lunes, 23 de octubre de 2017



Ligera, tu fragilidad se hace mía. Me abrazas en silencio y casi en ausencia por la lejanía; inofensiva cuando me escuchas en silencio porque lo que mas deseas ahora es cariño. La vida viene a tu encuentro en un solplo de mis palabras, como un ladrón de tu corazón que te desgarra mientras una canción la canta Erique Urquijo...A veces vuelas como la paloma más hermosa y otras te hundes bajo la almohada soñando con ser libre para que alguien te bese....Pero esta noche estás sensible y yo me derramo en ti pensando cualquier cosa menos, decirte adiós...



5 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Tal vez de eso se trate la vida de acunar tantos sentires, para que en cada momento podamos estrenar alguno
Cariños y buena semana

maría del rosario Alessandrini dijo...

Nunca adiós al amor, bello amigo.
Abrazo

Sneyder C. dijo...


Solo el amor se comprende cuando hay mucho amor que dar, sabiendo que la otra persona lo siente igual.

Un cálido abrazo

dijo...

Qué bonito,Domingo.Así se va conformando la vida,unas veces más alegres y otras acurrucadas.
Sigues escribiendo bonito.Tienes el poder de las musas!!
Besucos de vuelta

Magdeli Valdés dijo...

Pues así es...lo eterno que prevalece
es el amor.