jueves, 21 de junio de 2018

El humo que roza el cielo






El miedo era algo imparable en su joven corazón. La angustia existencial plantaba sus raices en una marea de dudas y la oscuridad, flotaba en el ambiente como el humo de su cigarrillo...Tenía curiosidad por todo y de todo tomaba su parte en algún lugar de la memoria. Parece mentira ahora pasados los años que los sentimientos de aquella época se repiten y se repiten raclamando deudas para alcanzar la PAZ. Pero de joven, aquel desasosiego no tenía calificativo; parecia un bandido que roba el alma a cara cubierta para no ser reconocido...y venian mas y mas pesares que se agolpaban en la fila de las deudas por cumplir. Ella era fuerte, poderosa y terriblemente bella. A veces la vida se componía de una cuerda floja en tan inocente juventud y la cuerda se balanceaba sobre un precipicio que anidaba en su mente. Profundamente inteligente, su vida estaba perdida. Conocía los sin sabores del amor, la ofrenda de regalar su corazón a un tipo que sólo se aprovechó de ella...Lloraba a escondidas sin un plan definido que la hiciera tomar otro rumbo, otro pueblo, otra ciudad. El miedo la repelía de la verdad a pesar de esa sed en palpar la realidad separada de la mentira. Subía al tejado de su casa a fumarse otro cigarrillo porque la intimidad de su soledad era propicia a tener los sueños más bellos, mas hermosos que venían de un alma sensible y femenina...qué adorable era el mundo a cada calada del cigarrillo cuando el universo giraba a cada noche mostrando estrellas con nombre definido.

Ahora de mayor seguía siendo niña pero sin miedos desconocidos. Ahora los miedos tenían calificativo; rostro definido cuyo nombre podria desaparecer de un momento a otro. Se crecía en los momentos de angustia para tocar fondo y del fondo sacar una claridad en sentirse más y más segura. Que hermosa debía de ser la vida en un corazón inocente que anda con paso firme; pensaba. Sus labios tomaban el cigarrillo con profundos besos y los ojos se cerraban en una marea de sentimientos que la invitaban a filosofar sobre cosas de la vida. Era terriblemente bella en su Argentina natal. Inteligente y casi perfecta en medir las cosas de su vida con el cariño de las palabras perfumadas de buenos sentimientos.

Pasaban las horas plenas de soledades; de silencios con el tacto del corazón en su cuello; con sus manos maestras en acariciar...y el frío de la noche ya no era frío porque hizo las paces con ella; con su soledad.
La madurez nos pasa una factura que debemos pagar. Unos la pagan en poco tiempo, otros la pagan en plazos longevos. Sin embardo ella caminaba a paso lento y seguro antes de que el día, rompiera la magia de su noche...


miércoles, 20 de junio de 2018

Amor




El amor es un misterio que nubla la mente. Nace de las profundidades a veces de sopetón y otras según nuestro trato con ese alguien que además de personas puede ser animal o cosa. Dicen que el anamoramiento es una enfermedad y pensándolo bién yo admito que es verdad.  Pero el amor no es una enfermedad poirque además de sentimiento, tienes la seguridad de que ese algo o alguien es tu media naranja. No duden que a lo largo de toda una vida con la persona que se ama suframos tambien enamoramiento por otra persona. Es como coger un resfriado que va a ninguna parte y por mi parte perfectamente perdonable...
El peso del amor tiene profundidad y pureza. Cuando una persona madura en el amor, tiene el acierto de también quererse a si misma y de compartir cosas que van más allá de un te quiero. Pero es muy profundo. Del amor nacen tambien inseguridades, momentos que ciegan por no saber qué piensa, celos por sentirse inferior al intruso y cantidad de equivocaciones que van en nuestra personalidad...
Hay quién se enamora muchísimas veces de alguien que es la persona equivocada. Hay quién se desespera por encontrar amor. Hay quién nunca jamás se enamoró y también quién es feliz sin encontrar pareja. Es la felicidad motivo principal para hallar el amor y la equivocación más grande pues la felicidad está en el propio individuo y no en la media naranja.
Encontrar a la persona tiene que ser natural, tan natural como beberse un vaso de agua. Pero nos acecha el enamoramiento que nubla la razón cuando lo más necesario en esos momentos es tener los pies en la tierra...Del amor se aprende y se sufre, se desvive y se madura. Muy pocas veces me he enamorado pero si de forma intensa. He pensado con minuciosidad cada detalle y el resultado final no creo que me sirva de mucho...

