martes, 25 de junio de 2019

Esa voz que no cesa






 Levamos anclas a las siete de la mañana. Me despiertas con el susurro de la brisa cuando entra por mi ventana y me tomas de la mano...

Desayuno en un monólogo que mas que una ausencia, parece agradable como la infusión que tomo. El día abre la luminosidad de una forma diferente porque es mágico lo que siento. Mis manos acarician todo aquello que tocan y hasta la tostada sabe a pan recién hecho en una sucesión de cosas sencillas donde te disfruto.

Enciendo la televisión con sus primeras mentiras y en el teletexto, el horoscopo me augura un buén día...floto pleno de sentimientos livianos como el aire que respiro. Un sentimiento agradable viene de mi tacto, de mi sonrisa solitaria, del regusto de la tostada con aceite o de aquella fotografía a una gitana casi robada que tanto me gusta...Todavía hay silencio en mi calle.

Pasa la mañana envuelto de aires soñadores. Poco me importa la gente con la que me cruzo si no me llaman la atención...y te cuento las cosas que me hacen sonreir o emocionarme por ser sensible. En los acensores me llega el perfume de desconocidas aspirando el aroma por si algún día te regalo uno pero, no, no lo encuentro prque tu eres más especial. Las aceras de Córdoba son una colmena de gentes silenciosas en su interior. Hay una vagabunda española que siempre me mira. Ella es joven y atractiva. Sentada en el suelo con su cestito, peinada y limpia pero, pidiendo. La veo en la calle Cruz Conde o en Ronda de los tejares y siempre me mira con honda pena...

A veces me pierdo contándote cosas y tú como siempre me prestas atención; casi devorándome en mis ocurrencias y siempre en silencio...No puedo evitar sentirme también triste o cómo puedo ser mejor persona para cazarte. Llegan las doce del medio día con un sol justiciero y mañana se espera ola de calor.

De nuevo en soledad me voy a mi pueblo con música de los 80 disfrutando de mi conducción prudente. Vuelvo a mis monólogos y a mi mundo interior. Cuando menos me lo espero llego a casa y ese sentimiento agradable no me deja ni un momento cuando en la sencillez de este día, vuelvo a ser feliz...pero algo melancólico...



Amigos todos:

Durante una temporada voy a dejar de escribir por causas personales. Los llevo en el corazón por todas esas sonrisas que me arrancaron y me estimularon para tenerlos cerca. Disfruten del verano y más que todo, de las cosas que le cuentan a su corazón, las escriben y se hacen voz cuando los leo...

Besos de Buscador.





miércoles, 19 de junio de 2019

El silencio










Anda sin materia alguna por el universo y es compañero recibido y otras odiado. Se hace patente el silencio arrastrando sentimientos de soledad, incomprensión, esperanza, compañía, fiestas; como si fuera una salsa que acompaña a todos los sentires humanos, el silencio se hace presente...A veces, el silencio da sabiduría al corazón, saben ustedes que el corazón carece del lenguaje de la palabra y es tan íntimo como silencio que da una solución con un golpe de corazón...

El silencio se siente en una mirada, en el tacto de las manos, en los besos, en la naturaleza, en la muerte, en las cosas intimas que se nos despiertan, acostados, trabajando y así, infinitamente, el silencio nos llena con su sabor carente de sustancia...

En estas fechas en especial, hay muchos silencios. No lo tomen como a un enemigo porque es natural en su esencia, tomenlo si quieren como algo para aprender en una borágine de comunicación donde el silencio subsiste a duras penas...

Con el silencio la gente ora a Diós. Con el silencio de comprende al Amor. Con el silencio se madura. A pesar del silencio, no tiene por qué haber sentir de soledad y con el silencio aunque sea una milésima, se toman las decisiones más importantes...

El silencio a veces también trae depresión y deseperanzas; soledades que atacan el alma. Entonces es duro el silencio porque crea tormentas interiores que arrasan las almas de las personas...

