martes, 2 de febrero de 2016

Con un poco de cabeza, una identidad sexual.



Helen y Albert no se conocían en absoluto pero eran muy parecidos en sus carestías. Helen trabajaba en una tienda de modas y Albert en una oficina. Llegaba el fin de semana y hacían lo mismo que sus amigos para pasarlo bien pero, sentían ese vacío silencioso; un vacío que en muchos aspectos de su vida los destruía por desconocer otra forma de vivir. Trabajaban cumpliendo y eran honrados. Se les consideraba buenos camaradas y sin embargo, tenían una identidad que de no hacerle caso, su vida iba a la deriva...

Helen tiene 20 años. No le atrae el alcohol ni las drogas pero las toma. Tenía relaciones con chicos modernos que personalmente los aborrece en su forma de ser; los detestaba. No le gustan miles de cosas que estan de moda, pero las lleva...Se siente sola casi de contínuo; con comlejos y a veces con cambios de ánimo...

Albert siempre busca algo nuevo que le llene la vida. Tiene esperanza de ser feliz pero siempre hace cosas que chocan con su corazón. Tiene sexo con chicas desconocidas, bebe cubatas hasta emborracharse para sentirse mejor y hace tantas cosas que no le van, que se sentía abolutamente perdido...

 El sexo no tenía vuelta de hoja para practicarlo. Hasta la radio y la televisión lo difunden como algo natural; algo necesario ausente de pecado. Sus amigos y ellos mismos exiben sus trofeos como un logro pero, al terminar esas relaciones con gentes desconocidas, sienten el desengaño, la frustración y el arrepentimiento de practicar sexo ausente de amor...


Me desconsuela y siento tristeza por la gente que anda perdida. Podrían tener un futuro mejor y que enriquecen sus vidas donde el fruto, es la nada. Comprendo que hay gente que tiene relaciones sexuales, o que hacen cosas que se consideran de "moda" porque se sienten felices pero en absoluto toda la gente es así... El engaño es una cosa que no tiene perdón.

Helen y Albert se conocieron una noche de febrero. Los dos llevaban su mascara de reclamo; ella para el macho, el para la hembra. Se acostaron en su apartamento y cuando terminaron el acto sexual, Helen se hechó a llorar porque Albert le dijo que se fuera porque no quería verla más. Ella dijo con su corazón: Lo mismo te digo...Alber le pidió perdón porque a veces, cuando practicaba sexo, deseaba estar solo al no conocer el amor y ella, le dijo que lloraba por lo mismo...

¿Cuantas veces se repite la historia?
¿Hasta cuando vamos a soportar esta educación sexual?
La identidad de un país se mueve por sus gentes.

Toda la amplia gama de la sexualidad podría tener una vida feliz con una orientación...y siempre con educación.










7 comentarios:

Leonor. dijo...

gracias por tu comentarios, tu forma de razonar sobre la inteligencia me ha inspirado, opinamos igual sobre muchas cosas, sigues siendo libro de cabecera de cama.
dulces sueños buscador

BEATRIZ dijo...

El tema es controversial pero necesario supongo. Esa edad es extraña para sentir el vacío existencial, generalmente empieza más avanzada la edad, pero bueno, debe haber distintas circunstancias sin amor.

Saludos y feliz semana.

Águeda Conesa Alcaraz dijo...

Interesante tema el que nos propones. Creo que la parejas protagonista es muy joven para padecer esos problemas existenciales. No todo es sexo. Creo que es una pieza muy importante en nuestra vida, pero que hay que saber con quién, cuándo y cómo. Un beso

Fina Tizón dijo...

Para toda persona debería ser primordial poder sentirse libre, sin barreras de tipo alguno( sociales, etc...) a la hora de elegir su propia identidad sexual,
En cuanto al tema: amor/sexo podrían formularse muchas preguntas
¿ qué sería lo ideal?, lo ideal seria conjugar amor
y deseo en una pareja. Ese logro es un privilegio siempre. Dicen, sin embargo, que esa anexión amor/ deseo tiene fecha de caducidad, pero
como toda regla esta la excepción. Opino que todo en esta vida hay que currarselo y con mucha más razón si tocamos el tema de la convivencia de pareja.
Un buen tema de debate el de hoy...
Feliz tarde, Buscador
Fina

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola Buscador, un tema candente el que nos planteas. Esto no ocurre solo ahora , es un problema de siempre, no que pasa solo hoy , antes se ocultaba.Hoy parece que todo es normal y es que hemos perdido el sentido de la moral y los principios que rigen la conciencia.
Gracias por tu visita.
Un gran abrazo

Amapola Azzul dijo...

Lindo relato, Besos.
Feliz finde.

Un abrazo.

Marina Fligueira dijo...

Hola de nuevo: es un importante tema a debate. Pero llevaría tiempo. Sólo una cosa te digo. Son necesarios unos principios, para casi todo.

Un abrazo.