domingo, 29 de enero de 2017







Me derramo
 y
me vierto
siempre en tí...

Seco de sed,
en tu alma bebo.


3 comentarios:

AMBAR dijo...

Cortito, conciso y bello, es profundo y dice más de lo que parece.
Me derramo
y
me vierto
siempre en tí...

Seco de sed,
en tu alma bebo.

dijo...

Los poemas cortos simepre me atraen.Tienen la capacidad de decir tanto ,que escribirlos más largos,en este caso,sería lastimarlos.
Además,profundos,infinitos.
Buscador,gracias de todo corazón por elcomentario en mi blog,por tus palabras tan sinceras,tan gratas y tan amables,sentidas ,porque se nota que han salido del alma.
Qué grande eres si has podido cuidar a tu padre!
Es un don que Dios no ha concedido.
Besucos y bendiciones
Gó,hoy más agradecida

Magdeli Valdés dijo...

En la profundidad del sentir
no hay engaño...
como sea se vive a concho...