En esta noche de silencio, escribo. Adoro mi soledad y mis sentimientos arrasan fronteras sin pasaporte intentando llegar a tu corazón y, todo es silencio hasta que estas palabras, se hacen voz en tu pensamiento...

Aganse amigos del silencio debido a que ustedes son silencio muchas veces...



lunes, 17 de junio de 2019

El principiante y la princesa






Era terco en todo; nada sabía de la vida hasta que la conocí por casualidad. Jugaba y se burlaba de mi enseñándome secretos del corazón cada vez que la vía en diferentes sitios. Me pasaba las horas dándole vueltas a mi pensar sobre por qué de esa manera, por qué de esa palabra o qué encondía aquel gesto...Ella era maestra por naturaleza que me eligió como alumno. Casi lejana no podía tocarla a un metro de distancia mientras mis deseos ardían en la hoguera para poseerla. Siempre iba delante de mis pasos, de mis gestos, de mis palabras, de mi pensamiento...Pasaba el verano del 89 a punto de dejar la pubertad a buén recaudo y mi amor aprendía en el silencio de sus labios, en el sonido de sus pasos, en aquella sonrisa picarona que me invitaban a poseerla. Agosto llegaba caluroso, el mes de julio fué de aprendizaje y el resto del verano, para seducirla con mis armas más poderosas. Aprendí a no hacerla caso un día trás otro y eso la sacaba de quicio. Aprendí a decirle que yo estaba allí en el silencio y la maltrataba con chicas que lejos de dejarme, aumentaban sus deseos de poseerme...Le hablaba con la dulzura, la firmeza, la originalidad del buén humor; enseñando mis armas seductoras de puertas abiertas a otras chicas que se desacían también por mí. A veces daba una tregua para saciar su sed y le regalaba cosas impensables que no valían nada; como un broma que la volvía loca. Pero mi juego se hacía más persistente hasta que una noche, se me acercó ardiente como una luna roja...Casi lloraba diciéndome que qué había pasado con nuestra amistad que poqué la trataba así...aquella noche estaba preciosa. Se había arreglago como una actriz de cine para mí. Comencé a hablarle en el oido para que sintiera mi aliento en el cuello y ella ronreía por las cosas que le contaba. Esta medio borrach de deseo cuando comencé a besarle el cuello y del cuello, a mi primera noche con ella...


Fué el verano de la inocencia



El maravilloso camino de la vida







Nació con la maravilla por descubrirse el día menos pensado...Su corazón tenía sensibilidad para realizar cualquier cosa y, se puso a danzar por la vida casi sin tocar los pies en el suelo. Era ligera como el viento, bondadosa en sus actos y con un amor que contagiaba a su familia. Como un esponja, su corazón absorbía vida allá donde fuera pues era mágica para interpretar aquello que la devoraba sin apenas esfuerzo.

Pasaron los años y vino la madurez. Como un aullido su alma le regalaba cosas del interior. El lado silencioso de su cabeza escondía secretos que por casualidad fué descubriendo. Tal era su fantástico mundo interior que su mente se abría y abría a lo desconocido y, encontró la paz de su corazón; una vocación oculta para regalar sabiduría a través del yoga. Ella danza y danza para sus adentros en el precipicio del infinito. Cada rincón de su mente, cada enseñanza, lo recibe el corazón amigo para volar mucho más allá de las estrellas sin moverse del sitio y, es tan maravillosa esta vida, que andar y descubrirse sin apenas coste, un día será visitada por una piedra filosofal; la sabiduría, tantas veces buscada y rebuscada por el hombre que se siente solo pero, con un futuro por escribir...

Para Lola




Pacto con el diablo






 Nuevamente encamino mis pasos a otro relato. Hace un tiempo que lo escribí y me parece muy sugerente la invitación de Roxana  
.En esta ocasión se trataba de hacer un pacto con el diablo, Tu personaje por culpa de un tercero , es el pago / sacrificio de un pacto con un demonio.Roxana.