En estos momentos de mi vida aún espero al amor. Locuras maravillosas he hecho muchas como quitarme de fumar para siempre para que mis besos no supieran a tabaco o, guardar fidelidad a ese alguien empezando por mi mismo. No quiero emocionarme al volver atrás en el tiempo pero en estos momentos de sinceridad, mi amor se hace palabra escrita...





sábado, 16 de junio de 2018

Se equivocaba



 
 
 
 



 Aquello era una condena. Pasaban los dias perdidos sin comprender nada de nada; con pensamientos que se daban la mano los unos a los otros en pleno sentimiento pero, estaba perdido sin comprender nada ¿dónde estaba la verdad?...Existía lo superficial y lo profundo, la certeza y la mentira, la vida en la frontera que como dice una canción: "No espera"....
Existían momento lúcidos y brillantes pero no se podían atar; desaparecían nada mas saborearlos muy allá en las profundidades de su mente y de seguido, volvía la mentira. Le aseguraban que los sentimientos podían dominarse; que existía una voz original de cada cual y existía también la quietud inamovible donde todo tu pensar está bajo control...
Los complejos le apuraban, la envidia a otras personas le corroía el alma, el odio, la frustración etc etc etc, todo menos el campaba a sus anchas por la ciudad de su cabeza. Gritaba y lloraba devanándose los sesos en tan tremenda empresa; en esa guerra interna para vivir con dicha según cantaban los felices..
Se emborrachaba, se drogaba en la búsqueda de la verdad porque el sentimiento lo llevaba a estancias secretas del corazón. De vez en cuando también se enamoraba para volverse a equivocar con la que creía la mujer de su vida...y pasaban los años, se hacía mayor vestido de traje gris hasta que no pudo más y la locura le visitó.
Los sueños surrealistas consistían en su vivir diario. Hablaba disparates mezclados de sentimientos profundos como el dolor, escuchaba voces y vía alucinaciones con paranoias que no le dejaban vivir ni dormir...
Alguna ambulancia lo recogió borracho en la calle y un médico le diagnosticó. Pasaron muchos años cuando la mejoría caminaba a paso lento. Miles de lunas y miles de soles lo observaban en días que pasaban sin pena ni gloria pero tenía memoria y entendimiento de su caminar equivocado.
Siendo un anciano cruzó la frontera y llegó a dominarse. Reconoció su voz ausente de palabra. Con su tremenda imaginación todo se aplicaba a lo real. Sus sentimientos consistían en ser fiel secreto con dueño y el dueño era el mismo. Apareció la seguridad, la confianza, la sensibilidad y la inteligencia emocinal para convertirlo en alguien poderoso en aquella alturas de la vejez. Una ventana se abrió donde parecía el final del fondo y allí lo esperaba la sabiduría, la sencillez, el amor, la libertad...
Antes de morir alzó su mano al cielo porque Dios vino a su encuentro y en menos de un minuto, dejo pacíficamente de respirar....
Fin.





lunes, 11 de junio de 2018

Pacto con el diablo




El fín se acercaba y el lo sabía. La maldición del destino se volvería a cumplir pues a cambio de la sabiduría, llegado un momento, debía de ofrecer su vida pero antes de todo eso, cuando era aún joven, tenía que matar y dar sus ojos para satisfacer al demonio...
El ciego tenía luz en su corazón. Tropezaba con todos los obstáculos y hasta se caía al suelo pero, su corazón tenía luz propia....Con mirada ciega, el horizonte de su corazón era inalcanzable y tan bello, que de su boca tan solo tan solo afloraba la poesía.
Alguien quiso saber de el para imitarlo. Jamás tropezaba y su vista era de águila pero su corazón se hería continuamente con padecimientos. Ansiaba tener la felicidad del ciego pero no encontraba respuestas. La envidia le corroía el alma pero, ¿cómo podía tener el Don de la poesía si para todo el mundo era la perfección de no tropezar con nada del mundo exterior?...Cansado de dar vueltas y mas vueltas decidió acabar con el ciego porque su ejemplo ya le molestaba...y satanás acudió a una nueva cita.
Lo enpujó al borde de un precipicio rocoso y el ciego murió asesinado. A partir de ese momento, las noches se llenaban de fantasmas y no podía dormir. El fantasma de la conciencia le carcomía el corazón y el de la locura le acechaba en cada rincón de su pensar...Se arrancó los ojos creyendo que así no tenía alucinaciones pero aquellas imágenes que se repetían y se repetían, jamás cesaban. De todos estos y más padecimientos, un día de sinceridad para sus adentros pudo tocar la bondad de su corazón. Jamás se separó de el y fué tal su visión interior, que tropezaba con todas las cosas que antes no tropezaba....

