sábado, 19 de mayo de 2018

El placer de darse





Como un manantial de agua pura mis palabras se deslizan por mis manos. Van derramándose en mi piel para calmar esa sed que yo mismo siento a veces. Transparente y puro es el sentimiento que fluye de la tierra para calmar sus frutos pues han de alimentar al alma que vive en comunión con el silencio...

La maravilla de darse no consiste en esperar nada a cambio porque no sería darse. Las palabras fluyen como el agua profunda buscando la luz, la vida y la razón de mi existir. Darse no tiene precio tangible pero sí el valor de ensanchar mi corazón a cada latido de cada palabra. La luz atraviesa la transparencia del agua en un juego de estelas donde los sueños nacen a la mirada más sensible buscando una explicación a todo aquello que siente; a esa oscuridad abismal que no es otra cosa mas que nuestro propio corazón.

Caminamos a veces a oscuras con esa sed y hambre de luz. El corazón, como una esponja, se empapa de cosas buenas y malas en veredas solitarias; deseoso de un por qué o un sentido a todo aquello que no nos deja vivir en paz...Nos abrimos a otras personas y hasta nos llevamos desengaños; nos enamoramos y sufrimos de desamor; tendemos  la mano con esa fragilidad de la desconfianza y hasta morimos de dolor cuando alguien claba su aguijón cargado de traiciones.

Sin embargo la vida nos espera siempre a pesar de todo lo vivido. Ese abismo que llevamos tan oscuro se convierte en luz cuando ponemos tan solo un poquito de valor y es entonces cuando nos sentimos seguros. Nos perdemos en nuestra profundidad como si fuera un paseo por el parque en una primavera que jamás se extingue...y damos besos y volamos con miles de cosas por hacer porque nos expamdimos a la vida que antes fué tán dura...y la soledad nos damos cuenta de que es un placer y el sielncio, un amigo...y poco a poco la fuente de agua cristalina se derrama por nuestras manos para dar agua al sediento; infestándolo de forma positiva porque el se humano no se merece el dolor fantasma; aquello que estando preparado ahuyenta todos los males de la tierra.

Hoy vuelvo a darme con fé de que cuando termine este texto, mis palabras serán viajeras de paises y de corazones; transparentes porque así lo quise yo...



4 comentarios:

A Casa Madeira dijo...

O retorno de fazer o que é certo e bom, só
aumenta a coragem para avançar no dia a dia até
porque viver a vida com plenitude não é nada fácil.
Gostei de te ler.
Prazer em conhecer seu blogue.
janicce.

Jazmin blanco dijo...

Me he pasado por tu blog y me gusta lo que dices.
Es cierto que el amor es entregar a cambio de no pedir y así mismo recibir sin tener que suplicar. Un abrazo y te sigo

maría del rosario Alessandrini dijo...

La vida siempre tiene cosas buenas para ofrecernos, muchas veces nosotros no sabemos verlas o no podemos, bellas letras para reflexionar poeta.
Abrazo

sakkarah dijo...

Es un texto bellísimo, me han encantado esos pensamientos tan sinceros y tan hermosos.

Muchos besos.