Aquí os dejo mi relato.
Espero que os guste.


 El fín se acercaba y el lo sabía. La maldición del destino se volvería a cumplir pues a cambio de la sabiduría, llegado un momento, debía de ofrecer su vida pero antes de todo eso, cuando era aún joven, tenía que matar y dar sus ojos para satisfacer al demonio...
El ciego tenía luz en su corazón. Tropezaba con todos los obstáculos y hasta se caía al suelo pero, su corazón tenía luz propia....Con mirada ciega, el horizonte de su corazón era inalcanzable y tan bello, que de su boca tan solo tan solo afloraba la poesía.
Alguien quiso saber de el para imitarlo. Jamás tropezaba y su vista era de águila pero su corazón se hería continuamente con padecimientos. Ansiaba tener la felicidad del ciego pero no encontraba respuestas. La envidia le corroía el alma pero, ¿cómo podía tener el Don de la poesía si para todo el mundo era la perfección de no tropezar con nada del mundo exterior?...Cansado de dar vueltas y mas vueltas decidió acabar con el ciego porque su ejemplo ya le molestaba...y satanás acudió a una nueva cita.
Lo enpujó al borde de un precipicio rocoso y el ciego murió asesinado. A partir de ese momento, las noches se llenaban de fantasmas y no podía dormir. El fantasma de la conciencia le carcomía el corazón y el de la locura le acechaba en cada rincón de su pensar...Se arrancó los ojos creyendo que así no tenía alucinaciones pero aquellas imágenes que se repetían y se repetían, jamás cesaban. De todos estos y más padecimientos, un día de sinceridad para sus adentros pudo tocar la bondad de su corazón. Jamás se separó de el y fué tal su visión interior, que tropezaba con todas las cosas que antes no tropezaba....

Llegó a ser sabio y viejo en edad pues de su boca tan sólo afloraba la poesía hasta que alguien, quiso ser como él sin saber como. El pasado le volvió a visitar  arrastrando una pesada cadena cuando de un golpe de envidia, la historia se repitió y a ese alguien, el destino  le  volvería a pasar la misma factura...

El demonio acudió a otra cita...

Buscador.



domingo, 16 de junio de 2019




Algo puro me empuja con una fuerza capaz de verse en mi mirada. Le pongo palabras, lo aderezo de imaginación pero, imposible de contar esta nitidez que viene de mi silencio...Una fortaleza me infla como un globo; va circulando hasta mis manos sensibles con la mirada que se vuelve torpe en este detenimiento que acompasa mi respiración...Algo hermoso fluye desde mi mismo centro; tan poderoso como efímero pues pasado un espacio, se queda en nada...Vuelvo a lo cotidiano de mis silencios y prescindo de la palabra...




Clamando al cielo






 Uno va perdido ofreciendo su corazón a la nada porque todavía hay nada para reconocerse así mismo. Nos equivocamos en el peor de los casos constantemente para elegir el amor y...son tantos los fracasos que nos herimos de dolor...

Nos llega el perfume de una posible pareja y nuestro sentir se inflama de mentiras que las vivimos como verdades; como la llegada de alguien que soñamos como quién reza una oración. Quizá olvidamos nuestra voz o la perdimos por el camino como perdidos vamos regalando sentimientos. Parece inalcanzable aquello que soñamos mientras nuestra alcoba se llena de seres extraños que el día menos pensado, se vuelven otro fracaso...

Cuantos fracasos de relaciones que en el peor de los casos se mezclan con niños que con la verdad en su corazón, sufren una separación...Nuestro corazón siempre nos aguarda. Alcanzarlo parece tarea imposible y nos adentramos en tierra extraña para no comprender por dónde pisamos a ciegas...y nos seguimos enamorando para cosechar más fracasos con este corazón herido y perdido en la profundidad.