miércoles, 23 de mayo de 2018

La magia que no cesa






Casi de puntillas, la magia de vivir se hace real. Casi inadvetida, esta primavera me llena de un color agradable que viene de mi profundidad...Me dejo llevar por un tacto casi transparente que me cuenta cosas tontas para escribirlas pero insustituibles en mi vivir diario. Me pefumo con mucha delicadeza en medio de tanta gente y tantos coches; tanta polución y tanto desarraigo de tantos corazones...y sigo caminando en esta magia que no se acaba; encandenando pensamientos que se merzclan con recuerdos y de los recuerdos me devuelven a la realidad por algo que me llama la atención.

Esta melodía de mi vida es un adagio que me lleva de la mano como a un niño que se le muestra el mundo de forma agradable. No hay nada mas insustituible a lo que me pueda agarrar pues todo se desliza desde mi centro a la conciencia...a verces rio y la gente se fija en mi rostro preguntándose que de donde sale este loco y otras veces por cosas de la vida, me emociono en lágrimas furtivas que me dan verguenza de que me vean así.

Las plantas de mis pies adivinan las aceras y las calles palpando la tierra que me une a ella; un agradable aroma de café hace que entre en la cafetería donde siempre tomo café y nos saludamos entre bromas de viejos conocidos con la música del local que es un jazz que me llama mucho la atención...y vuelve esta magia de mi sentir que va desgranando nota tras nota a Charlie Haden en comunión con una charla agradable.

Las nubes del cielo parecen algodones, las palomas de los parques tienen a niños que las persiguen y los enamorados, se besan con besos que me hacen tragar saliba al recuerdo de una boca del pasado...Perfumado voy por el Parque de Colón donde en otoño me siento en un banco a perseguir hojas secas con melancolías que más que entristecerme, endulzan mis sentidos. Pero hoy es primavera con su mayo Cordobés y las mujeres son más bellas que nunca si cabe y a la vez, mi mirada se perfuma de un cuello desnudo y delicado...

Pasa la mañana de forma mágica a la vez que trabajo. El reloj de las Tendillas lanza 12 acordes de guitarra y los japoneses se perfuman de azahar antes de partir para su país. En los patios se escucha el rumor de las fuentes plenas de agua pura y la mezquita catedral, se hace silencio en el visitante que con un recogimiento pasea casi a oscuras en una magia por estar cerca de lo divino.



martes, 22 de mayo de 2018

El paso del caminante

 
 
 
 
 
Caminabas sola, sumida en tus pesamientos por un camino que parecía solitario. Escuchabas a tu corazón y de tu corazón fluían las palabras. Pensaste que estabas sola en este mundo tan solitario pero tus palabras hilvanaban pensamientos y tus pensamientos los recibían otros corazones....
El camino era tu propia vida.  Tus pasos donde pisaste son el aprendizaje de tus virtudes y tus errores. Pensaste que estabas sola y al volver la mirada, habían otras miradas que a lo mejor no conocías pero que te acompañaron en tus silencios y de sus silencios, habitaba tu corazón...




domingo, 20 de mayo de 2018

Salvemos el mundo



Mi vida es triste. Nací un 20 de julio del año 2300 en la era de nuestro señor Jesucristo. No conozco la luz del sol y mi pasado tan solo se basa en mi pensar diario y en tratar de comprender miles de cosas que pasan por mi cabeza: tengo miedo por mi futuro...Me dan de comer, hacen experimentos con mi cuerpo, me ordeñan ingentes cantidades de leche y me observan con detenimiento. Al parecer, soy única en el mundo. A veces me graban periodistas pues según tengo entendido, soy la salvación del mundo...Mido el doble de una vaca normal y mis ubres dan 50 litros de leche al día.

Mis genes están manipulados. Jamás conocí a ningún animal semejante a mi  pues soy única en especie. De pequeñita me cuidaron con los mejores alimentos y me ponían unas inyecciones por medio de las cuales crecía y crecía para hacerme adulta en tiempo record. He escuchado que una parte de mis genes son humanos según los estudios de un científico que tuvo la feliz idea de convinarlos con otras especies animales. Nadie sabe que pienso como una persona. Tengo pesadillas todos los días, me gustaría ver la luz del sol, sé que existe un Dios y me considero un ser vivo con la dignidad suficiente para ser respetada. Mi nombre es Felicidad, así me lo pusieron. No se hablar y me da un miedo horrible de que se sepa que pienso como las personas así como también me enamoro de la belleza de las cosas y tengo mis sentimientos. He oido comentar a la ciencia que estan estudiando cómo perfeccionar a más animales pues la hambruna de lo que queda de la tierra, hace temer por el final del ser humano.

