martes, 6 de octubre de 2009

Ausencia

Una mujer se fué ayer de mi lado.
Dejó una brecha en mi corazón y
de su recuerdo, solo sangra el deseo.
La añoranza del ayer hasta hoy
tiene la profundidad de un abismo
cual pensamiento sin fondo.
Ahondo más y más y
sólo hallo vacío...ausencia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Dice la leyenda que el Ave Fénix era un pájaro con un plumaje inigualable y de color escarlata y dorado, cuando se bañaba entonaba una melodía tan bella que el mismo dios Sol detenía su carro para escucharle. Como premio a su lealtad se le concedió la inmortalidad, cada 500 años se consumía en el fuego, y de esas mismas cenizas resurgía de nuevo con más fuerza y vitalidad.
La ausencia daña, pero da fuerzas para renacer.
Namyra

EMBRUJO dijo...

ohhh esta entraita me a llegao al alma suspiran las golondrinas, hasta el lucero del alba, duele hasta la sangre de tanto amarla verdad ?
un muasckkkkkkkkkkk