrini dijo...

Sonríe más, ama más,
Escucha con los ojos abiertos,
El alma en calma...
Y se abrirán las puertas,
Del saber, sentir, ver, escuchar
Sobre lo que aún falta descubrir,
Para encontrar felicidad...


Verdad que si Buscador, el mundo está lleno de hipocresía, al final cada cual tiene derecho a vivir la vida que eligió. Porque es su vida.
Abrazo

Amapola Azzul dijo...

Lo ideal es aceptarse siempre. Lo demás causa tristeza.
Pero tb como humanos sociales nos gusta ser aceptados por los demàs aunque esto no siempre serà posible.

Bs.

dijo...

Aceptarse como uno es ,cuesta a veces y más si la sociedad"impone"sus leyes.
Es triste que haya quien no acepte su forma de ser,vivir o sentir(como digo siempre sin hacer daño a nadie)por el qué dirán.Pero es verdad que sucede.
Educación o cariño?Hay que saber amar al otro
Besucos y gracias por la historia que me has dejado en el blog.Es preciosa!


Ángeles dijo...

Cuanta razón tiene Buscador... cada uno de nosotros ha pasado por situaciones que nos dejan un poso de tristeza en el alma. Y sobre todo ahora con tanta publicidad engañosa que parece hacer robot a las personas, intentando seguir unas modas y estereotipos en la que ponen sus ansias, creando unas situaciones que pueden ser muy peligrosas, incluso con la muerte.

Un abrazo con cariño.
Ángeles

Abuela Ciber dijo...

Tiens razon en lo del daño infinito que propagandas masivas de estetica nos bombardea
A la juventud la encuentra mal parada y tumba a muchos
Es un deber imperioso que se eduque no solo a los niños y niñas sino a los padres
Educacion y buena orientacion hara que se comprandan formas de ser diferentes porque no todos podemos ser iguales en nuestro sentir
Cariños

Magdeli Valdés dijo...

En esta sociedad de hoy...en tantas partes corre la misma historia...

pienso que los padres mayores de hoy fueron hijos del rigor , del dolor ...y crearon una generación facilista ...proveyendo todo lo necesario para vivir ...y es justo eso...para que los hijos-as, no sufran lo que ellos sufrieron , decepcionares, abandonos, secuelas de tragedias, etc...
y hoy está aquí golpeando las caras los resultados, hicieron tan fácil todo que los jóvenes de hoy , en mucho, no saben resolver sus problemas...
menos saber enfrentar sus diferencias...no saben para donde ir en tanta oportunidades de desaforado vivir que les permite esta nueva sociedad...sin control...y en ello su identidad menguada, confundidos y alocados , muchos no encuentran paz, menos verdaderos caminos que seguir...hay que ver cuales son sus ídolos, no sus padres por supuesto, ni hablar de sus abuelos...y en esa confusión ..cuántos más podrán al fin saber llevar esa identidad distorsionada ?...no todos nacen así...se han hecho en esa vertiginosa y desgarradora humanidad confundida y hasta diabólica...
qué sabrán y podrán heredar luego a sus propios hijos?...
esa pregunta si que me acongoja mas en este tiempo tan conflictivo...
Reeducar a padres??
No se si eso aporte en algo, cuando ellos mismos son los que se dan cuenta que han perdido la batalla...
Hoy los entregan a la escuela, como en desesperación...dicen : por favor profesor(a) , a Ud , le hace caso ACONSÉJELE...quizás CAMBIE...

Así es fácil ser padres, hacer responsable a otros de lo que uno no es capaz...y luego apuntan riguroso al sistema por no educar a sus hijos...
Así no vamos a ninguna parte ...

este tema da para largo y tendido...y los jóvenes mientras lo pasan en sus palabras: LA RAJA...

Bueno, es solo mi opinión, no tiene por que ser definitiva...pero por esta parte del mundo se viven los mismos dramas...

CRISTINA dijo...

Tienes toda la razón, por eso es mejor no dejarse llevar por las apariencias de los demás. Lo importante es ser uno mismo y seguir los impulso de tu corazón. Que tengas un lindo día!
Un abrazo.