Aprender el lenguaje me fué muy fácil y hasta sé cómo se manejan ciertas máquinas pero no se leer, cosa que para mi sería maravillosa. Lloro cuando estoy sola con mucha amargura y los fantasmas de mi final acechan constantemente. No se porqué no me vuelvo loca en esta habitación que es una cárcel o un campo de exterminio. Hay un hombre con bata blanca que me tiene afecto y yo quiero a todo el mundo que me quiere. Tiene detalles a veces y una vez me dió una cosa que se llama caramelos; estaban buenísimos. He perdido el sentido del tiempo pues no se cuando es de noche o de día.

Una vez escuche de mi amigo una poesía; me la dijo con mucha ternura en mi oído y cuando terminó, le lamí la cara. Después lo destinaron a otro centro creo yo y jamás volví a verlo: creo que estoy enamorada.

Según dicen, a mis 5 años reales de vida, me corresponden unos 50. Ya tengo cataratas en los ojos, dolor en las articulaciones y el latir de mi corazón es irregular. Con todo esto mi final se acerca. Se que Dios me esperará siempre pero me da pánico a sufrir más. Mi muerte será un paso a la libertad, a la felicidad de mi nombre. Moriré como un ser pensante o como una persona "vaca", con sensibilidad y con la pena de saber que el hombre, es un ser inferior a mí...



sábado, 19 de mayo de 2018

El placer de darse





Como un manantial de agua pura mis palabras se deslizan por mis manos. Van derramándose en mi piel para calmar esa sed que yo mismo siento a veces. Transparente y puro es el sentimiento que fluye de la tierra para calmar sus frutos pues han de alimentar al alma que vive en comunión con el silencio...

La maravilla de darse no consiste en esperar nada a cambio porque no sería darse. Las palabras fluyen como el agua profunda buscando la luz, la vida y la razón de mi existir. Darse no tiene precio tangible pero sí el valor de ensanchar mi corazón a cada latido de cada palabra. La luz atraviesa la transparencia del agua en un juego de estelas donde los sueños nacen a la mirada más sensible buscando una explicación a todo aquello que siente; a esa oscuridad abismal que no es otra cosa mas que nuestro propio corazón.

Caminamos a veces a oscuras con esa sed y hambre de luz. El corazón, como una esponja, se empapa de cosas buenas y malas en veredas solitarias; deseoso de un por qué o un sentido a todo aquello que no nos deja vivir en paz...Nos abrimos a otras personas y hasta nos llevamos desengaños; nos enamoramos y sufrimos de desamor; tendemos  la mano con esa fragilidad de la desconfianza y hasta morimos de dolor cuando alguien claba su aguijón cargado de traiciones.

Sin embargo la vida nos espera siempre a pesar de todo lo vivido. Ese abismo que llevamos tan oscuro se convierte en luz cuando ponemos tan solo un poquito de valor y es entonces cuando nos sentimos seguros. Nos perdemos en nuestra profundidad como si fuera un paseo por el parque en una primavera que jamás se extingue...y damos besos y volamos con miles de cosas por hacer porque nos expamdimos a la vida que antes fué tán dura...y la soledad nos damos cuenta de que es un placer y el sielncio, un amigo...y poco a poco la fuente de agua cristalina se derrama por nuestras manos para dar agua al sediento; infestándolo de forma positiva porque el se humano no se merece el dolor fantasma; aquello que estando preparado ahuyenta todos los males de la tierra.

Hoy vuelvo a darme con fé de que cuando termine este texto, mis palabras serán viajeras de paises y de corazones; transparentes porque así lo quise yo...



domingo, 13 de mayo de 2018

Una mano se presta






Llevada por el viento su suspiro buscaba la paz. Perdida en una maraña de incertidumbres en que el abismo aguardaba como un pozo sin fondo. Siempre perdida entre la maraña de la gente con rostro pero sin voz; la voz del salvamento, salir de aquella soledad y portadora eterna de un grito en pedir ayuda aunque sea el calor de unas manos que la sostengan...

