domingo, 6 de marzo de 2016

Dolor



El dolor nunca alcanza un fondo. Se pierde con miles de pensamientos tan pesados como el sentir...El dolor del espíritu; invisible y sin sustancia nos visita estando desarmados y desnudos, sensibles  sin la fuerza de eliminarlo. Me hace madurar muchas veces a peso de lágrima o de profunda tristeza sin llorar...El dolor me visita casi siempre en soledad, tan fría como un cementerio donde todo lo que existió solo se convierte en historia baldía...El dolor hace madurar.  Se ancla conocedor de mi persona para hacerme profundo donde no me explico qué mecanismo, la memoria me avisa muchas veces de lo que sufrí.



6 comentarios:

P MPilaR dijo...

juega limpio -el dolor- siempre con las cartas boca arriba
y sin más armas, que recordar una y otra vez
que del dolor partimos
y es posible que con dolor muramos.

es bálsamo si no es amargura insuperable.


un abrazo

Adriana Alba dijo...

El dolor es un gran maestro, siempre gracias por tus visitas.
Cariños.

Gladys dijo...

Hay dolores y dolores algunos que nunca los dejan y otros que son pasajeros, cada dolor deja una enseñansa y nos hace más duros y los enseña a protegernos de lo que pueda venir.

Saludos feliz semana, que está por comenzar.

Fina Tizón dijo...

A veces es más lacerante el dolor emocional que el físico, Buscador
Un abrazo
Fina

Amapola Azzul dijo...

Ojalà acabe pronto ese dolor. Besos.

EMBRUJO dijo...

hola buscador ese dolor yo se lo que es y muy bien, el dolor es desazón es tortura, es la flaqueza del espiritu te podria decir muchas cosas mas pero se hace mella si para la eternidad besitosss