Llegó a ser sabio y viejo en edad pues de su boca tan sólo afloraba la poesía hasta que alguien, quiso ser como él sin saber como. El pasado le volvió a visitar  arrastrando una pesada cadena cuando de un golpe de envidia, la historia se repitió y a ese alguien, el destino  le  volvería a pasar la misma factura...

El demonio acudió a otra cita...




domingo, 10 de junio de 2018

Destellos de estrellas



La tierra cambia de perfume como cada anochecer. En cada persona, un sentir especial invade sus sentidos porque la noche los perfuma según el estado anímico de cada cual...El recogimiento y la oscuridad van invadiendo los hogares, justo en el momento en que el silencio y la soledad despiertan creando una intimidad. Hoy, la tierra vomitaba lava en algún lugar lejano dejando a gentes sin casas, quizá sin vida o, temblaba como de frío cuando se enfurece en forma de terremoto hasta hacer llorar a los niños. La noche se hace oscura paulatinamente y cada corazón lleva su perfume como un canto a la vida plena de muerte o alegría...Cerramos los ojos cansados para despegar de la tierra con las historias más absurdas que podamos inventar...y pasan las horas mas surrealistas perfumadas con nuestros sentimientos que se atropellan los unos a los otros para despertar bruscamente o abrir los ojos con un beso del amanecer...

Como un intruso, el anochecer me espera dentro de poco mas de media hora. El cielo se vuelve anaranjado o rojo de atardecer. Los pájaros van buscando cobijo y un cuarto de luna, nos rondará a media noche. Respiro y me lleno con perfume de tierra mojada. De lejos un relámpago se dispara como un flash y la gente se apresura no sea que les coja la tormenta. Lleno mis pulmones con aroma de mi café respirando paz. El tacto de mis manos se hace mas presente cuando durante el día no era apenas conciente. Poco a poco me perfumo de domingo por la noche y justo antes de terminar con este texto, el timbre de mi móvil suena. Miro la pantalla, y eres tú...


martes, 5 de junio de 2018

Acompañame a estar solo







Esta noche tiene algo de especial. La soledad no la siento quizá por haberla conocido en otro tiempo pero, tu compañía me falta.
El sentimiento se hace denso y se derrama en palabras. No se por donde andaras a estas horas de la madrugada pero, es justo ahora cuando más me importas...esta noche de soledad me vuelves a acompañar tomando tu forma precisa pero, solo como siempre.


domingo, 27 de mayo de 2018

El germen del dolor



Vengo de un lamento. He buscado la paz ansiada por mi alma y el peso de mi  sentir profundo. Mi hondura es oscura y densa pues fuí lanzada por una boca desolada en extremo; sin consuelo ni calma, tan sólo asolada por el dolor...Nací con el primer aliento de una enfermedad; justo antes de morir, salí del cuerpo. He vagado por el mundo y he conocido a otros lamentos huérfanos que buscan habitar a otras personas. La frialdad recorre mi cuerpo y nadie me quiere acoger pues soy hija del dolor. Errantes son mis pasos buscando otra vida y en ocasiones, la gente me reclama por no tener a nada ni a nadie. No sirvo para otra cosa, de pronto un agujero del alma se abre y me instalo hasta su final. Nadie me quiere pero, existo y formo parte de este mundo porque lo crean o no, soy necesaria hasta en los niños inocentes. Hay corazones que se han deshecho de mi y otros que me han llevado hasta la muerte. Gracias a mi hubo quién creció y también quién arruinó su vida pero yo debo de existir pues si mí, no habría vida. La mayoría me conocen y me temen con sólo nombrarme pues mi nombre, es Desgracia...