Tarde, siempre tarde en llegar a una meta tangible; algo sólido a qué aferrarse por ver descansar su corazón y tomar un respiro para un camino tan largo como sus suspiros.

Caminaba casi ausente de lo que sucedía alrededor; siempre con la mirada en su corazón por no dejarlo descuidado...por buscarse en una maraña de pensamientos que la llevaban a ninguna parte, a algún dolor extraño sin nombre conocido. Alma pura que se busca en silencio llena de miradas en los escaparates de las tiendas donde los ojos se buscan buscando un no se qué...y llega la noche con sus lamentos de sueños buscados...late el corazón en su cuello, en sus labios, en los dedos, en el pecho con el bumbum que no cesa de regar la sangre de los sentimientos.

Pasan los días tan rápidos como los segundos, cargados de sueños prometedores que prometen buscar un alivio y unas manos en que descansar. La canción del desasosiego se repite una y otra vez cual si fuera algo cutre y desprovisto de belleza hasta que sin esperarlo, una voz le susurra en su oido un cómo estás, cuanto tiempo sin verte...   Un calor la invade de pies a cabeza mientras que la firmeza le da seguridad en un abrazo. El amor fluye en el rubor de sus mejillas y a cada palabra, un descanso; una parada despues de caminar por caminos infinitos... el alimento y la cura de sus heridas, la ausencia del peso de su alma y en un roze sensible, casi invisible, la vida le saluda para decirle: Bienvenida...


 El encanto es el perfume donde tu corazón se refleja en el mío y de mi mirada, todo es volver a tu mirar...





martes, 8 de mayo de 2018

Una lágrima en el pañuelo



Paul no soltaba su mano y ella se quería marchar... El tren lanzaba vapores mezclados con humo. Aquello era un ir y venir de gente en plena estación de Córdoba... Teresa soltó una lágrima y le dijo que no se llamaba Mary. Paul le dijo: yo me llamo Domingo.
 
- Aún así, Paul, no trates de entenderme, soy demasiado complicada y poco o nada previsible. Los silogismos conmigo se convierten en sofismas… Y sobre todo y ante todo quiero y debo ser leve.
 
Mary soltó su mano y Paul cerró el puño para retener aquella calidez; como si algo fuera suyo ahora; como si el corazón de aquella mujer se hubiera quedado impregnado en la palma de su mano y viviera en ella durante unos segundos. Aquellos labios, fresas en una película en blanco y negro, le decían el adiós más definitivo. Un final esperado porque Paul, hombre cabal, sabía de las fronteras de la amistad.
 
El silencio empañó la estación. Mary dejó el pañuelo en el suelo para que el viento se hiciera cargo de toda la soledad y subió al tren. Pero la despedida no podía ser definitiva, porque lo que dejaba a medias jamás cesaría de rondar en su cabeza. Las ruedas de la vida se movían con el tren, y con ellas el corazón de quien lo deja todo en Córdoba.
 
Lejos, en la distancia, un niño corría detrás de un pañuelo.


jueves, 3 de mayo de 2018

FELICIDAD






 Desde siempre he sido un comprador de música. Mi curiosidad sobre cómo sera ese disco que no conozco, me lleva a comprarlo. Pocas veces me equivoco porque practicamente la mayoría de mis CDs son de jazz y ese tipo de música por lo general no defrauda. Sin embargo también compro musica más convencional y hace unos años me tropecé con este tipo que con el tiempo admiro sin medida...

Ayer por este medio me tropece con este tema y como siempre no me defraudó en absoluto. Esa alegría de vivir, eso forma de ver las cosas, ese ejemplo tan natural de transmitir, no lo tiene cualquiera. Hoy en Córdoba fuí a la tienda de discos pero al parecer este disco no está disponible.

Mayo florido ha llegado a Córdoba y con él, la alegría de vivir. Me paseo como Jason Mraz por la vida y os aseguro que todo funciona sobre ruedas...Nuestro corazón esconde la alegría de vivir aunque parezca mentira. Todo es divino y todo es sencillo porque como canta Serrat: " Todo lo han puesto para tí". Los nublados se van bajo un cielo azul que invita a la sonrisa y al disfrute de tonterías que pueblan por la cabeza con ese sentimiento agradable que se llama:FELICIDAD...