lunes, 25 de enero de 2016

Sin nada que hacer.



A veces con pasos perdidos se encuentran soluciones. Si me pongo a pensar, me puedo considerar un hombre perdido hacia el interior...Es inútil pensar que todo lo llevas controlado y hasta daría lo que fuera para dirigir mis metas con los 5 sentidos, pero no es así. Los logros personales vienen muchas veces de mano del azar; de lo profundo que ya me gustaría alcanzar...
Cantaba Aute que el pensamiento no puede tomar asiento, que el pensamiento es estar de paso. Me joroba tremendamente ese estar de paso continuo porque así, no llego a ninguna parte. La vida en la frontera no espera pero es que somos tan endemoniadamente inteligentes, que absorbemos de la vida todo aquello que nos llega. Me pregunto que leche es la vida para conservar algunas ideas que te ayudan a vivir (gracias a Dios) pero que todo es de paso. Sin duda no me conformo a que mi madre haya sufrido un parto, mi padre se ha sacrificado en el trabajo y el sentido de mi vida para decir al final, que he vivido en la frontera (canción de Radio Futura)...
Dejenme decirles una cosa. Lo invisible de nuestro pensar es una caja de sorpresas y se rie de nosotros....Aprendan por ustedes mismos.


1 comentario:

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Es muy difícil tenerlo todo controlado, pues seríamos como un robot. Supongo que estamos de paso y mientras recorremos ese camino que nos lleve al final, hay que aprovecharlo de la mejor forma posible. Un beso