lunes, 25 de septiembre de 2017



Dicen que la belleza nace hasta en los peores momentos. Que naufragar es motivo para el corazón y que el corazón es la esencia de la vida. Cada persona en su razón de peso se siente inmersa en su propia existencia, la existencia que le ha tocado vivir y que ese peso no son precisamente las palabras sino, el valor de si propia vida. Es fabulosa mi imaginación para vivir en otras cosas que no existen; expandirme donde no hubo nada mas que el sueño, amar a mi corazón cuando vivo de la fantasía que otro pudiera decir que es real.

Vivimos tiempos angustiosos de cara a acontecimientos que yo no alcanzo a comprender: quizá nunca en mi vida comprendí. Las personas somos muy sensibles a los fallos de la gente; casi déspotas al daño que nos poueden hacer pero, indulgentes con muchos de nuestros actos. Cualquier día nace una palabra para poner en acción a nuestro corazón pero han de saber que esa palabra fue originada por la fuente del silencio que es el corazón...

Todo el mundo esconde en su corazón la belleza y no es la palabra...



3 comentarios:

jfbmurcia dijo...

La belleza reinará hasta en el infierno. Saludos.

Magdeli Valdés dijo...

Todos los días debemos tratar de darnos esa vital mirada desde el sentir de nuestro corazón , de esa manera conectamos con lo bello de esta vida y no nos dejemos influenciar por la locura ...hay mucho por donde bucear en caminos de la paz y el amor.

Un abrazo.

maría del rosario Alessandrini dijo...

Debemos ver con los ojos del alma, así seremos mas felices, y quien no dice, seremos mas felices viviendo, sintiendo así, gracias Buscador.
Abrazo