jueves, 18 de diciembre de 2014

Nunca es triste la verdad


A la vuelta de la esquina hay más esquinas y una calle que sigue a otra por formar una maraña donde nos perdemos. Nadie puede saber del pensamiento de nadie a no ser que te sea sincero de corazón y con la verdad en la garganta. Pero ese corazón, si es el nuestro, nos salva de muchas cosas por englobar nuestra vida. Jamás dependas de nadie para vivir: ni de tu hijo, ni tus amigos, ni tu proximo amor. Parece raro esto que digo y a ser sincero, puede dar miedo pero sólo de esa manera puedes compartir tu corazón y tu felicidad con los que te rodean. Comprendo que la Navidad te sea amarga y hasta cree un nudo en la garganta en momentos especiales...pero tú, que eres inteligente y una persona sensible que sabe valorar con tino, has de saber de los sótanos de tu pensamiento y después de dar muchas vueltas de soledad, lo sabio florece hasta ser agradable...
En mi rincón lleno de música y palabras estoy como pez en el agua. Disfruto de mi soledad a pesar de estos tiempos que desencantan más que por la falta de trabajo, por el olvido que tiene la gente de su corazón...y ese corazón, no tiene trasplante.




miércoles, 17 de diciembre de 2014

Solitaria Luna


Hoy, con media Luna que no es Luna llena, mi corazón se va detrás de canciones favoritas y amores pasados. Me descubro en una emoción que se esparce y vuelve con orígenes de mi indentidad como soñador sin remedio. A golpe de corazón, mi sentimiento se pierde en lo más hondo y fluyen palabras que no se buscan, simplemente estaban ahí para ser reclamadas. La Luna siempre me llenó cuando estaba solo y caminaba a mi paso los sábados de madrugada al regreso de una discoteca... Si la Luna tuviera oídos y escuchara los pensamientos, guardaría para ella los mejores deseos jamás dichos. Hoy no es Luna llena y aún así, mi corazón se expande por alcanzar esos sueños no perdidos...quizás un poco olvidados.

martes, 16 de diciembre de 2014

Un canario quiere volar



A veces nos sentimos al revés de las cosas y nos vemos raros. Las situaciones suelen ser de lo más variopinto.
Camino por la calle y la gente se ríe de mí y algunos niños me señalan. Yo voy a lo mío pero es que, hasta los mendigos son público de mi persona. Siento que esta mañana es más fría que las demás. Uno que medio ve de la ONCE me señala como si tuviera una pistola en la mano.....y hay más gente que se sorprende. Me para alguien de la cruz roja como mirando mi cintura y yo le doy un euro y cuando me alejo, comenta señalándome con dedo acusador...Miro para abajo y me descubro" sin calzoncillos y con el pájaro fuera" 
FIN

Sensible a Diós


Dime Dios mío. Yo que te llevo en mi corazón como flor de primavera por sentirme además y ser parte de tí. Háblame como aquel día que yo te hablé y fuimos dos en uno. Desnuda mi sencillez mostrándome lo simple que podemos ser las personas...Como en la más hermosa melodía, deshilas en mi corazón un lenguaje puro y sin palabras. Sabes que me expando y me pierdo dentro de mí y ya no sé si eres tú o yo...


Mi sentir de Navidad


Yo vivo la Navidad de forma íntima; quizás demasiado. Durante el año me siento feliz y en armonía pero, llegada la Navidad, el sentimiento me puede y a veces lloro. Es hondo y claro mi sentir pero usted sabe que toda la gente tenemos necesidad de sueños cumplidos; tengo momentos del pasado para no ser ser feliz y no puedo expresar el por qué pero, vuelvo a un pasado cercano con dolor. Sin embargo mi tristeza es agradable porque me considero buena persona y aspiro a más.
La felicidad es un sentimiento dulce y yo lo soy. Perdóneme que ahora en estas fechas, sólo quede ese sentimiento sin una sonrisa...


Inocente a pesar de todo


Me he recreado en recuerdos; en los recuerdos de las estaciones de mi vida. Todos ellos están llenos de gente y de cosas que me pasaron...Por verano clases particulares, piscina y aventuras que no se pueden contar porque quedaría como un delincuente...Antes de escribir me he bañado en recuerdos de mayor y no me explico cómo sigo todavía vivo. Doy saltos en el tiempo y en todos ellos hay gente pasada o presente. Mi sentido de la vida me emociona por sentir mis vivencias. A veces nos juntamos los amigos y los recuerdos no cesan, las carcajadas tampoco...
Sin embargo el tiempo pasa lonjevo con un pasado, lejano. Recuerdo la gente de mi calle y cuando con 5 años me llevaron detenido para testificar sobre un robo que cometí con un chico mayor que era tonto. Recuerdo mi primer amor y la primera calada de un cigarrillo; de nuestros baños asaltando piscinas privadas y pública desnudos como nuestra madre nos parió. Pero, el sentimiento se llena por todo aquello que bullía en mi interior y que no le contaba a nadie.
De todo aquello en todas mis estaciones, no puedo elegir pero, a pesar de los años, sigo siendo un inocente...


lunes, 15 de diciembre de 2014