jueves, 22 de junio de 2017



Nombrarte en lo infinito
...lo inabarcable
que es la vida
siempre con multitud
para llegar a lo simple...

Mi voz.





Tu corazón
ya floreció.

Vayas donde vayas
llevaras esa flor...

...y tonta de tí,
que no lo sabes...



El arañazo



En mi angustia
nació una palabra.
Con dolor te nombré
en tierra de nadie.
Alzar mi voz fué,
volver al origen...

En aquella angustia
yo era un niño
entre muchos soldados
y mi grito dijo:
¡¡¡MAMAAA!!!


Muchos se rieron


martes, 13 de junio de 2017

Lenguaje universal



Tus palabras se enredan con las mias tejiendo redes enmarañadas...¿qué es tuyo qué es mio? si la musica de los sentimientos conjuran nuestro corazón. Las palabras van y vienen de un silencio que grita por huir de la soledad, de lo vivido y de dar fé al saber. Todo lo enreda las palabras que cuando las pronuncias ya no son tuyas y tampoco de nadie sino del recuerdo. Vuelan como palomas oscuras de un subsuelo que baten alas blancas cuando les da la luz...son palabras, sólo palabras impregnadas de vida vivida y vida por vivir que quieren aferrarse a la vida en comunión con nuestra alma...

Yo estoy de lado del silencio; del lenguaje del corazón que después de hablar se hace palabra y que me llevará hasta mi muerte, a lo eterno. La palabra caduca no es alma ni corazón y cuando vea en mi lecho de muerte a Dios, el lenguaje no existe porque el amor, carece de palabra...


El 1 de Julio



Antes de morir quisiste anunciarme tu partida. Nosotros en casa ya sabíamos de tu muerte, todo era cuestión de horas. Sabías de sobra que ibas a morir y aún moribundo, cuando llegué aquel dia de Córdoba, tu hermano Manolo te sujetaba la mano. Apenas sin hablar y contundente decías que no pasaba nada, que estabas bién...Ahora, ya si sabes que soy creyente al conocer a Dios y que todas las noches aunque sea de paso formas parte de mis sueños como te recuerdo durante el día. Miles de veces decías "gracias a Dios que es mas bueno que todo" y aquel día el te llevó envuelto en una muerte hermosa y sin dolor aparente. Levantaste la mano hacia el cielo con la mirada a las estrellas y, dejaste de respirar, eso fué todo...

Pero sigues aquí con nosotros. Dicen que soy el cabeza de familia ahora pero tu estás en mi corazón y sabes lo que pienso y hago. El día de Navidad sin pretenderlo lloré cuando dicen que solo lloran las mujeres y no lo puede evitar...

Volviendo a aquel 1 de Julio, me anunciaste tu muerte cuando regresé de Cordoba;¿Fuiste tú o quién fué? Quién hizo mover aquella lata de cerveza   sobre la mesa y que alguien o algo me anunciaba tu muerte. Yo no sabía nada pues minutos antes tu mismo sabiendo tu muerte decías que estabas bién...Aquello me ha hecho pensar muchas cosas, todo podría ser menos sentir miedo. A nadie en mi vida vi morir en el mismo instante de su partida y tu muerte fué muy bonita.

Ha pasado apenas un año y en mi casa he tenido otras dos anunciaciones de muerte, nada más y nada menos...Vuelvo a decir que viviendo solo no siento miedo a nada. El corazón de las personas va mucho más allá de lo que es su vida cotidiana y tanto el creyente como el ateo, estamos abocados al mismo final. La muerte no es una desdicha sino la explosión de la vida que va mucho más allá de lo que llevamos conocido; una fiesta y un lloro por aquel que se fué.

El día uno de Julio hará un año de la partida de mi padre y fué una muerte muy bonita...



sábado, 10 de junio de 2017



La Luna flota
blanca incandescente;
inmaculada eterna...

Con ella mis sueños
y mis sueños,
contigo...


Para antes de hacer daño



El lado de mi sensibilidad hace que sea un espectador. La gente desfila ante mi mirada impregnando mi sentir...profundizo y profundizo con peso de gravedad que a veces me hunde o me hace volar. El dolor o la alegría son mis aliados para aprender de la vida y así servir cuando mi mano toca otra mano.

Intento dar un sentido a esta película donde me veo envuelto a veces en primera persona, a veces en extra. Darse es recibir de tu propia sangre con valor de calidad; una diálisis del alma para eliminar esas impurezas que se desprenden al hacer un acto que se guarda en la memoria para decirnos quienes somos.

...pero hay momentos donde no respondemos en el momento de hacerlo y, pesa en la conciencia cuando hasta muchas veces, no podemos dormir. A veces la bondad es un tren AVE que para con brevedad a nuestra acción pues nos debemos apresurar quizá sin equipaje...

El valor de una mano amiga no está en estrecharla, simplemente cuando sientes su fuerza en tí, te deja paralizado; sin habla con el corazón que bombea silencioso por saber que esa persona a algo que hiciste, te llevará con ella para siempre.