domingo, 1 de noviembre de 2015

La breve distancia de una lágrima



Dónde fué mi juventud
que de tanto buscar
se me pasó el tiempo,
siempre buscando a mi corazón.
Con fruto hallé mi camino y
muchas enseñanzas más.


Me ofrezco gratuitamente
a la palabra con experiencia y
con memoria cuentakilométrica.
...y mis lágrimas,
urgentes de sentir,
recorren centimetros...

Breve distancia
en resumir lo vivido.




2 comentarios:

Marina Fligueira dijo...

Un poema este que me encanta, amigo: con una buena pregunta... Si, adonde fue, que también yo me lo pregunto. Es bueno y sabio buscar en el corazón ese fruto de las cosas bien hechas y seguir el camino.

Un besazo.

maduixeta dijo...

Una breve distancia para una gran sensación.

una lluvia de besos