miércoles, 28 de noviembre de 2012

martes, 27 de noviembre de 2012

Un vacío de silencio


Tu silencio me provoca un aturdido pensamiento. Las ideas se me agolpan buscando un por qué; martilleando mis sentidos y también mi mundo interior. Todo ello va cobrando una forma retorcida y bastante macabra. Reconstruyo lo que se vivió tras estos años en tu ausencia: Nada recuerdo con nitidez si no pongo mi corazón. Tan solo tengo una foto y una carta de despedida. ¿De veras piensas que puedo descifrar lo que verdaderamente ocurrió?. Entre tu y yo existe un inmenso mar lleno de olas que van y vienen. A cada minuto me ahogo en cosas profundas y sinceras pero, llenas de vacío... Como si nuestra ausencia fuera un ir y venir de recuerdos punzantes que no se pueden desechar. La realidad se disfraza de ausencias y silencios, de pensamientos que jamás ocurrieron más allá de un encuentro virtual por ordenador...
Atrapar instantes traducidos en palabras escritas. Recuerdos de fantasmas carentes de tacto para alcanzar la realidad más plena. Quizás construíamos monólogos de dos pensamientos juntos llenos de momentos sublimes. Ahora desde la distancia más lejana y sola que nunca, puedo tocarte como antes solía hacerlo, sílaba a sílaba, encadenando sentimientos que vuelven a mi corazón en un ir y venir absurdo de soledad; palabras engarzadas buscando la esencia de volver a sentir...

Para Estela.








Tu tiempo es limitado, de modo que no lo malgastes viviendo la vida de alguien distinto. No quedes atrapado en el dogma, que es vivir como otros piensan que deberías vivir. No dejes que los ruidos de las opiniones de los demás acallen tu propia voz interior. Y, lo que es más importante, ten el coraje para hacer lo que te dicen tu corazón y tu intuición. Ellos ya saben de algún modo en qué quieres convertirte realmente.
 (Steve Jobs)


sábado, 24 de noviembre de 2012

Con todo mi dolor a la mentira






Esta tarde he leido un libro que también me ha encantado de Eduardo Mendoza "New York". Describe esa gran ciudad desde un punto de vista muy particular y a veces con un humor admirable. Hace unos días tambien he leido otro de Murakami "Kafka en la orilla" enormemente imaginativo...
En esos dos libros los autores no se cuestionan principalmente lo que es real o imaginario desde un punto de vista exacto sino, que dan rienda suelta a todo aquello que les cuenta su corazón.
La cosa es que toda la realidad no la podemos saber nunca y tampoco destapar la mentira. Quizás, lo más horrible de todo, es sentirse perdido sin poder agarrarse a nada. Entonces la angustia nos come por entrar en un laberinto difícilmente explicable. Ni Haruki ni Eduardo, ni A.M. o Buscador...ni nadie, podemos escapar de la mentira o de esa angustia existencial.
Para no caer en esos vacíos que nos dejan el culo al aire, debemos de encontrar nuestro centro de gravedad ( me explico): En casos de sentirse perdido, debemos de encontrar muy al fondo del corazón, ese asidero que como el Rexona, NO NOS ABANDONA. Eso es seguridad sin duda alguna. Quien alcanza y hace madurar y crecer ese punto de apoyo, se ríe del mundo y de la mentira. Juega además con los acertijos y no tiene miedos a los que no hay que temer. Entonces esa persona se puede decir que es libre.
Ya pueden caer chuzos de punta que como canta Santiago Auserón, se tiene una quietud, más veloz que la luz.


viernes, 23 de noviembre de 2012

Un mundo por descrubrir


Érase una vez, un sueño viajero. Visitaba pueblos, aldeas y ciudades en días y noches de soledad mas, nunca se le vio llegar.
Entraba sin avisar en los pensamientos llenos de deseos de las almas solas pero aun así, se disfrazaba con miles de rostros. A veces, durante el atardecer, acompañaba las miradas perdidas hacia el infinito y también las de la gente enamorada sin amor. Volaba detrás de un pájaro, de una nube, de un pensamiento que cazaba al vuelo una mota de polvo en un rayo de luz...El tiempo no pasaba nunca deprisa. Los pasos perdidos de la gente, despegaban mas altos que los tejados donde en ocasiones, lo cruzaba la linea blanca de un avión cargado de deseos.
Érase una vez, miles de sueños que se hacían realidad cuando menos lo esperabas, tal y como se roban los besos que no se esperan. Mutiplicaba los recuerdos para la eternidad y se gravaban en los corazones como la canción más hermosa jamás escuchada. 

Vuela corazón en
todos los días y
noches oscuras.
Abre al mundo
los sentidos y
cuida de soledades
siempre perdidas en
los pasos mejor encontrados...





