viernes, 25 de diciembre de 2009

Érase una vez

Érase una vez, un niño que nació en una familia humilde; en la cama de sus padres. Era una madrugada de verano allá por el 27 de julio y nació tan pobre, que aún no tenía un nombre determinado. Aquel niño guardó para siempre su raiz infantil y tiene ahora de mayor recuerdos imborrables. A lo largo de su vida tuvo conocimiento de lo mejor y lo peor de la vida, amó profundamente y también conoció el desamor, la enfermedad, la soledad...la nada absoluta. En su raiz siempre llevó la semilla del amor y un mundo interior que se enriquecía con el día a día y ahora, despues de tantos años, aquella voz infantil surge incólume.
Érase una vez, millones de lugares en el mundo plagados de millones de historias; de sentimientos que nacieron en cualquier lugar de un mapa geográfico. Nacieron a cualquier hora del día y conocieron de alguna manera sabios secretos. Sus historias pueden ser afortunadas o, no tanto pero, saben indudablemente que es la belleza y el amor. Alguna vez soñaron con acontecimientos llenos de vida por vivir y de ser amados. Hoy despues de tantos años aquella voz infantil aún la llevas dentro de tí y te habla todos los días...aunque la olvides.
Érase una vez, un niño que nació en un portal de Belén y que al parecer murió por todos nosotros. Su nombre perduró a lo largo de los siglos y aquel niño que nació un 27 de julio, tuvo oportunidad de conocerlo un día. Desde entonces nunca dudó de Dios para lo bueno y lo malo pero por ser humano, aún cometía pecados que se borran con el crecimiento personal y no, con una confesión.
Aquella voz divina venía del silencio del corazón por eso en este cuento, se acaban las palabras de mi pensamiento porque Dios sabe que lo espero en lo más íntimo de mis silencios....
FELIZ NAVIDAD...a pesar de todo lo que ocurre.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Feliz navidad, buscador.
Pepe

Buscador dijo...

Feliz navidad, Pepe.
Hoy me acordé de tí.

EMBRUJO dijo...

esta entrada me a impresionado no es mas feliz el que mas tiene la fe en DIOS no se deberia perder jamás, el representa a un ser humano normal era sencillo y con un valor tremendo, la infancia no importa si no has nacido como vulgarmente se dice DE BUENA CUNA, ABSURDO VERDAD ? TODOS NACEMOS EN CUEROS Y NOS VAMOS SIN NADA, solo nos llevamos en el corazón nuestras vivencia esa infancia que fué tan buena, Sabes ? Yo he soñado con el corazón de jesus dos veces y fueron unos sueños hermoso, Emerguia del mar con una luz resplandeciente desconocida para mi, y su voz era queda suave y jamás he oido el sonido de su voz en un humano y todo lo que me infundió en esos sueños todo se me cumplió, para bien o para mal tenemos fe tienes fe y que no se pierda nunca, hoy que llevo dias cuidando de mi nietecito que está malito, y como me está dejando que esté aqui hoy quiere ver sus dibujitos me dedico a leerte el blog es una promesa que te hice asi que hasta pronto eres una gran persona, me alegro que estes presente aunque no nos conozcamos en mis dias besitoss