La fuente donde yo bebo


Hace unos días, en un programa de la tele, daban las soluciones para ser feliz. No discuto las innumerables razones que los contertulios exponían para ser afortunado en calidad de vida. Recuerdo argumentos como la salud, el dinero, la educación, el amor, la suerte, el trabajo y tantas y tantas cosas más...
Para mi ser feliz no es cosa de tener siempre una sonrisa ni tampoco realizar grandes proezas. La cosa es mucho más sencilla y funciona aunque claro está, una carencia excesiva por necesidades de supervivencia nos la haga más complicada.
Ahora y desde hace ya un tiempo prudente, me puedo considerar una persona feliz.
El secreto de mi bienestar se debe a un simple motivo y consiste en que soy una persona agradable conmigo mismo y trato con los demás serlo. Disfruto de ese sentimiento que da mi corazón y casi siempre comunico. Intentar hacer las cosas con esa especie de amor y de tacto, es para mi la clave en alcanzar una calidad de vida aceptable. Nada más.


lunes, 19 de noviembre de 2012






Verdadero o falso


Los días caen como pensamientos llenos de reflejos. La verdad vive en nosotros, sin duda alguna ni tampoco falso reflejo...La razón se enturbia como velo de lágrimas que cubren la mirada y es entonces cuando estamos en la cuerda floja. Buscamos una respuesta y nos perdemos más y más. Ahondamos con el sentimiento y vemos esos cristales rotos como heridas que no tienen una cura. Una poesía se crea después de ver muchos días y muchas noches, de sentir la verdad y la mentira por empaparnos de vida. Quizás el dolor, con sus derivaciones y también la alegría con las propias, formen un cúmulo de vivencias que explotan como el espejo donde a veces nos vemos con distorsiones.


sábado, 17 de noviembre de 2012

Cosas cotidianas


Hoy he cocinado unos espaguetis para mañana. La radio local ( Radio Rute) emitía canciones que no eran para el olvido. Por eso mismo, mientras cocinaba, me acordaba de muchísimas cosas...
Mi imaginación a veces es desbordante y hay cosas que como estos espaguetis, me las invento para dales un toque especial. Escuchaba canciones de "Revolver", "The Beatles", "Los Ilegales",  "Merche", "Joaquín Sabina" y tantas más que solo oigo por la radio. Mi memoria estaba en pleno Flashback porque a cada canción le tengo un recuerdo especial que en ocasiones no me lleva a ninguna parte.
Saben ustedes que la imaginación va acompañada de múltiples imágenes y cuando se provoca al sentimiento músico-culinario, la creatividad se desborda. Nunca olvidé esos sentimientos especiales de canciones que tan solo las tengo a través de una radio y fíjense ustedes, en lo sabio que es el corazón cuando recoge en la música todas esas cosas que no nos llevan a ninguna parte en especial, tan solo, en la intimidad de lo cotidiano...
Por cierto, los espaguetis me salieron fabulosos...
Quedan ustedes invitados.





martes, 13 de noviembre de 2012






Detrás de las palabras



Detrás de las palabras es lo que siempre voy buscando. De un arranque nacen y nacen más y más palabras mas nunca llego al nacimiento de ellas. Ojalá en alguna ocasión perfecta como tu, prefiera tan solo quedarme con palabras para adornar tu hermoso cuello, ojos y labios, aunque solo sea por alagarte... Quizás, ahora que te hablo desde mi propio centro con palabras esculpidas, flotan pensamientos cuales serpentinas en el aire que van subiendo y bajando en una danza graciosa de filigranas; lanzándome al mismo centro de tu propio corazón....allá donde nacen tus palabras que se enredan como confeti multicolor en una noche de fiesta muy especial. Justo en este momento y en alguna parte desde donde quiera estés...




Por motivos


A veces cuando lloro (y lo suelo hacer con alguna frecuencia) me quedo como nuevo. No es por costumbre y tampoco pienso si esta bien o mal hacerlo, es solo necesidad de desalojar un dolor o algo que me emocione. A veces mis lloros no llegan a la mejilla y se evaporan en una mirada cristalina. Aun así, siempre he llorado solo o acompañado.
Cuando alguien llora estando yo delante, nunca lo interrumpo pues el desahogo más hermoso que puede tener un ser humano, es a través de las lágrimas...




jueves, 8 de noviembre de 2012

Sentimientos muy especiales


He pensado alguna vez
en la magia de sentirnos.
En esa maravilla de ver cosas
que no tienen explicación....

 Pero tu siempre me lo decías
y yo nunca acertaba.

Ignoro aun ese "Don"
de sentirse mutuamente
mas siempre me hacías ver
tantas y tantas cosas...

 Jamás te olvidaré.
Siempre me decías: te siento, te siento, te siento...




miércoles, 7 de noviembre de 2012










Sentir, sentirme, sentirte...


A las personas no nos gusta que el corazón se olvide de nosotros. Necesitamos sentir y contarnos cosas interesantes aunque carezcan de un valor especial.
Durante estos días parece que mi corazón se fue de vacaciones. Las horas pasaban llenas de hastío y no encontrara nada que me diera ese calor que casi nunca me abandona. Comprendo a la gente que se fuma sus porros  y toman las más variadas sustancias que ayudan a vivir...pero, eso no es vida. Sin embargo ese vacío existencial de donde acabo de salir, me hace ver la vida de una forma insulsa; viendo como pasa el tiempo sin nada especial que suceder.
Hoy por fin entro otra vez en la dinámica de mi vida normal. Pero me da pánico entrar en esa ausencia donde no le cojo el gusto a las cosas. Es increíble como sin saber a qué, lo más importante se pierde quizás por descuido a nuestra intimidad.

domingo, 4 de noviembre de 2012

El dolor de mi garganta.



Justo una noche de desasosiego y una tarde de lluvia. Mi pensamiento deshila un largo monólogo al compás de un jazz más intimista. Lo recuerdos aparecen como piezas que engarzan una larga cadena llena de recuerdos...De pronto me vuelvo más sensible y no quiero llorar. Trato de evitar este dolor en mi garganta y sólo se afloja humedeciendo mis ojos. A veces pienso que escribir directamente el dolor es algo imposible...

Muy de tarde en tarde
el corazón se me clava con dolor.
Un dolor en la garganta.
Un imposible de retener...
Una lágrima de desahogo...
Volver a empezar.